En el municipio de Tecoluca, San Vicente, se ha intensificado la producción del cultivo de caña de azúcar. La Alcaldía determinó que existen unas 6,000 manzanas de siembra dentro del municipio. Las empresas azucareras que operan ahí son: Ingenio La Cabaña, El Ángel, Chaparrastique, La Magdalena y Central de Izalco. El Gobierno de El Salvador destaca como “logros” la exportación de 100,000 toneladas de azúcar hacia la República de China. —Cuando pasan las avionetas tirando veneno, o cuando comienzan a quemar la caña, pasamos dos horas encerrados para que no afecte a los niños—.


Por Marvin Díaz

Una taza de café por las mañana es un buen ingrediente para iniciar un excelente día, más aun cuando este es acompañado por un trozo de pan dulce el cual le da el toque fino para enriquecer nuestro exigente paladar. Algunas personas prefieren darle el gusto a su café con poca o mucha azúcar, "al gusto de cliente" como reza una frase. Para la familia Granado Molina, del cantón, La Anona, municipio de Tecoluca, San Vicente, una cucharada de azúcar representa la enfermedad, la pobreza y la muerte.

Allí estaba Rosa Gloria Clímaco, a las puertas de su vieja casa hecha de concreto, casa que desafortunadamente está a pocos metros de una de miles de manzanas en donde se siembra un cáncer de caña de azúcar. Me dice la niña Gloria  —una cucharada de azúcar representa para nosotros la muerte porque los cañeros utilizan venenos para regar esa siembras; entre noviembre y diciembre siempre pasa la avioneta regando su veneno—, dijo con tristeza aquella mujer.

A pocos metros de la vivienda de doña Gloria se observa otra casa, tiene un aspecto de bodega, como si allí guardaran cosas inservibles, y pregunto ¿Quién vive allí? Ella muy sutilmente me contesta,—allí no vive nadie, es nuestro refugio cuando pasan las avionetas tirando veneno, o cuando comienzan a quemar la caña, pasamos dos horas encerrados para que no afecte a los niños—. Aquella construcción de cuatros paredes se convierte en prisión para ella, su esposo, sus hijos y nietos.

El mortífero cáncer del cultivo de la caña de azúcar en el cantón La Anona, ha destruido la vida de más 100 familias; año tras año estas familias tiene que soportar al pájaro de hierro que emana el rocío de la muerte sobre sus pequeñas casas; también el humo de las ardientes llamas que queman un cultivo dulce pero desagradable.

***

La Alcaldía de Tecoluca, departamento de San Vicente, determinó que existen unas 6,000 manzanas de siembra del cultivo de azúcar que se encuentran dentro del municipio. Las empresas azucareras que operan ahí son: Ingenio La Cabaña, El Ángel, Chaparrastique, La Magdalena y Central de Izalco.

Glifosato, es es el nombre del herbicida que es utilizado para madurar el cultivo de caña; el impacto que genera en la plantaciones es la deshidratación gradual de los cultivos, exponiendo así toda la concentración de azúcares para su fácil extracción.

Arnoldo García Cruz, miembro del Movimiento Popular de Agricultura Orgánica (Mopao), considera que el glifosato es el causante de diversas enfermedades que padecen los habitantes del cantón La Anona. —Las partículas del glifosato daña a otras plantas, a las personas que habitan en el lugar y hace un efecto negativo en la salud humana como enfermedades respiratoria, bronquial, pulmonar y gradualmente eso afecta el sistema renal—, dijo Cruz.

El Ministerio de Salud (Minsal), reportó que para el 2009, la insuficiencia renal crónica (IRC) se convirtió en la primera causa de muerte en adultos. Esta misma enfermedad se constituyó a nivel poblacional en el quinto lugar de mortalidad en los adultos.

El  estudio de Nefrolempa 2009, determinó que en los meses de noviembre a mayo, periodo en el cual se efectúa la zafra de la caña de azúcar, se aumenta las enfermedades asma, neumonia y bronquitis.

***

Guillermo Granado, conocido como “don Amílcar”, camina a paso lento. Sus más de 70 años de edad reflejan el cansancio y pocas fuerzas en su cuerpo. Con su mano derecha señala aquel mar indivisible de cultivo de caña de azúcar que está cerca de su casa. —Yo tengo de vivir aquí 25 años, cuando queman caña el humo se encierra dentro de las casas, ni se pueden abrir los ojos por tanto humo—, dijo con indignación don Amílcar.

