GatoEncerrado revisó lo que las fórmulas presidenciales han prometido a las mujeres y las comparó. Luego buscó a mujeres organizadas para conocer su análisis sobre esas promesas. De ese ejercicio periodístico resultaron algunas conclusiones: el FMLN propone cosas que ya prometió y que no cumplió o profundizó en los dos gobiernos anteriores; Arena se mantiene conservadora en temas como aborto, derechos sexuales y reproductivos y educación sexual; y Gana, aunque incluyó en su plan las exigencias de las mujeres organizadas, todavía tiene que demostrar que no lo hizo solo para ganar el voto de las mujeres.


Por Clanci Rosa

Los candidatos presidenciales de los partidos Arena, FMLN y Gana han asegurado, en distintas ocasiones, que sus planes de gobierno incluyen propuestas para resolver la desigualdad y violencia que enfrentan las mujeres en El Salvador. Los candidatos saben que hablar de las mujeres en campaña electoral «es políticamente correcto», según le dijo a GatoEncerrado la feminista Morena Herrera, y que la población femenina salvadoreña representa el 53.33% de la población votante, según datos del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

El primer candidato en presentar su plan de gobierno fue Hugo Martínez del FMLN, el 20 de noviembre de 2018. Lo tituló: «Por un país mejor». Ese plan contiene «seis prioridades», que son: trabajo, educación, salud, seguridad, salvadoreños en el exterior y medio ambiente. Además tiene 10 ejes de trabajo, en los que incluye mujeres y juventud. 

El segundo en presentar su plan de gobierno, fue Nayib Bukele de Gana, el 14 de enero. Su plan fue bautizado como “plan Cuscatlán”. En el plan se plantea la designación de equipos de trabajo en rubros como bienestar social, seguridad, migración y trabajo, relaciones internacionales, industria producción y tecnología, economía, beneficios sociales y finanzas, fomento y obras públicas y desarrollo territorial.  En el equipo de bienestar social es donde se encuentra el eje de propuestas para mujeres

El último candidato en presentar su plan fue Carlos Calleja, de Arena y los partidos de derecha que lo respaldan, el 23 de enero. Ese plan fue titulado «Nueva visión de país». El plan fue estructurado en «12 principios rectores para un mejor gobierno y sus apuestas programáticas»: economía audaz, educación integral para el desarrollo, seguridad ciudadana, deporte y cultura, salud para todos, medio ambiente, infraestructura, política exterior, migración y diáspora. Tras un análisis de esta revista, se puede afirmar que en este plan no hay ningún principio que aborde específicamente las propuestas para mujeres. 

Luego de revisar las tres plataformas, GatoEncerrado buscó a representantes de las mujeres organizadas para conocer su sobre las promesas de campaña. Una de ellas es Keyla Cáceres, quien es parte de la organización por la Despenalización del Aborto. Esa organización participó, junto a otras 50 organizaciones de mujeres, en la elaboración de la plataforma «Nada sobre nosotras, sin nosotras», en la que hacen 10 exigencias al Estado y a sus instituciones, para mejorar la condición de vida de las salvadoreñas.

Un FMLN con propuestas refritas 

Para la feminista y representante de la organización por la despenalización del aborto, Keyla Cáceres,  las propuestas del FMLN no profundizan en la desigualdad y violencia que enfrentan las mujeres, sino que responden a lo «políticamente correcto», pero adquirir  compromisos serios.

 «Las propuestas que presenta el FMLN para las mujeres son sencillamente un refrito de los dos gobiernos del Frente, no hacen un estudio de las necesidades básicas de las mujeres, niñas, adolescentes y jóvenes en el país», dijo Cáceres a GatoEncerrado.

Para Cáceres, la idea de expandir Ciudad Mujer, que está entre las promesas, «es algo incierto». Esto porque actualmente no tiene un monto especial asignado en el presupuesto general de la nación y tampoco está considerado un monto en las promesas de campaña. Su funcionamiento es gracias a la cooperación internacional.

“Cuando la cooperación ya no le apueste a Ciudad Mujer, ¿Qué pasará con el proyecto?», cuestionó Cáceres.

La activista también lamentó que el partido de Gobierno no haya incorporado en su plan de gobierno las demandas presentadas en la plataforma “Nada sobre nosotras, sin nosotras”. Esa plataforma, incluso, fue entregada a Hugo Martínez y a su compañera de fórmula Karina Sosa, por la Colectiva Feminista y otras organizaciones territoriales de mujeres.

