Detalle pintura de Carlos Cañas, 1981. Colección MUPI.

Por Tania Primavera/@TaniaPreza   

La hermosa está enferma de rebeldías internas de distancias, a morir su muerte, a deshojarse en primavera. Tropezando inútilmente sigue la sombra vacía. La noche llama. Sale a la sala con los libros en fuga. Mirando hacia los lados. Invitan. Abre la puerta. Sombras entre las orquídeas lilas y amarillas. Entra al espejo porque es ventana. Ahí se traslada. Es rave mapri. Cometas y estrellas fugaces, pero ya no pide deseos.

Enciende una vela. El árbol de cuarzos rosa que le llevó el colibrí se ilumina. Y regala alegría. Pero ella es triste. La hermosa. La ausencia imaginaria a la hora, la hora del ocaso. Es la hora de todos los días.  Una carta sin escribir.  Una piedra verde regalo ancestral sobre el escritorio.

Queda en el pensamiento. Y no quiere pensar en nada. Solo Ser. Como si no lo había dicho todo y nada. Aún está viva. Hay otros autores, pero quiere leer sobre Cuzcatlán. Ese espejo donde ve, donde no se encuentra, solo en el insomnio, que regresa al encuentro. Y sin luz, a oscuras. En la oscuridad crece la luz. La palabra no es necesaria.

Es la hora del silencio. Ahora, el tiempo, puede ser para siempre. Si lo escribo. Si lo siento. Ni siquiera soy el papel del pesonanje que soy. La misma canción lleva al frío y el olor y el color miel con hielo. Caminos entre mis ojos cafés. El néctar es el olvido, y no llega. Allí donde el corazón es viento con un nombre en el sur. Cuando llegue la estación de la lluvia o antes, o cuando florezca el maquilishuat.

Para abrazarme. En un lugar feliz.  Ra…ve..ma…pri. Habitan chispas como un abrazo. Bares, cines, cementerios, parques, barrios, calles, museos, pueblos, sin pistas, sin escencia. Sin los soles. El collar de ónix se rompió, como el de ámbar. No necesita curaduría. Lee entre el ruido, entre el bus. Atraviesa la U, sigue sin inspiración.

El piano en los audífonos... entra el sol por la ventana.  Sigue aún con la rebeldía de ser ella como abejas en enjambre, volviendo a las flores.


Tania Preza2Tania Primavera Preza: Integrante del Consejo Editor de la Revista Trasmallo. Ha participado en jornadas lúdicas con jóvenes utilizando el “Juego Los Izalcos” sobre cultura ancestral indígena, la edición de exposiciones museográficas, producción de cápsulas radiales, publicaciones y talleres con jóvenes sobre derechos humanos y memoria histórica. Actualmente es responsable del Área de Comunicaciones del Museo de la Palabra y la Imagen, y conduce junto a un equipo del MUPI la  Red de Jóvenes en Defensa de los Derechos Humanos.  Desde abril de 2015 es bloguera del espacio “Gotas de Néctar en Revista Gato Encerrado.

Comenta