El Comité de Desarrollo Campesino de Guatemala exige a las autoridades que encuentre a los responsables y les imponga una condena ejemplar.


Por GatoEncerrado

Los líderes indígenas Isidro Pérez, de 89 años, y Melecio Ramírez, de 70, fueron asesinados en horas de la mañana de este viernes 5 de julio, en la aldea Nuevo Edén del municipio de Livingston, en Guatemala. El crimen ocurrió mientras ambos acudían, junto con un grupo de indígenas y campesinos, a una acción pacífica para reclamar por el desalojo que sufrieron en una finca de la zona, según un comunicado del Comité de Desarrollo Campesino (CODECA).

En el camino, unos 15 hombres con armas de grueso calibre les salieron al paso y abrieron fuego. Pérez y Melecio fallecieron en el lugar, mientras que los demás campesinos lograron huir por una zona boscosa.

“Este hecho se suma a la represión que sectores del poder económico y crimen organizado, apoyados por las fuerzas represivas del Estado, mantienen en contra de nuestra organización en el intento de frenar el avance de las luchas permanentes por la defensa de los derechos humanos”, aseguró la organización.

CODECA también exigió a las autoridades que los responsables sean capturados y reciban una "condena ejemplar”.

“A pesar de la represión y criminalización, nuestras luchas continúan y se fortalecen. Urge construir un Estado Popular y Plurinacional que responda a las necesidades de todos los pueblos. El derecho a la tierra es un derecho fundamental”, se lee en el comunicado de la organización.

El titular de la Procuraduría de Derechos Humanos, Jodrán Rodas, se sumó a la denuncia y también exigió a las autoridades que investiguen y encuentren a los responsables. Asimismo, solicitó que las autoridades realicen “acciones de prevención” ante la “criminalización y los constantes hechos de violencia contra defensores del medioambiente, la tierra y el territorio”.

CODECA

El Comité de Desarrollo Campesino CODECA nació en 1992, con el objetivo de luchar por el derecho al acceso a la tierra. Actualmente exige la nacionalización de la energía y lucha en defensa del territorio indígena. En 2016, comenzó con el trabajo de formar un partido de izquierda, cuando asumió el cargo el actual presidente, Jimmy Morales, a quien ha denunciado y solicitado la renuncia desde su asunción al poder.

Del Comité, que ha denunciado el asesinato de más de una decena de sus integrantes el año pasado, surgió el partido Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP).

Ese partido participó el pasado 16 de junio, por primera vez, en elecciones presidenciales. Su candidata fue Thelma Cabrera, una líder indígena y defensora de los derechos humanos. Cabrera quedó en cuarto lugar en las elecciones presidenciales.

Comenta