El procurador de Derechos Humanos considera que el rechazo a la creación de una Comisión Internacional Contra la Corrupción y la Impunidad (CICI) en El Salvador, obedece a que partidos políticos buscan polarizar y desacreditar al adversario político con ventajas electorales. FMLN y Arena lo niegan.


Por Mario Beltrán y Marvin Díaz

En El Salvador, el debate sobre la posible creación de una Comisión Internacional Contra la Corrupción y la Impunidad (CICI) tal y como se hiciera en Guatemala, ha ganado notoriedad sobre todo al interior de los dos principales partidos políticos salvadoreños. El FMLN y Arena, han expresado sus opiniones en torno a esta comisión que de aprobarse, podría poner al descubierto los más grandes casos de corrupción e impunidad que rodean de lejos o de cerca, a miembros de estos partidos políticos.

Ante ello, el procurador para la defensa de los Derechos Humanos, David Morales, dio sus valoraciones sobre la posible creación de una CICIES, y lamentó que gran parte del fracaso de la discusión entre los partidos políticos para tal iniciativa, obedece al tratamiento polarizado y a la intensión de desacreditar al adversario con la que los partidos políticos buscaban influir en la creación de esta comisión.

Morales además pidió a la Asamblea Legislativa, no temer a este tipo de comisiones extrajudiciales cuya razón de ser es investigar los actos de impunidad y corrupción que hay en El Salvador. De hecho el procurador expresó que el país ya ha tenido comisiones de este tipo como la Comisión de la Verdad, y que a su juicio, los resultados fueron determinantes para la justicia posguerra.

“Muchos de los que hablaron a favor de la creación de una CICIES lo dijeron por desacreditar al gobierno o a sus adversarios políticos, y la respuesta fue totalmente a la defensiva, rechazando la idea. Me parece que ninguna de las dos posiciones polarizadas era objetiva. La creación de una comisión así debe ser fruto de un consenso político como ocurrió cuando tuvimos los Acuerdos de Paz, y hubo consenso político para crear la Comisión de la Verdad que fue también una comisión extrajudicial de investigación. Yo creo que no debemos temer a este tipo de comisiones en el estándar internacional, si se siguen las reglas internacionales de Naciones Unidas, no afectan la institucionalidad, sino que son comisiones que reciben evidencia porque tienen credibilidad, y que luego la presentan al sistema de Justicia” manifestó Morales.

No obstante, el diputado del partido Arena, René Portillo Cuadra, no comparte las declaraciones del procurador de Derechos Humanos, y afirma que incluso está falto de información al dar sus valoraciones de manera subjetiva. “Este no es un tema interpartidario o politizado, es un tema de institucionalidad democrática. En la medida que como país seamos capaces de combatir la corrupción y la impunidad, en esa misma medida seremos capaces de vencer la pobreza, la violencia, y los obstáculos. Por lo tanto me parece que las declaraciones del procurador son subjetivas; él tiene derecho a pensar lo que quiera, pero no por ser procurador tiene la razón. Esa es la lectura que él hace de la CICIES”.

Portillo Cuadra además asegura que como partido Arena, no le temen a una comisión que investigue la corrupción y la impunidad, aunque se mostró inconforme cuando supo que el procurador Morales opinaba que las violaciones a los derechos humanos durante la guerra civil, y el caso del expresidente Francisco Flores, deberían ser temas de prioridad de la comisión anticorrupción.  “Nosotros lo que hemos dicho es que no hay que tenerle miedo a la investigación. Y qué curioso que el procurador que es quien está llamado por ley a investigar los actos de corrupción del Estado, tenga esa lectura tan errónea de lo que podría ser la CICIES”.

Y agrega “Ni ha nacido la CICIES, y ya está diciendo el procurador qué casos se deben investigar. A eso se le llama en buen salvadoreño <poner la carreta delante de los bueyes>. Aún no existe la instancia, y ya está diciendo los actos que debe investigar. Ese tipo de declaraciones son las que realmente riñen contra una política de Estado en contra de la corrupción y la impunidad” dijo el diputado tricolor.

