Inteligencia policial tiene conocimiento de que recientemente los cabecillas de pandillas han ordenado más homicidios en contra de policías y sus familiares, por lo que uno de los proyectos ante estas amenazas es que se construyan Ciudades Policías, y así evitar que la historia de 2015 se repita, cuando asesinaron a 61 policías.


Por GatoEncerrado

Emelina Zavala fue asesinada en el interior de su vivienda por el simple hecho de ser la esposa de un empleado administrativo de la Policía Nacional Civil (PNC) de El Salvador, según confirmaron las autoridades. La tarde del 8 de enero, la señora Zavala se encontraba barriendo en la sala de su casa, ubicada en el cantón Joya Grande del municipio de Santiago Texacuangos al sur de San Salvador, cuando al menos cuatro supuestos pandilleros se acercaron a la puerta principal, que estaba abierta, y sacaron un arma calibre .9 milímetros para dispararon en varias ocasiones. El cuerpo de Zavala cayó al suelo de su casa, mientras sus atacantes huían.

El homicidio de Zavala fue el quinto en contra de familiares de policías en lo que va del recién iniciado 2016. Antes de ella, supuestos pandilleros asesinaron a un sobrino, dos padres y una madre de diferentes policías; después de ella, asesinaron a dos familiares más de otros policías. En total, hasta los primeros quince días de enero, supuestos pandilleros asesinaron a siete familiares de policías.

A esto hay que sumar que durante el año 2015 fueron asesinados 61 policías, 17 de ellos fallecieron en el cumplimiento del deber y el resto mientras se encontraban de licencia y desprevenidos. El año pasado también fueron asesinados dos familiares de policías, por el simple hecho de tener parentesco con miembros de la institución.

Inteligencia policial sabe, además, que en el año 2015 los cabecillas de la pandilla '18 revolucionarios' ordenaron estos homicidios en contra de policías, y también sabe que recientemente los cabecillas de la Mara Salvatrucha (MS) recluidos en centros penales se reunieron y ordenaron a los pandilleros en libertad a que además de asesinar policías en 2016 también asesinen familiares de policías, y extiendan sus ataques a otros funcionarios públicos.

Esta realidad llevó a los altos mandos de la Policía a discutir cuáles podrían ser las medidas a tomar con urgencia. Una de esas es que han solicitado patrullajes constantes por las casas de los policías y custodiar a cada policía cuando sale de licencia. Otro de los proyectos que se gestaron fue el de la construcción de 'Ciudades Policías'. El director de la Policía, Mauricio Ramírez Landaverde, anunció que la institución planea iniciar este año la construcción de complejos habitacionales para que vivan los policías y sus familias.

“Hemos estado estudiando desde el año pasado un proyecto de construcción de complejos habitacionales que serán destinados exclusivamente al personal de la Policía con el propósito de resguardar sus vidas y la de sus familiares ante la amenaza que hemos tenido desde 2015 y que aún tenemos”, dijo Ramírez.

La idea de la Policía es que los agentes, además de tener la oportunidad de acceder a comprar sus propias viviendas, vivan en un perímetro vigilado y con garantía de seguridad.

El director agregó que este proyecto está siendo discutido con el Fondo Social para la Vivienda (FSV), donde la Policía ha planteado que el Fondo podría facilitar créditos para la adquisición de estas casas. El proyecto, también, ha sido discutido con el patronato de amigos solidarios de la institución, quienes han ayudado en el diseño de los proyectos habitacionales.

“El patronato de amigos solidarios de la Policía, que es una asociación ciudadana que fue constituida el año pasado para ayuda a la Policía en todos estos tipos de proyectos, nos ha ayudado en el diseño, además hemos estudiado este proyecto con algunas empresas constructuras porque estamos viendo la posibilidad de que algunos proyectos puedan iniciarse este año ”, dijo el director.

Ramírez explicó que este año podrían construirse las primeras Ciudades Policías, pero que el proyecto es a largo plazo porque garantizar viviendas para todo el personal de la institución es complejo ya que los empleados de la Policía son más de 28,000 personas.

Comenta