El candidato presidencial del FMLN, Hugo Martínez, deja vigentes algunas dudas sobre sus propuestas ambientales: ¿Cómo pretende generar energía con el bagazo de la caña, si vivimos en un país donde se debe replantear la producción masiva de caña? ¿Por qué propone darle continuidad al plan El Salvador Sustentable, cuando algunos ambientalistas señalan que ese plan tiene un enfoque mercantilista? Desde diciembre, Martínez le dijo a GatoEncerrado, a través de su equipo, que no tenía tiempo para una entrevista. En esta nota explicamos por qué era necesario profundizar en algunas de las propuestas.


Por Wendy Hernández

Hugo Martínez, el candidato presidencial del partido FMLN, llegó a la Asamblea Legislativa, el martes 15 de enero, para presentar una reforma presupuestaria relacionada con las pensiones. Fue en esa ocasión donde, por única vez, respondió una de las preguntas que GatoEncerrado le había insistido desde diciembre que contestara en una entrevista formal, pero que nunca concedió bajo el argumento de que no había espacio en su agenda para una entrevista con esta revista.

«¿De dónde van a salir los recursos para implementar estas medidas que nosotros hemos propuesto en el tema ambiental? En primer lugar, del presupuesto ordinario. Ya hay recursos asignados al tema ambiental. En segundo lugar, una parte de la recuperación de la evasión y elusión fiscal la vamos a destinar a la inversión en los temas de adaptación al cambio climático, de resiliencia, etcétera. Y en tercer lugar, la cooperación internacional que vamos a traer», explicó Martínez y luego dijo «muchas gracias», se dio la vuelta y se fue, sin responder otra de las preguntas de GatoEncerrado: ¿A cuánto asciende el monto estimado para financiar esas propuestas?

Su asistente, Regina González, impidió que ese 15 de enero GatoEncerrado insistiera en las preguntas, argumentando que el candidato no tenía tiempo para responder, porque iba retrasado hacia otro lugar. Así que sin una entrevista para que Martínez detallara cómo piensa cumplir sus propuestas ambientales, y sin la oportunidad de abordarlo, algunas dudas sobre su plataforma ambiental siguen vigentes. Eso a pesar de que esta revista le explicó a González sobre qué iría la entrevista.

Algunos de los compromisos planteados en la plataforma de gobierno, que GatoEncerrado iba a profundizar en esa entrevista que Martínez no concedió, eran la reforestación de 500,000 hectáreas, el seguimiento al plan El Salvador Sustentable del Consejo Nacional de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad (CONASAV) y el cultivo de caña de azúcar. Los que sí platicaron con esta revista sobre estos temas fueron: una académica y cuatro ambientalistas de distintas organizaciones.

Reforestación

La fórmula del FMLN, en su compromiso 29 de su plan de gobierno, plantea la reforestación y restauración de 500 mil hectáreas de tierra en el país, como una de las acciones necesarias para la restauración ambiental. La académica y arquitecta de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA), Sandra Gutiérrez, dijo a GatoEncerrado que esa cantidad de hectáreas a reforestar son insuficientes.

“Hay que reforestar no solo 500,000 hectáreas, sino un millón. Apostarle a la década de la restauración y tratar de que ahora sí tengamos un manejo de cuencas. La fórmula del FMLN ha planteado que continuará con los esfuerzos que los dos gobiernos anteriores han iniciado, pero deben dejar el conformismo para trascender de lo que ya se está haciendo”, enfatizó la académica.

Gutiérrez fue la encargada de cuestionar en el tema ambiental a los candidatos en los conversatorios de la UCA.

CONASAV

El plan de gobierno de Martínez también propone “fortalecer el Consejo Nacional de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad (CONASAV) y el impulso del plan El Salvador Sustentable”. Y aunque esta ha sido una de las propuestas aplaudidas por los sectores representados en el CONASAV, hay algunos ambientalistas que tienen críticas al trabajo de ese consejo y su plan El Salvador Sustentable.

Berta Medrano, la directora de GAIA El Salvador, es una de esos ambientalistas que dijo a GatoEncerrado que cuestiona el plan El Salvador Sustentable, porque está «alineado» a un mecanismo de mercado-consumismo y no en favor de la preservación de la biodiversidad.

“Cuestionamos a la fórmula del FMLN porque en su plan de gobierno dicen tácitamente que implementarán el Plan El Salvador Sustentable y el Programa  Nacional de Ecosistemas y Paisajes. Esto es gravísimo, porque tiene un enfoque meramente mercantilista desde el mecanismo REDD- plus”, afirmó Medrano.

REDD- plus es un mecanismo de mitigación para el cambio climático que se basa en la reducción de las emisiones de gases a causa de la deforestación y la degradación de los bosques. Sin embargo, la Mesa de Cambio Climático de El Salvador explicó en un documento de 2017, titulado “propuesta para la conservación y adaptación de la biodiversidad al cambio climático”, que es un mecanismo “inefectivo para la mitigación global del cambio climático, inapropiado para la conservación y adaptación de la biodiversidad, y generador de mayor vulnerabilidad para los ecosistemas, sistemas humanos y sectores socio-económicos involucrados”.

Ese documento fue firmado por instituciones como la UCA, Fundación Cáritas El Salvador, Fundación Nacional para el Desarrollo de El Salvador (FUNDE) y Asociación Salvadoreña para la Conservación del Medio Ambiente (ASACMA).

“Desde la Mesa de Cambio Climático hemos hecho una serie de señalamientos de acuerdo a una base técnico científica. Se le dijo al candidato Hugo Martínez del por qué el mecanismo REDD-plus es nefasto para el país. De hecho es este mecanismo el que le está funcionando a Bolsonaro para destruir el Amazonas”, aseguró Medrano.

La ambientalista de GAIA le dijo a GatoEncerrado que el CONASAV no es necesariamente un espacio ideal para la generación de políticas públicas a favor del medio ambiente. Por lo tanto, según los ambientalistas, la propuesta de Martínez de darle continuidad a ese consejo y al plan El Salvador Sustentable tiene que replantearse. El replanteamiento, según Medrano, debe servir para no excluir a organizaciones ambientalistas y evitar darle continuidad al mecanismo REDD-plus.

“¿Por qué quieren mantenerlo (al CONASAV) tal cual? Porque obviamente ahí están tres organismos cooperantes, la empresa privada -ahí estuvo inclusive Calleja desde el inicio en ese CONASAV- y ahora son ellos quienes dictan. En el proceso nos excluyeron a organizaciones sociales”, criticó Medrano.

Carlos Flores, representante del Foro del Agua, agregó que los acuerdos que se alcanzan en el CONASAV son limitados por los intereses de los sectores privados que tienen voz y voto en ese consejo.

Caña y energía

Otra de las propuestas de Martínez es la generación de energía por medio del “bagazo de caña” que, según su plataforma, mejorará los beneficios de productores y procesadores de caña.

Doris Evangelista, de la Red Uniendo Manos en El Salvador (REDUM), consideró  que esa propuesta del presidenciable es “lesiva”, debido a la expansión de cultivos de caña de azúcar y sus “malas prácticas” agrícolas.  

“La propuesta del candidato Hugo Martínez es lesiva. Si ellos quieren producir energía a costa del bagazo de la caña, quiere decir que hay que sembrar más caña para sacar más bagazo”, dijo Evangelista.

Luis González, de la Unidad Ecológica Salvadoreña (UNES), ha señalado en distintas ocasiones que el cultivo masivo de la caña es inviable país, por la cantidad de agua utilizada y los tóxicos rociados desde avionetas en los cultivos y en las comunidades cercanas a los cañales.


Comenta