Este mal canceroso carcome la vida hídrica de diversos ríos, quebradas y todo afluentes de agua; don Amílcar recuerda con tristeza de cómo estos van desapareciendo. —Aquí por la Sabana había unas punteritas (afluentes de agua) que ya se secaron; estos cañeros han colocado un sistema de riego de agua y ponen unas tuberías gruesas para sacar el agua y regar esos cañaverales—, expresó Granado.

—Cuando queman estos cañaverales, allí se muere todo tipo de animalito, venados, culebras, cuzuco, garrobos; todo lo van destruyendo y no tenemos ningún beneficio de esos cultivos—, agregó.

***

Durante el año 2015, el Gobierno salvadoreño inició una serie negociaciones en relación a la exportación del rubro de la azúcar hacia diversos países. Uno de esos “logros” es la exportación de 100,000 toneladas de azúcar hacia la República de China, así lo reza una fotografía del gobierno en turno.

zafra

Gobierno de El Salvador destaca sus logros en este rubro. Logros, a costa de la salud ambiental de varias comunidades aledañas a los cañaverales.

En declaraciones de la viceministra de Economía, Luz Estrella Rodríguez para un periódico digital, mencionó que El Salvador estaría recibiendo más de $20 mil millones de dólares por la venta de azúcar a la República de China.

Arnoldo García Cruz, miembro Mopao, hizo mención de los factores que influyen en la masificación y la proliferación de la producción de caña dentro del país. —Uno es por el boom de las oportunidades que existe en el mercado internacional a través de los Tratados de Libre Comercio (TLC) en los países como Estados Unidos, Canadá, Unión Europea y ahora China. También que la siembra de la caña es el más rentable y fácil de cultivar—, aseguró el líder comunitario.

***

Un cerco hecho de alambres de púas, eso es lo único que divide las casas de la familia Sánchez y la  dulzura de la siembra de caña de azúcar. Allí estaba, Santos Orbelina Sánchez, sus manos estaban  esculcando en un viejo bote de clavo mojosos y con sutileza le pregunto, ¿Cuántas personas viven aquí? A lo que ella me contesta. —En esta casa viven siete personas, 2 niñas, 3 niños, mi esposo y yo. En las otras casas viven mis hermanas con sus familias—

Y agrega —Si no fuera por ese cerco de púas quizás también aquí donde estoy viviendo hubieran cultivo de los cañeros. Aquí siempre pasa la avioneta tirando ese veneno y hace que se arruine varios palitos de guayaba, marañón, mango, limón, matas de huerta y eso ya no se puede comer—.

Huir es la única alternativa que tienen la familia Sánchez para poder escapar de la sombra de la muerte.

—La avioneta pasa cerca, lo que hacemos es dejar de trabajar o si estamos haciendo comida dejamos de hacerla y comenzamos a tapar todo para que no se envenene. Lo que hacemos muchas veces es irnos de aquí mientras pasa la avioneta o queman la caña—

La única fuente de agua que abastece a esta familia es contaminada por este mal que anualmente deja caer su veneno mortífero. —Nosotros tapamos el pozo porque si no la envenena también. Esta agua no la ocupamos para tomar, solamente se utiliza para bañarnos y el oficio de la casa—, agregó.

***

Mario Ponce, diputado de Partido de Conciliación Nacional (PCN), no está de acuerdo que el glifosato que se utiliza para madurar la caña de azúcar sea el causante de que muchas familias padezcan enfermedades respiratorias y renales. “No es cierto que el madurador de caña es producto de que gente este siendo afectada con problemas renales. Los problemas renales son producto que las aguas que están cargadas con metales pesados”

El diputado Ponce, cree que el tema de los pesticidas se ha politizado y aseguro que el uso de estos productos viene a beneficiar para que exista más producción de alimento y que la plaga sea combatida. “los insecticidas son aliados del agricultor, el agricultor que no utilice insecticidas está expuesto a morir de hambre”, agregó el funcionario.

