En lo que va del 2016 ha sido asesinados 524 menores de 18 años. Estudio revela que más de 15 mil estudiantes abandonaron la escuela por la violencia. Asimismo revela que existen más de nueve mil reconocimientos de agresiones sexuales , en su mayoría las víctimas son niñas.


Por Marielos Flores

Según cifras del Instituto de Medicina Legal (IML), en El Salvador, un total de 3, 969 niños, niñas y adolescentes menores de 19 años  fueron asesinados como víctimas de la violencia, lo que equivale a un 20 % del total de homicidios que se realizan en el país en ese periodo, de acuerdo con datos de un estudio publicado el pasado 16 de noviembre sobre la situación de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Juventud contemplado en el período de 2011 al año 2015, y realizado por la Alianza por los  Derechos de la Niñez, Adolescencia y Juventud.

En su mayoría  dichos asesinados fueron cometidos contra el grupo poblacional de las edades 15 a 19 años, seguido de 10 a 14 años. El 12 % de las personas asesinadas fueron niñas y adolescentes. Y el 88 % de las victimas corresponde al sexo masculino, en ello se determina que en su mayoría corresponden como principales autores intelectuales a las pandillas en país y algunas de las causas se encuentran la dificultad para desplazarse de una colonia, municipio, debido al control territorial de pandillas.

Durante la presentación del estudio, el ministro de Justicia y Seguridad, Mauricio Landaverde, informó acerca de los homicidios cometidos entre el año 2015 al 15 de noviembre del 2016 de los cuales la mayor parte de victimas corresponden a menores de 18 años, según datos de la Policía Nacional Civil (PNC).

 En el año 2015 se identificaron un total de 577 víctimas de homicidio menores de 18 años, y para este 2016, hasta el día de ayer (15 de noviembre) se contabiliza 524 víctimas de lo cual señala que es positivo, porque existe una reducción del 9 % de homicidios en comparación al año pasado.

En cuanto a los jóvenes que contemplan las edades de 18 a 30 años, se registraron 2,506 víctimas en el año 2015, entre ellos hombres y mujeres, hasta el 15 de noviembre del presente año, se reportan 2,123 homicidios hacia este  sector, equivalente a una reducción del 15.3 %, de lo cual se tiene menos victimas que el año 2015.

No obstante, autoridades policiales consideran que aún son datos muy altos pues representan más de la mitad de las víctimas de homicidios de todo el país ya que la niñez y adolescencia constituyen el 11 % y los jóvenes el 44 % ambos porcentaje, representan el 55 % de los homicidios a nivel nacional.

“Como institución se prioriza la investigación en cada homicidio más cuando la víctima es un niño o un joven se busca siempre capturar a los autores del hecho cometido, el trabajo de la Policía y la Fiscalía van siempre de la mano y están enfocados en capturar a los grupos que están amenazando a la seguridad de todos los salvadoreños y al mismo tiempo se está realizando trabajo preventivo para disminuir la alza de homicidios en el país”, expresó Landaverde.

Otro de los hallazgos destacado es la protección de la niñez, ya que dentro del período en que se realizó dicho estudio resaltan los casos de violencia sexual el cual tuvo un considerable incremento. El IML realizó 9, 947 reconocimientos de hechos de violencia sexual, de ellos el 85 % en niñas  y el 15 % en niños; en el 76 % de los casos de violación, el agresor era persona conocida de la víctima.

Según datos brindados por el Instituto de Desarrollo de la Niñez y Adolescencia (ISNA) la población atendida dentro de sus programas fue un total de 2,298  casos entre los motivos se detallan: 548 casos de abandono, cuidado personal y protección (412), salida ilegal del país (286), negligencia y descuido (190), maltrato físico (178), abuso sexual e infantil (134) por mencionar algunos de ellos.

“Me parece un estudio bastante completo y documentado; es muy importante dicho análisis de la situación actual de la niñez porque nos permite evaluar lo que se tiene como país, los avances, pero también distinguir que retos y desafíos tenemos como instituciones que velan por los derechos de la niñez y adolescencia, además de las cosas que debemos mejorar”, expresó  Zaira Navas, directora Ejecutiva del CONNA.

Por otro lado, dentro del análisis del estudio realizado, se identificaron acciones que favorecen la permanencia de estudiantes en los centros educativos del país, entre ellos se destacan los programas: entrega de paquetes escolares y uniformes, vaso de leche, alimentación y salud escolar,  un niño, una niña, una computadora, beneficiando al sector de instituciones públicas.

Pero a pesar de estos distintos programas, continúa el problema de la deserción escolar ya que entre el año 2012 al 2015,  471,425 niños, niñas y adolescentes se han retirado de los centros educativos, entre las causas destacan: el cambio de domicilio del estudiante de los cuales son 17,631 casos registrados entre ese período, abandono del país (17,631), labores domésticas (17,631), delincuencia (15,511) y embarazo (5,335) casos.

Representantes de las instituciones que presentaron el informe, señalan que durante estos cinco años, El Salvador  no ha avanzado en la aprobación de una Ley de educación integral en cuanto al tema de sexualidad, derechos reproductivos e igualdad de género.

La Alianza por los  Derechos de la Niñez, Adolescencia y Juventud es conformada a partir de un consorcio creado con la participación de organizaciones salvadoreñas como: Plan El Salvador, Fundación para el Estudio de la Aplicación del Derecho (FESPAD), Organización de Mujeres Salvadoreñas por la Paz  (ORMUSA), Asociación Movimiento de Mujeres Mélida Anaya Montes  (LAS MELIDAS), Instituto de Investigación, Capacitación y Desarrollo de la Mujer  (IMU) y Asociación de Capacitación e Investigación para la Salud Mental (ACISAM), que por afinidades, objetivos, y propósitos, tiene en común impulsar, promover y defender los derechos de niñas, niños, adolescentes y jóvenes en país.

Comenta

Publicidad