Los operativos se realizaron en los municipios de Perquín y Arambala, en el departamento de Morazán. También en Acajutla, Sonsonate. En los procedimientos capturaron a una persona. El precio por metro cuadrado de una de las especies decomisadas se calcula en 7 mil 500 dólares.


Por Carolina Amaya

Una serie de operativos realizados por la Fiscalía General de la República (FGR) y la Policía Nacional Civil (PNC), en distintos aserraderos del país, dio como resultado la detención de José Alcides Nolasco Díaz, de 38 años, por el delito de depredación de flora protegida. Además, las autoridades reportaron el decomiso de madera en tres negocios: dos ubicados en Morazán y uno en Sonsonate.

Nolasco Díaz fue detenido con una gran cantidad de robles y cedros en el cantón La Tejera, municipio de Arambala. La fiscalía dijo a GatoEncerrado que aún se encuentra contabilizando lo decomisado.

José Alcides Nolasco Díaz, detenido por el delito de depredación de flora protegida.

Esta revista hizo un recorrido por esa zona, el fin de semana pasado, y constató la constante actividad de tala. Algunos lugareños aseguraron que esa tala sirve para el tráfico ilegal de madera que se mueve en la región.

Entre las especies decomisadas por la fiscalía hay: Cedro, ciprés, laurel y pino-roble. La mayoría son parte del último Listado Oficial de Especies Amenazadas y en Peligro de Extinción del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales. La comercialización nacional e internacional está prohibida.

Hasta este viernes, por la tarde, la fiscalía informó que lo registrado eran 16.38 metros cuadrados de madera. Pero el registro continúa y la cantidad aumentará.

Esta semana, biólogos lanzaron una iniciativa ciudadana denominada S.O.S Río Sapo, que busca proteger el área. Los biólogos que conforman este esfuerzo han denunciado constantemente la tala, que muchas veces cuenta con permisos del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG). 

Río Sapo no es parte del sistema nacional de áreas protegidas y el control de actividades, tanto de aprovechamiento de fauna y flora, es casi nulo.

En Acajutla, las autoridades informaron que decomisaron 319 trozas de madera de la especie Dalberguia, que estaban listas para exportarse a China. Según los investigadores, el metro cuadrado de esta madera tiene un valor de hasta 7 mil 500 dólares.

Generalmente, la madera decomisada en estos operativos queda en resguardo en el MAG.


NOTA RELACIONADA: Nuevo registro de Puma revela vulnerabilidad de la especie en el área

Comenta