Según el diputado, en la legislatura pasada se había solicitado la prohibición del glifosato, pero no se llegó a ningún acuerdo “si nosotros prohibimos el madurador de caña estaríamos afectado la economía del país porque dejaríamos de tener empleos en el campo en relación a la zafra, dejaríamos de recibir el número de quintales de azúcar por manzana y bajarían las divisas del país”, dijo Ponce.

Mientras tanto, el diputado del FMLN, Raúl Omar Cuellar, recalcó que el país tiene una ley  de pesticidas, fertilizantes e insumos agropecuario que data 1973, la última reforma se hizo en 1993 y hasta la fecha no ha sufrido modificación.

Cuellar, considera que el uso de los pesticidas tiene diversas consecuencias. “Esto ha tenido grandes afectaciones en la salud de las personas porque el pesticida afecta el agua, el suelo, el aire, las plantas y por tanto si se deposita en la tierra se arrastra hacia las agua y estas son consumidas por las personas”, mencionó el parlamentario.

El funcionario destacó que como fracción del FMLN trabajaron para reformar la ley de pesticidas. “Hace un año y medio quisimos reformar esta ley pero hubo grandes oposiciones de empresas que distribuyen insumos agropecuario entre ella la que distribuyen el glifosato para madurar la caña de azúcar”, afirmó Cuellar.

El diputado del FMLN aseguró que este herbicida trae repercusiones negativas para quienes tiene contacto con este. “Afecta a la población que son vecino de los cultivos de caña de azúcar y por lo consiguiente a todos los ecosistema. El otro año estudiaremos esta reforma de los pesticidas y las observaciones que le dio el expresidente Mauricio Funes”, dijo el parlamentario.

“Unos sectores anteponen los recursos económico, la ganancia a la vida de las personas; tenemos que hacer el esfuerzo para que de manera gradual le vayamos dando solución a este problema”, finalizó Cuellar.

La diputada del partido Arena, Marta Evelin Batres, dijo que por el momento no se ha tocado el tema de los pesticidas dentro de la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático, y que esperan un estudio responsable del tema.

“Para nosotros existe la necesidad de un estudio responsable del tema, tenemos que buscar el origen de las causas y estamos anuentes en realizar el estudio correspondiente y sobre todo un estudio técnico responsable que venga a frenar todo tipo de efecto negativo que pueda tener en la población.”, dijo la diputada tricolor.

Un pequeño agujero al final del túnel para los habitantes de Tecoluca

La alcaldía del municipio de Tecoluca ha iniciado una Ordenanza Municipal para poder regular la siembra de caña de azúcar, el riego de los glifosato en las plantaciones de caña y la quema de este cultivo. Esta ordenanza está siendo apoyada por organizaciones comunales y por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

José Francisco Trigueros, síndico de la municipalidad, indicó que ya tendrá vigencia esta ordenanza que regulará este tema. “Aproximadamente a mediados de enero del próximo año se comenzará con esta regulación, solo estamos esperando que se publique en el Diario Oficial”, dijo Trigueros.

Uno de los reglamentos que deberán cumplir los dueños de estas plantaciones será que no podrán cultivar caña de azúcar a 300 metros de las comunidades aledañas y centros escolares. Otro aspecto importante es la regulación de la riega de agroquímicos para madurar la caña. “Cuando los cañeros decidan fumigar por vía aérea sus cultivos  y quemar las plantaciones, deberán de presentarse por ley a la Unidad Medio Ambiental de la alcaldía y allí se le especificará bajo qué normas deben de hacerlo” especificó Trigueros.

Según el regidor, los autores que monitorearan que se cumpla esta ordenanza serán los miembros de la Unidad de Medio Ambiente de la municipalidad en coordinación con el MAG y La Policía Nacional Civil (PNC) que velarán que se cumpla dicha ordenanza.

De no llegar a cumplir con estas ordenanzas, los dueños de las siembras de caña de azúcar se enfrentarán a tres tipos de sanciones, una es de carácter monetario, la otra de carácter de compensación, y de carácter penal.

***

El costo de la producción de una cucharada de azúcar, es grande, ya que no solo afecta a la salud de los habitantes que residen alrededor de estas plantaciones sino que a la biodiversidad natural, los cultivos de otros rubros, la deforestación, la contaminación de suelo, agua y aire; la pobreza de las comunidades y así por mencionar miles y miles.

Comenta