#OjoDeGato

En El Salvador siempre es temporada de pupusas y elecciones. Jamás nos aburriremos de las primeras, en todas sus especialidades. Pero de la segunda... ¡ya nos empachamos! Nos aburrimos de que los políticos, a quienes tenemos que elegir cada tres y cinco años, nos mientan, nos engañen, nos digan cosas que no se pueden verificar o que simplemente nos prometan cosas que jamás cumplirán, con tal de ganarse nuestros votos para luego, en muchos casos, enriquecerse con el dinero que sale de nuestros bolsillos en forma de impuestos.

Hartos de eso, los periodistas de GatoEncerrado experimentamos la necesidad de hacer algo al respecto. Fue algo que no nos dejaba dormir por las noches, era un fuego interior que nos impulsaba a crear el proyecto de fact-checking (verificación de hechos o discurso público) que hoy les presentamos. Lo hemos nombrado #OjoDeGato.

Lo que pretendemos con #OjoDeGato es ir a la cacería de políticos, con la ayuda de todos los que quieran hacerlo. Nuestro objetivo es intentar aportar a la democracia de nuestro país al destapar las mentiras de nuestros funcionarios públicos, revelar lo engañosos que pueden ser, señalar las cosas que no se pueden verificar o demostrar que nunca cumplieron lo que prometieron.

Eso lo haremos a través de un método periodístico y la rigurosidad que caracteriza a GatoEncerrado. No se trata de una cacería de brujas, porque ese tipo de cacerías se hacen sin argumentos y por fanatismos. Lo nuestro será responsable, con base a datos estadísticos, reporteo de calle, historias, contraste de fuentes y documentos.

Razones para unirse

Los periodistas de GatoEncerrado necesitamos la ayuda de todos los que quieran y puedan ayudar a cazar políticos. No podemos hacerlo solos. Hay varias razones para que ustedes se unan a la cacería.

La primera es porque con el dinero de los impuestos, que todos les pagamos, los funcionarios públicos reciben su sueldo, compran vehículos (algunas veces de lujo), se pagan la gasolina (no importa cuán cara esté), pagan viajes (hay evidencia de que algunos van a Disneyland o al mundial de fútbol), viáticos y teléfonos. Esos lujos que ellos se dan con nuestro dinero, no se lo pueden dar los salvadoreños que ganan $ 300, que es el salario mínimo en el país. 

Otra de las razones es porque por cada voto válido que le damos al candidato o a la bandera de cualquier partido, el Estado les desembolsa millones de dólares. Por ejemplo, para las pasadas elecciones, los partidos recibieron $2.82 por cada voto para diputados y $2.11 por cada voto para alcaldes. En total, el Ministerio de Hacienda les entregó millones de dólares, según los votos que obtuvieron en las elecciones.

El informe del Ministerio de Hacienda detalla que solo en un anticipo del 70 % (porque los partidos políticos pueden pedir anticipos del dinero que podrían ganar con cada voto en las elecciones), los partidos ARENA, FMLN, GANA, PCN, PDC, CD, PSD, PSP, DS y FPS recibieron   $7.8 millones antes de las elecciones.

El pasado viernes 22 de julio, la Asamblea Legislativa aprobó $ 27.5 millones para realizar las elecciones presidenciales de 2019. Ese monto contempla, incluso, una posible segunda vuelta. 

Con todo ese dinero para elecciones, es necesario verificar si vale la pena. Así que nosotros habilitamos este portal web de #OjoDeGato para compartir lo que nosotros ya comenzamos a hacer y luego para que ustedes nos echen la mano.  

Nos dimos a la tarea de revisar las plataformas de cada partido político, así como el plan de gobierno que presentó el presidente de la república Salvador Sánchez Cerén, del partido FMLN.  Poco a poco les vamos a ir compartiendo nuestros hallazgos.

Ustedes, por su lado, pueden apoyarnos denunciando.

Apoyo

Nosotros amamos la transparencia y por eso también queremos explicar que para hacer posible este proyecto participamos en un concurso de subvenciones que ofreció la Fundación Jacaranda Education, de México. Al final del proceso, ganamos una pequeña subvención para hacer el lanzamiento de #OjoDeGato. Después del lanzamiento nos quedaremos sin financiamiento, pero por esa razón ya estamos en búsqueda de más cooperantes para que esto sea sostenible en el tiempo.

Comenta