En el Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia conmemorado cada 17 de mayo, organizaciones de este sector hicieron un llamado a la sociedad salvadoreña y a las autoridades correspondientes para que se haga valer el derecho que como seres humano tienen.


Por Xochitl Acevedo

Al menos 42 miembros de la comunidad de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Travestis, Transgéneros, Transexuales e Intersexuales, (LGBTI) fueron asesinados en 2015, y de estos 32 era mujeres trans.  Según datos oficiales de 1997 a la fecha se acumulan cerca de 500 asesinatos contra miembros de este sector y la mayoría continúan impunes.

Tatiana Herrera es transgénero y afirma es enfática al mencionar los distintos actores sociales son parte de un ciclo discriminatorio en contra de este sector social. “Nos discriminan por ser transgénero, la mayoría de nosotras nos encontramos en un ciclo de discriminación y violencia, en la escuela, en la iglesia, en las instituciones, en la calle y en cualquier espacio”.  Por ello considera que se deben regular normas para esta problemática que ya no se puede seguir aumentando.

Por eso en el Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia conmemorado cada 17 de mayo, organizaciones de este sector hicieron un llamado a la sociedad salvadoreña y a las autoridades correspondientes para que se haga valer el derecho que como seres humano tienen.

Mónica Linares, directora Ejecutiva de la Asociación Solidaria para Impulsar el Desarrollo Humano “Arcoíris Trans” (ASPIDH) expresa que hay muchos casos de asesinatos en el país por el desprecio que tiene la sociedad hacia ellas y hacia la comunidad LGBTI, y que muchos de estos casos han sido muy crueles por las maneras en que los han asesinado.

Francela Méndez, activista de la Asociación “Colectivo Alejandría”, fue asesinada en Sonsonate el 31 de mayo de 2015; el caso fue ligado con el narcotráfico como móvil, por la División Anti Narcótico de la Policía.

“Ya se hicieron plantones en la Fiscalía exigiendo el esclarecimiento de estos casos, y exigiendo que no se vinculen nuestras muertes a narcotráfico o robo”, explica Camila Portillo de la Asociación Solidaria para Impulsar el Desarrollo Humano, Aspidh-Arcoiris El Salvador.

Por esta razón, en una pancarta han destacado la mayoría de casos de asesinatos en la que se puede ver sus fotografías y sus nombres; se puede ver como citan algunos “Joven Trans asesinada en Santa Ana en el 2013, aún no cumplía la mayoría de edad, según amigas que la reconocieron le habían despedazado el cuerpo, NO HAY INVESTIGACIÓN.”  Y algunos recortes de noticias de periódicos con notas como: “Matan a la Thalía, a dos hombres y una mujer”.

thalía

La comunidad civil LGBTI pide a las autoridades correspondientes que se haga valer el derecho que tienen, afirman que ellos son humanos como todos los demás y piden que ya no se les violente; además de que se les proteja mediante leyes que regulen la situación que están viviendo, asimismo que se les reconozca como parte de la sociedad salvadoreña.

Según el procurador para la defensa de los derechos humanos, David Morales, “la población LGBTI es víctima de la discriminación, rechazo e intolerancia, lo que se evidencia en las graves violaciones a sus derechos humanos, la violencia sexual y de todo tipo basaod en su género, agresiones físicas y verbales”.

Por lo que Morales desde el año 2009 realiza acciones a favor de la población LGTBI, siendo así que en el año 2012 conformó la Mesa Permanente sobre los Derechos Humanos de la población LGTBI, y reiterando este día que está a favor de que se puedan velar los derechos humanos de ellos y ellas.

Por su parte, la ministra de Trabajo, Sandra Guevara, afirma que “estamos trabajando el tema de la NO DISCRIMINACIÓN que es un problema grave en los lugares de trabajo”.

Lea también: Nicky, una sobreviviente de la discriminación laboral en El Salvador

Y así, la comunidad LGBTI en conjunto con otras autoridades siguen trabajando y dando a conocer que: “No somos personas peligrosas, estamos en peligro” como lo afirma Gabriela Miranda, una transgénero que quiere ver una sociedad en donde no se le discrimine, ni se le violente a su persona y a sus derechos.

También puede interesarle: ¿Flojera o incapacidad Fiscal en crímenes contra LGBTI? 

Ser gay en El Salvador

Comenta