Diversas comunidades del municipio de Tecoluca, San Vicente, son afectadas por la utilización de productos agroquímicos esparcidos por avionetas en los cultivos de caña de azúcar; esto genera que muchos pobladores estén siendo detectados con insuficiencia renal. También el cultivo indiscriminado de caña afecta al medio ambiente y la diversidad biológica.


Por Marvin Díaz

En los últimos años El Salvador se ha considerado uno de los países con más productividad en el rubro de caña de azúcar, industria en la cual alrededor de seis empresas azucareras explotan la mayor parte de las tierras para producir esta dulce sustancia.

Eran casi las seis de la mañana en el departamento de San Salvador cuando inició nuestro viaje. Nuestro destino eran varias comunidades, cantones y caseríos del municipio de Tecoluca, San Vicente, en donde pobladores sufren los estragos de los productos agroquímicos que son esparcidos por avionetas en los cultivos de caña de azúcar.

Llegamos al Movimiento Popular de Agricultura Orgánica (Mopao) el cual aglutina a 15 organizaciones de pequeños agricultores que trabajan bajo el método de la agricultura orgánica. Nos dirigimos hacia el cantón La Anona del municipio de Tecoluca, San Vicente; la calle de acceso hacia este lugar era reducida, solamente tenía un carril en donde los vehículos podían transitar. El alto nivel de polvo era notable en todo el recorrido, a mi izquierda notaba que la mayor parte de cultivo era siembra de caña, de igual forma a la derecha del camino no había más que ver que solo siembra de caña. Tras 15 minutos de recorrido llegamos al lugar, una pequeña comunidad que cuenta con 90 familias, sus casas construidas con material de adobe; una iglesia católica y un centro escolar.

“La agricultura orgánica es aquella producción racional de los recursos naturales sin la utilización de métodos químicos; esto genera alimentos sanos y abundantes, y contribuye a la fertilidad del suelo y la diversidad biológica” 

Ernesto Isaías Granado, un hombre sencillo, de piel morena y baja estatura, nos saludó al momento de nuestra llegada. Ernesto es el presidente comunal del cantón La Aanona; él y otros habitantes están preocupados por los efectos que conlleva la fumigación de agroquímicos en las plantaciones de caña de azúcar.

Ernesto nos lleva a la vivienda de Alberto Clímaco, un agricultor que reciente los estragos de la contaminación de agroquímicos en ese lugar. Don Alberto hace mención acerca de la problemática que el cantón están viviendo. “Aquí es bien palpable lo que sufrimos; mire cuando el avión anda regando el veneno, todo eso caen en las casa y contamina los pozo del agua; las frutas y los niños son más afectado” lamentó don Alberto.

Pobladores de todas las edades además presentan distintas enfermedades, presuntamente causadas por el riego de agroquímicos en los cañares asegura don Alberto. “Hace un año se murió don Fidencio Quintero por insuficiencia renal, varios niños solo andan con gripe, fiebre y hay una mala atención de salud”.

 El presidente comunal mencionó que como pobladores no tienen la solvencia económica para poder hacerse chequeos médicos en las Unidades de Salud “uno de pobre no tiene para hacerse chequeos médicos y cuando uno viene a sentir, cae y cuando lo vienen a detectar, la enfermedad la tiene desarrollada”

Los habitantes de estas comunidades solicitan a las autoridades correspondientes a que hagan esfuerzos para detener o se utilicen otros métodos para la riega de cañas, sin afectar la salud, las cosechas y el medio ambiente.

Según Romeo García, director de la Unidad de Salud familiar "monseñor Romero", los casos de insuficiencia renal han aumentado considerablemente en las comunidades del Bajo Lempa. “Los pacientes detectados con insuficiencia renal en su mayoría son agricultores que regaban agrotóxicos, y esto potenciaba mas el daño en los riñones”.

Una de las enfermedades que con mayor frecuencia atiende la Unidad de Salud son las de vías espiratorias . “Las enfermedades que actualmente prevalecen son infecciones de vía respiratorias que también se asocia a la quema de cañares y a la fumigación de las avionetas. Otras son las enfermedades diarreicas, la dermatosis que son problemas en la piel y la insuficiencia renal que es lo más común”. Tecoluca no es la única ciudad con este mal. San Luis Talpa en La Paz, reportó al menos 58 muertes por insuficiencia renal.

