*Por Héctor Fernández Espino

Ya han transcurrido dos meses y días, desde la sorprendente y misteriosa muerte del ex presidente Francisco Flores Pérez, más comúnmente llamado “Paco” (QDD+G). Desde entonces muchísimas situaciones hemos experimentado.

Los grandes medios de comunicación como TCS, El Diario de hoy y La Prensa Gráfica prácticamente desde aquella muerte, nada han mencionado acerca de una situación que señala directamente a miembros del partido ARENA. Poco también han mencionado otros medios de comunicación, por una parte comprensible, por la dinámica que vive nuestra sociedad, pero parece que estos no logran desarrollar periodismo investigativo y mucho menos cambiar la agenda manipuladora de los grandes medios de comunicación.

Ahora, además del primer tema de país, que es la inseguridad, acapara la atención de un sector de la población los “papeles de Panamá”, aunque a la mayoría de la población seguro le preocupa aun mas que va a comer este y otros días. Pero algunos salvadoreños y algunas salvadoreñas, que no somos pocos, no vamos a olvidar a Paco Flores, siempre le vamos a recordar, creo que quienes más le recordarán  son las personas damnificadas del  terremoto del 2001. No se le olvidará por el cinismo y su burla al pueblo, el cual consta en los vídeos de sus entrevistas en la comisión especial que se abrió para dar seguimiento al caso.

Peculado, enriquecimiento ilícito y desobediencia de particulares en perjuicio de la administración pública, fueron los delitos por los que se le acusó e investigó, ya que después de muchas argucias que permite la ley y que aprovecharon los abogados defensores, lograron quitar de la lista el delito de lavado de dinero.

$10 millones de dólares de los que se sabe, fueron desviados a cuentas del partido Alianza Republicana Nacionalista ARENA

El hijo de Paco Flores, Juan Marcos flores, dio a conocer inmediatamente después de la muerte de su padre mediante videos y en alocución pública en las exequias de su padre, que el dinero del cual se acusaba  haberse robado está en ARENA. “El dinero siempre estaba en ARENA, aunque ellos lo negaran. Ahora ya saben dónde apuntar los dedos”. Los fondos fueron desviados hacia cuentas bancarias del partido ARENA y personas vinculadas a ese partido.

Algunas de las personas que recibieron cheques: Élmer Charlaix, exdirigente arenero, César Funes,  que fue director departamental de Arena en La Libertad, el exdirector de la POlicía Nacional Civil (PNC) Rodrigo Ávila (que por cierto habla con tanta propiedad sobre actuales temas de seguridad cuando en su tiempo no hizo lo que debía hacer) unas de las encargadas de asuntos electorales, Miriam Mixco, la locutora y presentadora Elena Villatoro: Todas las personas vinculadas al partido ARENA.

Este acto de corrupción, escándalo de grandes consecuencias, fue desvaneciéndose, los grandes medios de comunicación han hecho una gran contribución a que el tema desaparezca de los temas importantes de la vida nacional. El actual fiscal también hace su parte, habla, pero del caso de “los destinatarios de Paco” no dice absolutamente nada. Pareciera que muerto Paco, todo quedó en el olvido. Pero gracias a Dios hay personas que todavía tenemos memoria y no olvidaremos el triste papel de este expresidente que además nos “heredo” la dolarización sin consultar al pueblo y causó con ello mucho daño a la economía del país. Por esas situaciones y otras más, no olvidaremos a Paco.

Francisco Flores ya no está físicamente entre nosotros, pero todas las personas que desempeñan responsabilidades públicas y dicen creer en Dios, también todas las personas que decimos trabajar en beneficio de la población más pobre y excluida deben y debemos recordar las palabras del profeta Miqueas 3. 1 – 4: “Yo dije entonces: Escuchen ahora, príncipes de Jacob, y jefes de la casa de Israel: ¿Acaso no les toca a ustedes saber lo que es justo? Ustedes aborrecen lo bueno y aman lo malo; le arrancan a mi pueblo la piel y la carne, hasta dejarlo en los huesos. Sí, se comen la carne de mi pueblo y le arrancan la piel, le rompen los huesos y los descuartizan, como cuando se echa la carne en la olla y se pone en el caldero. Pero cuando clamen al Señor, él no les responderá; más bien, en ese momento les volverá la espalda por todo el mal que han hecho.

Y esa frase tan importante de Joan Baez pronunciada en sus mejores años de participación en movimientos de protesta por la guerra de Vietnam:

“Si no luchas para acabar con la corrupción y la podredumbre, acabarás formando parte de ella.”

 No te olvidaremos Paco.


héctor*Hector Fernández, exrector de la Universidad Luterana de El Salvador y actualmente director del Instituto Ecuménico Diaconal Esteban. Bloguero de la Revista Gato Encerrado.

Comenta