Foto-referencia/Internet

Por Xochitl Acevedo/Gatos al desnudo

Hace unos cuantos días asistí a una tienda de juguetes con mi mamá, quien compraría unos regalos para uno de sus ahijados, -uno de los muchos que tiene-. Ella estaba indecisa porque no encontraba algo que quizá realmente le pueda gustar; recorrimos la tienda muchas veces y en uno de los pasillos había un estante solamente de armas de juguetes, pistolas, bombas y objetos de esta índole.

Mi mamá dijo que esos juguetes no deberían de venderse porque son objetos con sinónimos delincuenciales y eso no se le debe de inculcar a los niños y niñas. En ese momento comprendí que realmente tiene razón, y me hizo recordar aquel anuncio que pasaban al aire en la televisión que su slogan era “Armas ni de juguete”.

Muchos se quejan de la situación en el país, pero pocos son los que reflexionan sobre lo que realmente inculcan a sus hijos e hijas desde el hogar, pues es desde el hogar en donde se hacen personas de bien para la sociedad.  A esto vienen los valores que los padres y madres dan,  valores como el respeto y la educación que conforme pasan los años se van puliendo. Con cosas tan sencillas como cuando se es de niño y se hacen berrinches y los padres corrigen eso, pues con cosas así de simples se logran grandes personas muchos años después.

Hoy es muy común ver cómo los padres dejan pasar muchas cosas a los niños, y cuando ya crecen ya no los pueden controlar o se han ido por malos caminos, y luego se preguntan por qué ha pasado eso. Y bueno, a eso viene lo de los juguetes de armas y los invito a reflexionar ¿Qué creen que se inculca regalando cosas así? A que los niños les gusten las armas y más grandes quieran armas de verdad, e incluso hay armas de juguetes que son realmente peligrosas, y siendo de “juguetes”.

En fin, hoy se celebra la Nochebuena y es hora de ya no lamentarse porque nuestros hijos, sobrinos o amigos estén en situaciones lamentables, en caminos no deseados, y es tiempo de inculcar esas pequeñas cosas, esos detalles que hacen la diferencia en una persona, a no dar algo que represente  algo malo, si no a dar algo bueno, existen tantas cosas, un libro para colorear, un libro en general, pinturas, juguetes para estimular la mente, entre otros, cosas buenas.

Digamos NO a las pistolas, y como el lema “armas ni de juguete”, y además, no solo hay que dar regalos materiales, sino también regalos de valores, de paz de unión familiar, los valores del respeto, de compartir, la paciencia y el amor que tanta falta hacen.

Aún están a tiempo para cambiar de regalo...


xochitl

 Xochitl Acevedo: soy estudiante de periodismo de la Universidad de El Salvador, me gusta   analizar todos los sucesos desde el fondo, ver las cosas desde todas las perspectivas  presentes. Me encanta la historia de El Salvador. Como ser humano, pero sobre todo, como  estudiante de periodismo, defiendo los derechos humanos y creo que es importante hacer  periodismo para defenderlos, pero también para hacer más humanos a los humanos.

Comenta