Este es un resumen de lo que Nayib Bukele dijo en su primer discurso presidencial.


Por Ezequiel Barrera

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, dijo en su primer discurso que a los salvadoreños les tocará probar "medicina amarga", sin especificar a qué se refiere exactamente, para reponerse de la corrupción y administración de las presidencias anteriores.

También dijo, luego de ser juramentado como presidente constitucional de El Salvador, que la responsabilidad de cambiar las cosas en el país es de todos los salvadoreños. "Las responsabilidades individuales se hacen responsabilidad colectiva".

Al finalizar su discurso invitó a todos los que estaban presentes en la plaza Gerardo Barrios del centro de San Salvador, a repetir una juramentación de compromiso para cambiar el país.

"Juramos trabajar todos para sacar a nuestro país adelante. Juramos defender lo conquistado el 3 de febrero. Juramos que cambiaremos nuestro país contra todo obstáculo, contra todo enemigo, contra toda barrera, contra todo muro. Nadie se interpondrá entre Dios y su pueblo para poder cambiar a El Salvador", rezaba la juramentación.

Entre otras de las cosas que dijo en el discurso está que su gabinete será paritario. Es decir, tendrá igual número de mujeres y hombres en los puestos claves. Aunque aclaró que fueron elegidos no solamente por su género, sino por su capacidad.

También hizo referencia a que los megaproyectos que prometió en campaña van a ejecutarse en los cinco años de la presidencia. Algunos de esos son un aeropuerto en el oriente del país, un tren que pase por todo la zona costera y "Surf city".

GatoEncerrado publicó, en marzo de este año, que algunos expertos en economía y medio ambiente ven con preocupación la construcción de grandes proyectos en la zona del corredor seco del país, donde en vez de concreto se necesita una intervención urgente para enfrentar los efectos del cambio climático y buscar formas de cuidar el agua que aún queda.

Parte de su discurso lo compartió en lenguaje de señas y después dijo que ese era un mensaje de que su gobierno será inclusivo.

Comenta