Datos de la Procuraduría General de la República dicen que diciembre 2014 cerró con $17 millones 200 mil dólares en concepto de prestación alimenticia. En 2014, $44 millones de dólares no fueron cobrados por la negación de padres a pagar sus cuotas. La Procuraduría además detectó que dos de los diputados por San Salvador de la nueva Asamblea Legislativa, tenían mora alimenticia cuando fueron electos.


 

Por Marielos Flores

Gloria, al igual que muchas mujeres en El Salvador, se suma a la lista de madres solteras que lucha a diario por sacar adelante a su hija de 17 años, pues el padre de la menor no tomó su rol que le correspondía en núcleo familiar, y decidió abandonarla a partir de los dos años de edad.

A partir de esa edad,  Gloria desempeña el cargo de “madre y padre” a la vez, ya que su hija no tuvo un padre que financiara su alimentación, salud, vestimenta y educación, sin la necesidad de que hubiese una demanda de paternidad de por medio.

—Aún recuerdo que fue un momento difícil. Ambos éramos unos adolescentes cuando salí embarazada, el padre de mi hija solo se hizo cargo los primeros dos años de edad de la bebé, luego la abuela (madre del padre) me iba a tirar el dinero para la manutención de mi hija, ayuda que recibí por parte de ellos hasta los cinco años de la niña, por lo que decidí asesorarme por medio de la Procuraduría General de la República de El Salvador (PGR) para iniciar el trámite para el caso de la manutención de mi hija, luego de ingresar la demanda, el primer citatorio, el cual si se presentó el padre de mi hija, en lo que manifestó que él siempre me ayudaba, pero que él no me podía seguir ayudando de la misma manera, lo que estaba en su alcance de dar a su hija nada más eran $22.86 dólares al mes— manifiesta Gloria.

Agrega—cuando se llegó al “mutuo acuerdo” solicité que el descuento se lo realizaran directamente de su sueldo para garantizar los pocos dólares para los gastos de nuestra hija, pero esto duró nada más por un año, luego de ese año ya no depositó absolutamente nada, nuevamente acudí a la Procuraduría a colocar otra demanda, para buscar de una u otra forma la responsabilidad de él hacia su hija. Pero a todo esto el ya debía un año  y medio de manutención  es decir ya había entrado en mora de sus cuotas alimenticias; nuevamente se llegó al acuerdo que quincenalmente le iban a descontar $17.00 dólares, al mes tenía que pagar $34.00 dólares  en total por lo acumulativo del año y medio de atraso—.

Cuenta Gloria que como un ejemplo de irresponsabilidad, el hombre por tratar de huir del problema, se cambió de trabajo en varias ocasiones, cuando ella iba a dejar la carta de la Procuraduría (PGR) por la orden de descuento, decían que él ya había renunciado y que ya no laboraba para la empresa, respuestas que ella obtenía, y que facilitaban la irresponsabilidad del hombre.  — “y esto que las instituciones públicas no ayudan mucho ya que yo tenía que andar investigando donde trabajaba para ir a dejar la orden de descuento de cuota alimenticia, quizás se cambió de trabajo aproximadamente unas tres veces, al final uno se cansa en buscar una solución viable para el bienestar de sus hijos, la última vez que solicite un estado de cuenta que fue hace algunos años, el total de endeudamiento eran alrededor de unos $3,000 dólares, hasta la fecha no se diga de cuánto será”— manifiesta Gloria.

—Pueda ser que esto es un patrón de familia, ya que el padre de él no se hizo cargo cuando él nació, su madre lo sacó adelante, entonces ese mismo patrón adopto él de no hacerse responsable con su primera hija—. Gloria ha podido sacar adelante sola a su hija desde pequeña hasta la edad actual de 17 años a través de generar ingreso por medio de realizar costuras a otras personas, ya que su hija no tuvo el apoyo de su padre.

***

En El Salvador la población de sexo masculino abarca un 49.17%  según dato consultado a través de la Dirección General de Estadísticas y Censos (DIGESTYC) del Ministerio de Economía hasta el año 2013, donde se encuentra que entre los 15 a más de 60 años, se han convertido en padres de familia, tomando un rol importante del núcleo familiar para algunos que son padres responsables y velan por la educación, bienestar y alimentación de sus hijos dando el mejor ejemplo para su futura generación, pero para otros la llamada paternidad es todo lo contrario, ya que toman la decisión de dejar a sus parejas solas para que se encarguen de la crianza de los hijos, estos son los llamados padres irresponsables.

Existen en el país muchas versiones y diferentes historias de paternidad irresponsable, que por ideas erróneas de la masculinidad, carencia de una educación sexual y reproductiva, además por  adoptar un patrón muy marcado de machismo que se ha traslado de generación a generación en la cultura del hombre salvadoreño, muchos de ellos obligatoriamente se suman a formar parte de  la lista de padres con demanda de prestación alimenticia en la Procuraduría General de la República de El Salvador (PGR).

