Bitácora judicial

Bukele promueve a exfuncionario de gestión Saca como ministro de Seguridad

Gustavo Villatoro. Foto/Presidencia de El Salvador

Por Karen Moreno

Por Karen Moreno

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Hasta la noche de este viernes 26 de marzo, Rogelio Rivas fue el ministro de Justicia y Seguridad Pública que dirigió, junto con otros miembros del gabinete de seguridad, el plan Control Territorial de la administración del presidente Nayib Bukele. Ese plan, secreto y confidencial para la población, ha sido la estrategia para lograr una reducción histórica de homicidios en el país, según la versión oficial —aunque expertos en seguridad aseguran que esa reducción puede tener otra explicación: una negociación del gobierno con pandillas, como la MS-13—. Independientemente de la razón, el hecho es que los datos revelan un desplome de la violencia homicida en el país y que eso no fue determinante para mantener en el cargo a Rivas. El mandatario, sin explicación, decidió removerlo y en su lugar promovió a Gustavo Villatoro, quien se desempeñaba como superintendente del Sistema Financiero (SSF) y quien en el gobierno del expresidente Elías Antonio Saca (condenado por corrupción) fungió como director de Aduanas.

Villatoro también fue jefe fiscal de la Unidad contra el Crimen Organizado de la Fiscalía General de la República (FGR), según el Portal de Transparencia. Su paso por la Fiscalía, en el periodo en que fueron desarticuladas las bandas de secuestro en el país, fue resaltado por el presidente Bukele durante la conferencia de prensa que ofreció para nombrarlo como el nuevo ministro de seguridad. 

“Su vocación es el combate a criminales”, aseguró Bukele, para justificar su decisión de promoverlo. El mandatario también dijo que este cambio obedece a la estrategia de seguridad que ahora debe enfocarse en resolver cada uno de los casos de homicidio que ocurren en el país. Antes, según mencionó el presidente, era imposible que la Policía y la Fiscalía lograran resolver todos los casos, por la gran cantidad de asesinatos por día que había. Asimismo, la estrategia de seguridad del nuevo ministro debe incluir la investigación eficaz de los casos de desaparición. 

“Las desapariciones también han estado bajando este año, comparado con el anterior, poco, pero han bajado. Y el anterior (también) comparado con el 2019 (...) De esa cantidad de personas desaparecidas, hay un porcentaje que se encuentran con vida, un porcentaje que es el 4 % de los que se reportan que se encuentran sin vida, y luego hay un porcentaje grande de un 40 % a 50 % que no se encuentran”, dijo Bukele.

Hace dos años, Villatoro fue candidato a fiscal general. Sus apuestas fueron disminuir las tasas de homicidios y extorsiones, según mencionó en una entrevista concedida al canal de la Asamblea Legislativa.

Con el nombramiento de Villatoro, el gabinete de seguridad pública queda en manos de personas vinculadas con el partido Gana o con el expresidente Elías Antonio Saca, que al final tiene relación porque ese partido fue impulsado por el exmandatario que está en prisión por corrupción y quien todavía enfrenta un proceso judicial por peculado y lavado dinero. En ese gabinete también está el director de la Policía, Mauricio Arriaza Chicas, quien ha sido denunciado por organizaciones de sociedad civil, como Cristosal, por tener compromisos con el partido Gana. En la dirección de Centros Penales está al frente Osiris Luna, quien tuvo que abandonar una diputación en el partido Gana para ser parte del gabinete de seguridad.

Esta no es la primera vez que el presidente de El Salvador hace cambios en su gabinete sin dar explicaciones. Una de esas ocasiones fue cuando removió a la ahora exministra de Salud, Ana Orellana, para entregarle ese cargo a Francisco Alabí. En el periodo de Bukele también hubo movimientos en el Ministerio de Hacienda y el Banco Central de Reserva (por renuncias de los funcionarios que estaban en esos puestos).

¿Qué pasará con Rogelio Rivas?

Después de haber sido removido del cargo, sin explicaciones públicas del presidente y tampoco detallar si fue nombrado en otro cargo, Rogelio Rivas se limitó a decir que seguirá “acompañando, desde donde Dios disponga, al pueblo salvadoreño”. En su cuenta de Twitter se agenció la reducción de homicidios y aseguró que “el trabajo realizado desde 2019 fue determinante en la reducción histórica de la criminalidad”.

El pasado 8 de marzo, el periódico digital El Faro reveló que Rivas evadió el pago de impuestos sobre la renta durante cinco años, lo que suma un total de $10,563.65 adeudados al Ministerio de Hacienda. El 4 de junio de 2020, en cadena nacional, Rivas informó que los feminicidios redujeron 61 %, desde que Bukele asumió la presidencia y que, por tanto, las mujeres están más. Esta revista verificó y encontró que estas declaraciones fueron engañosas.

Publicidad

Publicidad