Los diputados ofrecieron 20 minutos a víctimas y sus representantes para que explicaran por qué están en desacuerdo con la ley de reconciliación, que en el fondo es una aministía y favorece la impunidad. Los representantes dijeron que esos 20 minutos no eran suficientes para que la reunión con los diputados se considerara una consulta. Las organizaciones pidieron que los diputados soliciten una prórroga a la Sala de lo Constitucional para realizar una verdadera consulta con las víctimas.


Yessica Hompanera

Familiares de las víctimas de secuestro, torturas, desapariciones forzadas, violencia sexual y masacres durante el conflicto armado, junto con representantes de organizaciones de la sociedad civil y líderes religiosos tuvieron -a duras penas y cronometrados- 20 minutos exactos para resumir, ante los diputados de la Comisión Política de la Asamblea Legislativa, por qué las víctimas de 12 años de guerra en El Salvador necesitan justicia y reparación, en vez de una "ley de amnistía" (ley de reconciliación) que garantiza impunidad para los criminales de guerra. Algunos, como los representantes de la Universidad Centroamericana "José Simeón Cañas" (UCA), solamente tuvieron 10 minutos.

Todas estas personas, como también representantes de exmilitares, fueron citados este lunes a las 09:30 de la mañana en el Centro Cultural de la Asamblea Legislativa, por los diputados de la Comisión Política. Esto luego de que el jueves 23 de mayo esos diputados estuvieron a punto de pasar un dictamen al pleno y así aprobar una "amnistía" a través de la ley de reconciliación. No lo hicieron, según dijeron esa noche, porque querían consultar y escuchar la voz de las víctimas y sus representantes.

David Morales, representante de Cristosal y de la Mesa Contra la Impunidad, dijo que la ley de reconciliación que los diputados estuvieron a punto de aprobar la semana pasada violaría la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) sobre el caso de la masacre de El Mozote y que la redactaron sin consultar a las víctimas. Además, Morales señaló que la amnistía que han promovido los diputados se aleja del mandato de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), cuando en 2016 declaró inconstitucional la ley de amnistía.

"De ninguna manera (la jornada de 20 minutos por víctima) puede llamarse consulta", dijo Morales, para señalar que las consultas deben ser más amplias y no limitarse a escuchar un fragmento de sus historias.

Los representantes de la Asociación Pro-Búsqueda agregaron: “Es condenatorio que los diputados de la Asamblea le hayan dado a las víctimas solamente 20 minutos para legitimar una propuesta de Ley de Reconciliación, cuando son éstas las que han venido luchando por más de 20 años para obtener justicia, verdad y reparación”.

Incluso el presidente electo, Nayib Bukele, criticó a los diputados por limitar la "consulta" a 20 minutos. Calificó el acto como mero "formalismo".

En esos 20 minutos por víctima o representante de las organizaciones, los diputados escucharon a hermanos y hermanas de desaparecidas y torturados, sobre padres y madres asesinadas... Algunos de los diputados, incluso, miraban su celular mientras se le agotaba el tiempo a las víctimas.

En su intervención, David Morales criticó que la propuesta abanderada por los diputados de la Comisión no integra al registro de otras víctimas que ya había sido censadas con anterioridad como las víctimas de El Mozote, en Morazán, y demostrada por la Comisión de la Verdad en 1992.

“Nos ha preocupado que la sentencia por la masacre del Mozote, y sitios aledaños, prácticamente no es mencionado en documento de trabajo lo cual lleva a una enorme inseguridad jurídica de la víctimas porque no se reconoce las que ya existen”, señaló en la mesa.  

El diputado Raúl Beltrán Bonilla, del PCN, respondió que algunos casos señalados por el Informe de la Comisión de la Verdad sí fueron tomados en cuenta. También dijo que la propuesta que las organizaciones han planteado pretende la creación de un Consejo Nacional, la cual estaría conformado por el Registro Nacional de Víctimas y el Centro de Documentación Nacional. Esta última destinada para albergar y hacer públicos los diferentes archivos referentes al conflicto armado “que tengan que ver con la recuperación de la verdad que son esenciales para colaborar en los procesos judiciales”.

Minutos después, la representación de los exmilitares, abandera por Rafael Hurtado y Oscar Martínez, fue la voz disonante del encuentro. Esto debido a que marcaron la otra versión de los hechos. En 20 minutos resaltaron que los militares “seguían órdenes y que cumplieron su deber constitucional” al momento de ejecutar los operativos. Dijeron que no entienden por qué señalan a los militares de cometer crímenes de lesa humanidad.

El diputado del FMLN, Shafick Handal, dijo que las víctimas tienen "ansiedad", pero que el interés de buscar la justicia debe estar por encima de esa ansiedad.

“Yo creo que lo que piden las víctimas es producto de la ansiedad de justicia que quieren y es correcto, tienen todo su derecho, pero la justicia no debe ser vista solo en el interés de uno sino en el interés de la sociedad”, señaló el diputado del FMLN, Shafick Handal durante su intervención.

Piden ampliar plazo

Benjamín Cuellar, representante de las víctimas del conflicto, sugirió que los diputados pueden pedir a la Sala de lo Constitucional una prórroga de al menos cinco meses para hacer una consulta amplia con las víctimas. Los diputados han justificado su urgencia de aprobar la ley de reconciliación bajo el argumento de que el plazo se vence el 13 de julio.

Comenta