Durante el período de junio de 2013 a mes de mayo 2014 la Unidad de Familia de la Procuraduría General de la República de El Salvador (PGR) brindó 91,424 asistencias legales y psicosociales, al mismo tiempo se recibieron 38,919 solicitudes de asistencia legal de las cuales 13,804 correspondían a la pretensión de alimentos, demanda que es equivalente al 35.46% de la demanda total. En el mes de diciembre del año 2014 dicha institución atendió un promedio de 400  personas a diario quienes decidieron cancelar sus cuotas alimenticias pendientes, además la institución reportó que hasta la fecha del 22 de diciembre recibieron y pagaron la cantidad de $17 millones 200 mil dólares en concepto de prestación alimenticia, cifra que para la entidad gubernamental es la mayor remesa en lo que va en la historia de institución. Además la PGR registra a nivel nacional un promedio de $18 mil demandados, con 22 mil demandantes y 27 mil beneficiarios, mencionando que las cuotas oscilan entre la cantidad de los $60.00 y $200.00 dólares, además se estima que entre el 90% a 96% las demandas son colocadas por mujeres para manutención de sus hijos.

La determinación de cuota alimenticia

Para lograr establecer una cuota fija, en primer lugar se deben determinar los gastos del menor, la madre o el padre puede presentar una serie de recibos de los gastos de su hijo que se tienen como por ejemplo: gastos médicos, pago de colegiatura, compra de medicamentos, y hasta pago de alquiler de vivienda y algunos otros gastos que demande el niño. Luego se realiza el cálculo a través de la PGR de cuanto es gasto al mes y por año, estableciendo eso, se llega a un común acuerdo de la cuota que el padre puede otorgar para cubrir las necesidades básica de su hijo, donde se establece una cifra por mes a cancelar para la manutención del mismo, los descuentos de la cuota alimenticias se pueden realizar por medio la empresa donde labora el demandado o si no cuenta con un empleo formal se realizan a través de la PGR, los depósitos de dicha cuota se realizan de forma personal en las diferentes sucursales del Banco de Fomento Agropecuario, autorizados por la institución y los cuales se encuentra ubicados en las 17 procuradurías auxiliares en el país.

Legalmente los menores de edad  tienen el derecho de recibir sus cuotas alimenticias hasta la edad de 18 años o hasta que termine una carrera o profesión, ya que esto último se debe comprobar a través de calificaciones. Además si el padre no se encuentra al día con sus pagos de la PGR aplica algunas sanciones a partir de enero 2015, las cuales van desde suspensión de licencias de conducir, restricciones para salir del país, hasta embargos.

Reforma al Código de Familia de El Salvador

La Asamblea Legislativa de El Salvador, aprobó una reforma al Código de Familia para establecer que las pensiones alimenticias no pagadas, no tengan fecha de vencimiento, con lo que pretenden obligar de cierta manera a que padres irresponsables se acerquen a la PGR a cancelar cuotas que adeudan a sus hijo o hijos. Dicha aprobación en la reforma beneficiará a muchas madres solteras ya que según la ley anterior, tras dos años de que un padre no cancelara la cuota correspondiente esta vencía y ya no podía ser compensada.

Además según cifras de la Procuraduría General de la República, solamente en el año 2014, $44 millones de dólares no fueron cobrados, ya que los demandados se negaron a pagar la cuota establecida para la alimentación de sus hijos.

“El derecho a pedir alimentos es inalienable e irrenunciable, pero las pensiones alimenticias atrasadas podrán compensarse”, fue la frase que se agregó al artículo 261 de dicha normativa del Código de Familia. También  se reformó el mismo artículo para establecer que “el derecho a cobrar las pensiones alimenticias atrasadas es imprescriptible” afirma la procuradora general de la República, Sonia Cortez de Madriz.

Según la procuradora, dos diputados electos por el departamento de San Salvador tenían moras en cuotas alimenticias, de quienes  no se revelaron sus nombres ni a qué partido pertenecen, y que de no cancelar sus correspondientes cuotas,  no podían asumir su cargo de funcionario sin antes que la PGR emitiera el finiquito de cancelación pendiente, por lo que Madriz  denunció que sería “el colmo” que una persona que trabaje donde se aprueban las leyes en pro de la niñez y adolescencia estén insolventes en su función de paternidad.

El pasado 8 de junio del presente año la PGR en conjunto con la Asamblea Legislativa firmaron un compromiso para trabajar en la protección de la familia salvadoreña. En una de las actividades que se comprometieron en trabajar es la “Promoción de (ejercer) una paternidad y maternidad responsable comenzando desde casa”.

Comenta