Foto/Irvin Portillo

Varias organizaciones se han estado presentando al parlamento salvadoreño para exigir a los diputados que apresuren las conversaciones sobre leyes medioambientales que garanticen acceso al agua y a la alimentación. Esta vez miembros de la organización Foro del Agua se concentraron a las afueras de la Asamblea legislativa para exigir el derecho al agua.


Por Irvin Portillo

A raíz de la crisis de agua que el Estado afronta al decretar una alerta naranja en el área Metropolitana de San Salvador donde poco más de un millón de habitantes han sufrido escasez de agua. El presidente de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA), Marco Fortín, ha asegurado que históricamente en El Salvador las tuberías y el sistema de abastecimiento de agua potable ha sido diseñado para que las zonas exclusivas de la capital nunca les falte el agua; no así las zonas conocidas como "populares" y de la periferia de San Salvador quienes se han visto obligados a cerrar calles hasta que les resuelvan meses sin agua.

Ante ello, miembros del Foro del Agua se concentraron en la entrada principal del Palacio Legislativo para exigir a los diputados su derecho al agua ya que desde hace varios meses están siendo afectados con el desabastecimiento y contaminación del vital líquido en sus lugares de residencia.

“La población más pobre sigue pagando el costo de ésta crisis del agua que no se quiere resolver aquí en la Asamblea Legislativa porque los partidos de derecha, principalmente ARENA sigue defendiendo los intereses de unas pocas empresas “, expresó Carlos Flores, representante del Foro del Agua.

Según los afectados, la Asamblea Legislativa no ha tomado cartas en el asunto y el problema se ha vuelto más crítico ya que el agua superficial está contaminada y el territorio ha perdido la capacidad de administrar aguas lluvias, debido a la mala gestión de cuencas y el mal uso que las empresas y urbanizadoras ejercen con ella.

El objetivo de esta concentración es que los diputados aprueben una Ley  general de aguas que garantice la presión pública y comunitaria, la sustentabilidad y el derecho humano al agua en El Salvador, por lo que se solicitó retomar de inmediato la discusión del anteproyecto de Ley general  de Aguas que fue abandonada en julio del 2014, como lo expresa  su comunicado dirigido a los diputados.

También expresaron que las áreas afectadas incluyen colonias metropolitanas periféricas pero en la zona rural es donde el problema es más grave y generalizado, ya que los cañeros, ganaderos y empresas turísticas se han apropiado del agua restante de ríos y quebradas.

Recientemente la Audiencia Pública del Tribunal Latinoamericano del Agua, (TLA) ha recomendado al Gobierno que revoque los permisos de extracción de agua para fines comerciales de fuentes que nutren de agua a San Salvador. Según datos de ANDA, más del 40 % del agua de San Salvador proviene del río San Antonio, Nejapa, al norte de San Salvador, mismo que ha sufrido una disminución en su caudal debido al incremento de la extracción con fines comerciales.

Asimismo ANDA, ante la crisis, ha señalado que requiere de $3.5 millones de dólares para resolver la emergencia de la escasez. Con ese dinero, buscarán comprar pipas de agua, reparar plantas potabilizadoras de agua y restaurar la red de tuberías, entre otros aspectos.

Comenta