Llaman a la Asamblea Legislativa para que ratifique el artículo 69 de la Constitución, la aprobación de una Ley General del Agua que vele por el derecho humano a esta y no se trate de una forma comercial, además de la prohibición de la exploración y explotación de oro y plata, y el uso de agro-tóxicos.


Por Xochitl Acevedo

En conmemoración del Día Mundial de la Madre Tierra,  la Mesa Nacional Frente a la Minería en El Salvador expresa el conflicto que está atravesando el país sobre la amenaza que refleja la minería, y da su postura sobre la escasez del agua en materia socioambiental.

Los temas de la minería y el agua van de la mano según Edgardo Rivas, miembro de la Mesa Nacional Frente a la Minería en El Salvador. “La minería como industria con actividad productiva siempre va a afectar el agua, también el aire y la tierra, pero el agua es el principal dañado porque hacen uso extenso de ella, contaminándola y generando contaminación de corto a largo plazo” expresó.

Rivas además afirma que algunas de estas contaminaciones provocadas por las empresas mineras al agua son irreversibles, como es el caso de un drenaje de ácido que desemboca en el rio San Sebastián, La Unión, el cual la ha contaminado a extremo y que “no hay posibilidad de resolver ese problema”.

Edver Rivas es miembro de la Red de Activistas de El Salvador, dice que la contaminación del agua por la producción minera es un problema serio porque muchas personas siguen consumiendo el agua y esto les provoca enfermedades como es la insuficiencia renal y hay altos niveles de enfermedades, y “la gente dice que no sabe por qué es, y lo que pasa es que el agua que se están tomando está contaminada”.

Y aunque no haya minería en el país, si hay permisos dados por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) y el Ministerio de Economía para exploraciones en zonas mineras dadas a empresas internacionales para que “vengan a intentar explotar nuestros recursos”, como es el caso de la empresa El Dorado, en Cabañas, cuyos permisos se han detenido debido a la presión de las comunidades para que no se permita.

Sin embargo el problema no queda en territorio salvadoreño estrictamente pues Edver Rivas explica que “el agua no es propia del país, viene de Honduras y Guatemala y desemboca a ríos de aquí”

 Y por lo menos en el Cerro Blanco en Guatemala, que está a pocos kilómetros del lago Guija de El Salvador, “hay una mina con altas posibilidades de comenzar a producir” provocando que el agua que contamine venga a desembocar a ríos del país, y afectando el 5 % de agua potable superficial que queda en El Salvador.

Edver Rivas dice que las medidas para la prevención de la minería y de la contaminación del agua que se están tomando como Mesa Nacional es “hacer campañas de sensibilización con las personas e impulsando procesos de formación de estos temas en especifico”.

Emergencia nacional por falta de agua.

En cuanto a las medidas que dio el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén frente al estado de emergencia en el gran San Salvador por el agua, Saúl Baños, miembro de la Mesa Nacional Frente a la Minería en El Salvador, dijo que “las medidas son buenas, sin embargo los pasos a seguir nos parecen un poco cortos”, y asegura que no se está haciendo lo suficiente para proteger los mantos acuíferos de recarga hídrica del país y solo se está refiriendo a proveer el servicio de agua potable a la zona metropolitana.

Baños se refirió a que este problema viene desde años y que “hay debilidad legal e institucionalidad” por parte del MARN, la Asamblea Legislativa y el Órgano Judicial “porque se niegan a crear institucionalidad jurisdiccional para dar protección y juzgados ambientales”.

Así como la negación de apertura a juzgados y cámaras ambientales en los departamentos de Santa Ana y San Miguel.

Llamado a las autoridades correspondientes

La Mesa Nacional Frente a la Minería en El Salvador hace el llamado a las entidades correspondientes afrontar la problemática, especialmente a la Asamblea Legislativa para que ratifique el artículo 69 de la Constitución, la aprobación de una Ley General del Agua que vele por el derecho humano a esta y no se trate de una forma comercial, además de la prohibición de la exploración y explotación de oro y plata, y el uso de agro-tóxicos.

Además esperan que El Salvador informe en la próxima visita del Relator Especial del Agua y Sistema de Protección Universal de Derechos Humanos, sobre las acciones y medidas concretas en protección a la Tierra y “no se limite a informar de aspectos meramente formales como la aprobación de planes y creación de comisiones.

Comenta