Comunidades del municipio de Nejapa, al norte de San Salvador, exigen a Coca-Cola reducir en un 22% la extracción de agua en la zona. La empresa consume 1.2 millones de alrededor de  4.7 millones de metro cúbicos que tiene el acuífero para la producción de su producto. Este acuífero  abastece de agua al 46 % de la población que reside en la zona metropolitana del gran San Salvador. Lleva 17 años sustrayendo agua con los “debidos permisos aprobados".


Por Marvin Díaz

—¡Todos los habitantes de las comunidades de Nejapa, exigimos que no sigan con la ampliación de las instalaciones de esta embotelladora! ¡El agua no se vende, el agua se defiende!—

Consignas bajo el abrumador y caliente sol se repetían una tras otra, habitantes de diversas comunidades del municipio de Nejapa, al norte de San Salvador, exigían un alto al abuso de explotación del acuífero de dicho municipio por parte de la empresa transnacional Coca-cola.

En junio del 2015, Industria La Constancia, empresa responsable de producción y distribución de Coca-Cola en El Salvador, solicitó al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) trasladar la planta embotelladora Cristal que tiene en San Salvador, a la planta del municipio de Nejapa por ser una zona rica hídricamente.

Según un informe de Alianza por la Solidaridad, cada año se extraen ceca del 200% del agua disponible del acuífero de Nejapa y según esta organización ambientalista, la embotelladora (Coca-cola) tiene intenciones de ampliar sus instalaciones lo cual provocaría que 1.7 millones de metros cúbicos de agua se extraigan de la zona.

Este acuífero (Nejapa) es el responsable de abastecer de agua al 46% de la población que reside en la zona metropolitana del gran San Salvador por lo que no solo el municipio de Nejapa sería afectado hídricamente sino también varios municipios, comunidades de la zona central.

El acuífero de Nejapa es uno de los grandes aportadores de agua del país ya que produce 4.7 millones de metros cúbicos al año; este mismo es parte del río San Antonio, el cual se ha deteriorado por la extracción del liquido.

María Peñate, habitante  de una de las comunidades de Nejapa, solicitaba a la empresa transnacional el cese de extracción del vital líquido. “Le pedimos a la Coca-Cola que ya no queremos más pozos, porque mucho daño le están haciendo al pueblo de Nejapa”, dijo la habitante con indignación.

Almudena Morena, Alianza por la Solidaridad y coordinadora de Desarrollo Local Sostenible, considera que la situación de Nejapa hay dos grandes responsables. “El Estado salvadoreño e industria la Constancia no están respetando los recursos naturales y los derechos humanos”, mencionó la ambientalista.

Coca- Cola lleva 17 años sustrayendo agua de los acuíferos de Nejapa esto con los “debidos permisos aprobados". Una de las estrategias según el informe de Alianza por la Solidaridad, la empresa amplía sus instalaciones presentando solicitudes al MARN bajo la modalidad de ampliación de bodegas, y esto impide que se realicen análisis independiente de impacto ambiental.

La ambientalista, Almudena Moreno, considera que la problemática persiste en la actualidad. “Uno de los grandes problemas cuando se le otorgaron los permisos para Coca Cola, ellos la colocaron como bodega, en aquel entonces cuando se instaló no tenían ningún requisito como pacto ambiental, no hay una medición de lo que se está consumiendo”.

Un estudio del año 2013 de Industria la Constancia, informe elaborado por J.R. Duarte, señalan que dicha empresa gasta 1.2 millones de metros cúbicos del agua en el año.

La Ministra del MARN, Lina Phol, remarcó que los pozos de los acuíferos se han estimado como sobreexplotados. “La empresa tienen un permiso de extracción de agua de 38 litros por segundo”, dijo Pohl.

Según estas organizaciones ambientalista, la empresa quiere abrir un nuevo pozo con el fin de ampliar su producción comercial a diversos mercados del país. A través de la "Campaña Tierra", se busca detener a que se sigan otorgando más permisos para abrir nuevos pozos.

“La Campaña Tierra se ha conseguido que la ministra de Medio Ambiente ampliara el tiempo para extender el permiso para la explotación del acuífero" , dijo Almudena Moreno.

En la iniciativa de las organizaciones se han recolectado alrededor de 8,500 firmas de las cuales 8,034 se llevaron hasta las instalaciones de Coca-Coca, ubicada en Nejapa, para solicitar que no se siga extrayendo agua indiscriminadamente. Dichas firma proceden de España, Portugal, Belgica, Estados Unidos, Mexico, Argentina, países africanos como, Senegal.

A esta campaña se unen organizaciones como Foro del Agua El Salvador los cuales también presentaron una carta dirigida al director General de Coca Cola en España, Jorge Garduño. “La empresa Coca-cola han ratificado que el acuífero está siendo sobre explotado y han tomado la decisión de retirar el permiso”, dijo Karla Ramírez, representante de Foro de Agua.

Mientras tanto el procurador para la Defensa de los derechos humanos, David Morales, recalcó la importancia de las comunidades del municipio de Nejapa. “Estamos exigiendo junto a las comunidades, que se den los diagnósticos necesarios sobre del estado del acuífero para tener una explotación racional, de lo  contrario, estaremos generando un daño irreversible que ninguna inversión lo pagará ni lo sanará”, expresó Morales.

La Procuraduría de Derechos Humanos está acompañando la situación de acuífero sobreexplotado en la zona norte del país. Morales añadió “en la Procuraduría estamos en contra de la sobreexplotación desmedida, sabemos muy bien que el acuífero de Nejapa está siendo explotado comercialmente por grandes empresas, una de ella transnacionales”, finalizó el procurador.

A través de la iniciativa, las organizaciones y comunidades exigen que se reduzca en un 22% la extracción de agua, no se abran más pozos en la zona, y que la empresa cumpla con su responsabilidad social medioambiental.

Almudena Morenos destacó que falta mucho para poder conseguir un alcance significativo para detener estas prácticas. “El Estado salvadoreño es el primer responsable de velar por los recursos naturales y derechos de la población; tiene que poner limites”, puntualizó.

La titular de MARN hizo mención que como institución hace los esfuerzos necesarios para monitorear el consumo de extracción de agua en la zona. “Nosotros estamos verificando a través de pozos de monitoreo el comportamiento real del acuífero, y estamos pidiendo a las empresa que hagan sus propios pozos de monitoreo y que estén abiertos a la verificación del medio ambiente para tener un idea real de la condición del acuífero”, sostuvo Pohl.

Las organizaciones concluyeron que si el acuífero de Nejapa se sigue sobreexplotando, la situación hídrica de El Salvador se agotará en los próximo 27 años. Hay que recordar que dentro del seno Legislativo hay una iniciativa de, Ley General del Agua, la cual sigue en estudio en la comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático del Salón Azul.

Comenta