Foto referencia/Internet

Temen el incremento de abortos inseguros realizados por mujeres que no se encuentren en capacidad de continuar con un embarazo con malformaciones fetales. El 39 % de embarazos en El Salvador no son planificados, producto de falta de información sexual y reproductiva de la población, difícil acceso a métodos anticonceptivos y en muchos casos, producto de violencia sexual, abuso, violación, incesto, o relaciones no consentidas, que suelen quedar en impunidad.


Por Redacción Gato Encerrado

La Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto, hizo un llamado a las autoridades del Ministerio de Salud de El Salvador (Minsal), a enfrentar el virus del Zika con enfoque de derechos humanos, pues a criterio de la organización, el hecho de solamente pedir a las mujeres que no se embaracen, es una medida insuficiente para evitar los daños que el Zika pueda ocasionar en malformaciones genéticas.

Según la Encuesta Nacional de Salud Familiar 2008, conocida como FESAL, el 39 % de embarazos en El Salvador, no son planificados, producto de falta de información sexual y reproductiva de la población, difícil acceso a métodos anticonceptivos y en muchos casos, producto de violencia sexual, abuso, violación, incesto o relaciones no consentidas, que suelen quedar en impunidad.

Los casos de microcefalia y trastornos neurológicos que se están dando en la región nordeste de Brasil, en mujeres embarazadas que han padecido zika, han llevado a que la Organización Mundial de la Salud (OMS ) realice un llamado urgente declarando esta situación como una “emergencia de salud pública de importancia internacional”.

Si bien el Minsal ha informado a la población de los riesgos que supone un embarazo mientras exista una fuerte incidencia de infección por zika, haciendo la recomendación  a que las mujeres no se embaracen en los próximos dos años 2016-2017, esta ONG considera que el Estado debe garantizar la salud de la población erradicando la enfermedad.

"Consideramos que aconsejar no embarazarse es una medida de difícil aplicación e insuficiente por diversas causas. En primer lugar, el Estado debe de garantizar la salud de la población, erradicando la enfermedad y por tanto los riesgos de contagio, aunque para lograrlo es también importante la participación ciudadana. No se debe de trasladar a la población y en especial a las mujeres, el no quedar embarazadas, por una parte porque en todo embarazo hay la participación de un hombre que debe de asumir también esta responsabilidad", establece La Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto

Su preocupación radica en que El Salvador sufra un grave problema de salud pública, debido al nacimiento de un elevado número de bebés con microcefalia que requerirán cuidados especiales de salud y educación, que el Estado deberá garantizar a estas criaturas y a sus familias.

Por lo que proponen al Minsal que  garantice acceso ágil, amplio, gratuito e informado de métodos anticonceptivos, de fácil uso, incluidos los de barrera, como condones masculinos y femeninos.

Piden que el Ministerio de Educación implemente de forma urgente y en el presente año escolar, el Programa de Educación Integral en Sexualidad, que ya tiene elaborado para su aplicación en los diferentes niveles educativos. Con ello se incidirá en la prevención de embarazos precoces en la niñez, adolescencia y juventud. La aprobación de la Ley de Educación Integral en Sexualidad contribuiría a convertir este componente educativo en una política de estado.

 Además que fortalezca y amplíe sus servicios de asesoría y acceso a anticoncepción destinados a adolescentes y jóvenes, con personal idóneo, en un ambiente libre de estigmas y discriminación respecto a la sexualidad y con  personal amigable.

Que proporcione información clara y oportuna a las mujeres embarazadas afectadas por el Zika, de las consecuencias que pueden tener en el producto de su gestación, así como las terapias y necesidades especiales de salud y educativas que puede requerir la criatura por nacer, así como la capacidad y limitaciones que tiene el Estado de brindarla.

Proponen también que haya cambios legislativos que permitan la decisión informada y autónoma de las mujeres sobre la posibilidad de continuar o interrumpir de forma legal y segura el embarazo, en casos de estar infectadas por zika con riesgo de afectaciones graves para el producto en gestación y su propio estado de salud. Dicha legislación sería aplicable en otros casos de embarazos que pongan en riesgo la vida y salud de las mujeres.

Piden que haya acciones sostenidas de prevención y erradicación del vector transmisor del zika, en especial en las zonas de mayor pobreza y marginación, donde por las deficientes condiciones de salubridad hay mayor presencia de la enfermedad.

Por último, piden acciones medioambientales y de dotación de servicios de agua potables y saneamiento, en sectores de mayor pobreza y marginación para evitar las causas estructurales que facilitan la propagación de los vectores transmisores del zika y otras enfermedades infecciosas.

Concluyen que "al igual que en otros países latinoamericanos, es previsible el incremento de abortos inseguros realizados por mujeres que no se encuentren en capacidad de continuar con un embarazo con malformaciones fetales y decidan interrumpirlo y al no encontrar la forma de realizarlo de forma legal y segura, lo hagan de manera clandestina, incrementando la morbimortalidad por esta causa".

Publicidad