Arnoldo García, coordinador de Mopao, mencionó que las autoridades del gobierno ya son conocedores de los problemas que enfrentan como agricultores a raíz de uso inadecuado de la siembra de caña pero no existen acciones concretas para erradicar la problemática.

“Sí las instituciones del gobierno no interactúan y logran sus políticas del país, bien difícil va hacer el actuar sobre los acontecimientos relacionados al tema de los agrotóxicos” mencionó García.

El pasado 11 de junio los legisladores de la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático de la Asamblea Legislativa, tuvieron una discusión en relación a una Pieza de Correspondencia que data de 1999 la cual se refiere a la regulación de la fumigación aérea.

Durante la reunión, los diputados se mostraron consientes de los graves problemas que ocasiona la utilización de agroquímicos en los cultivos, según lo dijo Francis Zablah del partido Gana. “El Salvador gasta $10 millones al año en la compra de agroquímicos y las autoridades sanitarias vinculan el uso de estos agroquímico en la agricultura local con la insuficiencia renal crónica”

En tanto el diputado del partido Arena Jonh Wrigth, mencionó que el tema de la fumigación aérea es un tema que ya está regulado por la ley. “Estoy seguro que cuando llegue el momento (el tema del uso de agroquímicos) lo vamos a tocar”. Al final la pieza fue enviada a archivo con los votos de los partidos Arena Y PDC.

Los alcances que ha obtenido el rubro azucarero en la economía nacional es la creación de 47,968 empleos directos beneficiando a 4,500 personas; contribuye al 2.8% de producto interno bruto (PBI) Y 5.83% al producto interno bruto agropecuario; genera el 4% de las exportaciones, esto según investigaciones de la Universidad de El Salvador.

A raíz de los resultados se puede pensar que todo marcha bien ya que el rubro azucarero es uno de los motores más fuertes que genera beneficios en materia de empleo y economía en el país. Por otro lado, el uso inadecuado de la tierra y de la siembra de caña de azúcar, el medio ambiente de la zona sufre serias consecuencias sobre todo en afectando a otros cultivos.

Luis Erazo, miembro de la Asociación CORDES, manifiesta que los cultivos de caña de azúcar impactan negativamente en la vida de los pobladores y del medio ambiente. “Existen cinco principales problemas a raíz del cultivo indiscriminado de la caña de azúcar: el uso excesivo del agua en la plantaciones de los cañares, la contaminación por agro tóxicos, la quema de caña de azúcar, la deforestación, la contaminación del suelo y del agua”.

A estos problemas se le suma la no producción de otras cosechas como el maíz, el frijol, el marañón, el pipián entre otros ya que algunos agricultores alquilan o vende sus terrenos a productores de caña de azúcar y las pocas siembras que son cosechadas, están siendo contaminados por los agroquímicos que son utilizados en las plantaciones de caña de azúcar.

Según informes de Mopao, existen 7,094.5 manzanas de tierras en diversos municipios del departamento de San Vicente utilizadas para la siembra de caña de azúcar. Estas manzanas son compradas o alquiladas por productores y empresas que son comandas por los grandes ingenios azucareros del país.

El excesivo territorio utilizado para la siembra de caña lleva que otras habitas ecológicas como ríos y manglares sean destruidos por la expansión de estos cultivos. También se han reducidos los caminos que llevan a diversas comunidades y cantones de diferentes municipios de san Vicente.

El Salvador cuenta con seis grandes ingenios que se dedican al cultivo de caña de azúcar los cuales son: Ingenio La Cabaña, El Ángel, Jiboa, Chaparrastique, La Magdalena y Central de Izalco. Ingenio Jiboa es el que controla toda el área del departamento de San Vicente.

Según estudios realizados por organizaciones medioambientales aseguran que no solamente la zona oriental es afectada por la utilización de agroquímicos en la siembra de caña de azúcar sino que también en otros puntos de país en donde se cultiva estos productos.

Nadie niega los beneficios de la caña de azúcar y sus derivados, empero las comunidades solicitan al gobierno tomar cartas en el asunto, con respecto al riego indiscriminado de agrotóxicos desde avionetas, y políticas que regulen la siembra y uso de suelo de cañares, a través de la agroecología.

Comenta