“A pesar de  recibir las propuestas, el FMLN no las incorporó. No se enfocan en ir solucionando los problemas estructurales que permiten la desigualdad de género. Son asistencialistas, son propuestas que se hacen solo porque está bien hablar de mujeres en esta nueva etapa del siglo XXI” dijo Cáceres.

«Confiar en Gana no, exigir sí»

En cuanto a las propuestas del partido Gana, que sí retoma las demandas de la plataforma «Nada sobre nosotras, sin nosotras», Cáceres comentó que «las mujeres no pueden confiar ciegamente en un partido político (como Gana) o institución del Estado, sino que deben fortalecer la capacidad del movimiento feminista para exigir, controlar y vigilar» las acciones de los funcionarios públicos.

“No se trata  únicamente de recibir y retomar una propuesta. Lo importante es ejecutar y esto no llega por arte de magia o porque los que están en el gabinete creen en las necesidades de las mujeres. Debemos exigir y luchar. Tenemos claro de que si Gana llega a la presidencia, ahí tendrá al movimiento feminista exigiendo el cumplimiento de estas propuestas”, expresó. 

Fidelidad a viejas ideas conservadoras

El partido Arena únicamente hace dos propuestas para las mujeres en el tema de salud e incluye la participación en deporte, pero no ha designado un eje específico para las mujeres. De acuerdo con Cáceres, esto se debe a la falta de interés de este partido por este sector de la población.  

 “Arena y todos los partidos que integran la Alianza por un Nuevo País, son conservadores y tenemos claro que (las mujeres) no somos prioridad. Hemos visto cómo a partir de la demanda del movimiento feminista han tenido que contestar si están a favor de la reforma al artículo 133 del Código Penal por la salud y vida de las mujeres, si no estuviéramos siempre en el silencio de la actual penalización absoluta del aborto” señaló.

Cáceres también dijo que Arena y los partidos de la Alianza «son fieles a costumbres retrogradas» y que a las únicas mujeres que defienden son las que cuidan sus intereses económicos.

“Personalmente esperaba una apertura más fuerte de Carmen Aída Lazo (la compañera de fórmula del candidato Carlos Calleja). Me parece que tiene claridad que se puede solventar si se le apuesta al desarrollo integral de las mujeres, pero vuelvo a repetir: ella puede ser muy progresista, sin embargo representa a institutos políticos conservadores”, afirmó.

Paridad en gabinetes 

Tanto el partido Arena como el  FMLN hablan, en sus planes de gobierno, sobre paridad en sus gabinetes. Es decir, que los gabinetes de gobierno sean conformados por un 50% de mujeres. No obstante, para Cáceres esto no significa abrir paso a las mujeres para que estén en puestos donde se toman decisiones. La feminista dice que la paridad, en algunas ocasiones, ha servido para «callar al movimiento social de mujeres» que exigen más mujeres tomando decisiones en el país.

“Si decimos que hoy, por la demanda social, se plantean el 50% (de puestos estratégicos) para las mujeres, ¿por qué no se plantearon la idea de una candidata a presidenta? Porque dentro de su imaginario, las mujeres no somos consideras ciudadanas con todos sus derechos civiles y políticos, sino que seguimos siendo ciudadana de segunda categoría, solo para acciones en concreto», explicó.

Sin explicaciones sobre el financiamiento

Ninguno de los partidos explica en sus planes de gobierno de dónde sacará los fondos para cumplir con sus propuestas. Cáceres dice que esto responde a la falta de seriedad y compromiso con el tema, que tienen los candidatos.

“Volvemos a lo mismo, es políticamente correcto hablar de las mujeres. Gana retoma la plataforma de mujeres por salir del compromiso, no dimensionan todo lo que significa la realidad de las mujeres”, aseguró la feminista.

 Asimismo, considera que el FMLN le apuesta a Ciudad Mujer porque es lo que va a vender a la cooperación internacional y que Arena no le apuesta a las mujeres. «Es que las mujeres, para esos partidos, no somos parte de la población prioritaria, siempre serán prioritarios otros sectores, menos las mujeres», aseguró.

Cáceres, en representación de feministas salvadoreñas, agregó que la sociedad ha cambiado respecto a las problemáticas de las mujeres, niñas y adolescentes. Eso cambio empujó a los partidos para que modifiquen ciertos discursos, hablen sobre el aborto y obligó a dos fórmulas presidenciales a elegir estratégicamente a una mujer para vicepresidenta.

«Esto no significa que los partidos cambien estructuralmente. Se mantienen conservadores, fundamentalistas y muchas personas que integran los puestos de toma de decisión interna de los partidos son machistas, misóginos y violentos con las mujeres», concluyó.


Comenta