Existen problemas como: el derecho al agua, una ley que aún no ha sido aprobada, los DDHH de la comunidad LGTBI la cual recientemente ha sido rechazada por la Sala de lo Constitucional, la impunidad, embarazos juveniles, explotación de los niños y  el abuso y discriminación en general.


Por Xochitl Acevedo 

La Procuradora para la Defensa de los Derechos Humanos, Raquel Caballero de Guevara, brindó un balance sobre la situación de los derechos humanos el cual comprende desde el 01 de enero hasta el 15 de diciembre del 2016.

Caballero dio a conocer los avances de la institución en cuanto al cumplimiento de los derechos humanos en el país tales como El fortalecimiento de las unidades del sistema de protección y la aplicación de un modelo de gestión para respuesta a las víctimas.

En el balance presentado concluyó que hubo 1,755 expedientes por presunta violación a los derechos humanos, 9,136 orientaciones, 447 denuncias a la integridad personal y 238 a la seguridad personal, teniendo un aproximado de 15 mil casos tratados este año.

El tema de los derechos humanos es un tema de la agenda nacional que a diario se toca, pero que pocas veces es para dar noticias afirmativas al respecto, considera la funcionaria.

La delincuencia, por ejemplo, es una de las violaciones a los derechos inherentes de las personas en el país, donde niños, jóvenes y adultos están rodeados de la incertidumbre de ser o no afectados por los grupos pandilleriles.

“Mi familia y yo no podemos regresar a nuestra casa, nos han amenazado”,  es una de las frases que a menudo escucha la procuradora, de personas que han sido desplazadas forzosamente por delincuentes. Por ello,  la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) ha creado albergues que sirven de hogar a estas personas mientras se les soluciona sus casos.

Sin embargo, no solamente la delincuencia asecha contra el incumpliendo de los DDHH, ya que también existen problemas como: el derecho al agua, una ley que aún no ha sido aprobada, los DDHH de la comunidad LGTBI la cual recientemente ha sido rechazada por la Sala de lo Constitucional, la impunidad, embarazos juveniles, explotación de los niños y  el abuso y discriminación en general.

Sin duda alguna, la lista es grande pero para ello la PDDH sigue trabajando por ello, y aunque no se haya aún aprobado algunas leyes la procuradora afirma seguir luchando por ello: “se han mejorado los requerimientos de la institución, la reactivación y el seguimiento del trabajo con mesas temáticas”, añade.

Además, Caballero hizo una invitación a que los grandes empresarios tomen muy en cuenta el trabajo de las personas de campo, mujeres y trabajadores que hacen que funcione la economía del país, para que su trabajo sea valorado y respetado.

Asimismo, al Gobierno de El Salvador, que analicen los objetivos de las medidas extraordinarias que implementaron, y determinar cuáles son las fallas y necesidades que presenta, para que la población civil no se vea afectada.

La procuradora hace un llamado a construir una “Cultura de paz” para el próximo año 2017, en el que las personas puedan convivir unas con otras y que se practiquen valores como la tolerancia, respeto y la inclusión.

Publicidad