Similar planteamiento muestra el partido FMLN. De acuerdo a la diputada Jackeline Rivera, antes de pensar en permitir una CICIES, el país debe pensar en fortalecer las instituciones encargadas de perseguir la corrupción y la impunidad. “El FMLN no ha justificado sus argumentos en la polarización de la CICIES. Nosotros consideramos que el país tiene institucionalidad, y no debe seguir siendo tapadera de la impunidad. A lo que le apuesta el FMLN es a fortalecer la institucionalidad. Es preferible que se fortalezca el Órgano Judicial depurando de jueces corruptos, que se fortalezca la Fiscalía depurando de fiscales corruptos, que puede ser una institucionalidad que funcione de manera permanente, y no que dependamos de instituciones que solo vienen temporalmente, y que se ha demostrado según la experiencia de Guatemala, que no ha mejorado la institucionalidad del país, que es lo que debe promoverse”.

Según la parlamentaria, la corrupción e impunidad no son coyunturales, por lo que la institucionalidad debe ser fortalecida permanentemente, y no se debe someter al país a depender de una comisión que investiga de manera temporal.

Por otro lado, el diputado del PCN, Mario Ponce, opina que como partido están a favor de una CICIES, aunque reconoce que no depende directamente de su fracción legislativa, sino de los “dos grandes partidos”.

“Yo no le veo mayor problema. Es cuestión de voluntad política. Si hay voluntad política de todos los partidos, y la Presidencia de la República, no veo problema. Aquí no hay nada que esconder. Como PCN no vemos ningún problema porque nosotros no incidimos en eso. Al final la incidencia la tienen el FMLN y el partido Arena con35 y 31 diputados. Nosotros con seis diputados no nos queda más que unirnos. No tenemos la fuerza para modificar una iniciativa, y que tenga el respaldo de todos” dijo el diputado del PCN.

A diferencia de sus homólogos del FMLN y Arena, Mario Ponce sí comparte las declaraciones del procurador Morales, y lamenta el clima de polarización política que vive El Salvador. “En río revuelto, ganancia de pescadores. Siempre se politiza, para ir viendo los eventos electorales del futuro. En ese sentido comparto el criterio del procurador. Lastimosamente vivimos en un ambiente político polarizado”.

El procurador Morales es del pensar que los graves crímenes contra la humanidad perpetrada durante la guerra civil salvadoreña, las masacres, desapariciones forzadas de personas, las desapariciones de niños, siguen impunes por falta de voluntad de la Fiscalía General de la República (FGR), y de los titulares de estas instituciones que conocen los casos.

Observa además deficiencias de los procesos de graves delitos penales de corrupción. “El caso del expresidente Flores en donde la autoridad fiscal se ha negado a investigar seriamente el delito de lavado de dinero, son ejemplos de estas malas prácticas que generan impunidad, por lo que consideraría que esos son los ámbitos primordiales donde una comisión extrajudicial podría iniciar a funcionar” dijo Morales.

El titular de Derechos Humanos recomendó a su juicio, que quienes conformen una comisión de este tipo en El Salvador, deben tener ciertas características. “No existe una fórmula. Pienso que las características de las personas que conforman este tipo de comisiones deben ser similares a las características ideales que debe tener un juez como honorabilidad, independencia, trayectoria personal en temas de Derechos Humanos”.

A las puertas o no de una Comisión Internacional Contra la Corrupción y la Impunidad en El Salvador, lo cierto es que este país centroamericano figura entre uno de los países con más corrupción en el mundo, de acuerdo a…

Asimismo, en el país se debate desde la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, la legalidad o no de la Ley de Amnistía que protege a quienes perpetraron crímenes contra los derechos humanos de la población, y a quienes la justicia misma ha protegido por más de 20 años, con una capa de impunidad y olvido.


Comenta