Existe una criminalización a toda la crítica ciudadana, denuncia periodística, la protesta social y la defensa de los territorios de los pueblos. En ese fuego cruzado los periodistas y comunicadores reciben censuras, amenazas, hostigamientos y asesinatos por el hecho de cubrir y publicar las noticias acerca de la corrupción de los gobiernos, el narcotráfico, crimen organizado y sobre los proyectos extractivistas que se pretenden imponer en la región a costa de la voluntad popular


Por Alfredo Carías

Representantes de medios y centros de comunicación alternativos, comunitarios, indígenas y populares de Centroamérica, México y el Caribe demandaron garantizar la seguridad de periodistas y comunicadores en la región debido a los numerosos casos de asesinatos y violencia contra ellos.

Durante un encuentro regional, concluyeron que son urgentes los cambios jurídicos que deben hacerse para proteger a las periodistas y comunicadores, así como el derecho al ejercicio periodístico y la libertad de expresión destaco Liliana León, comunicadora costarricense de Voces Nuestras.

“Exigimos a los estados de la región mesoamericana y caribeña garantizar la libertad de expresión y de prensa, el acceso a la información y el derecho humano a la comunicación que son fundamentales para la democracia plena. Condenamos el asesinato de periodistas en la región especialmente en México, Honduras, Guatemala, y El Salvador demandamos justicia en todos los casos”, concluyo León.

En el caso de Honduras, José Peraza de Radio Progreso, manifestó que los comunicadores y periodistas están en peligro ante la grave situación que vive el país en el tema de seguridad y violencia, narcotráfico, así como entre las disputas del poder político partidario.

En similares condiciones, Walter Cuc de la Federación Guatemalteca de Escuelas Radiofónicas (FGER), señaló que en su país también se está exigiendo a las autoridades guatemaltecas garantizar el libre ejercicio a la comunicación y protección al gremio periodístico.

“Como está el escenario de Honduras está el escenario en Guatemala. Exigimos a las autoridades guatemaltecas garantizar el libre ejercicio a la comunicación, debido a que solo el año pasado fueron asesinados 12 periodistas, es un país donde ejercer este trabajo es muy riesgoso. En especial para los medios populares como los nuestros, solo por estar defendiendo los derechos de la población guatemalteca”, declaró Cuc,

Añadió que el grado de conflictividad en Guatemala es enorme y existe una conflictividad por los megaproyectos que ponen en riesgo este ejercicio periodístico que hacen desde el sector comunitario.

Por su parte Mónica López, de Radio Guayacocotla en Veracruz, México, considera que la agresión y asesinato a periodistas pone en peligro la libertad de expresión y de protesta social en la región de Mesoamérica y el Caribe.

En el caso de El Salvador, aunque no se han registrado recientemente asesinatos contra periodistas por su labor profesional si se han presentado amenazas de muerte como fueron víctimas las periodistas de la radio comunitaria Victoria en Cabañas por denunciar el proyecto minero “El Dorado” en la zona según el testimonio de la comunicadora de dicha emisora Maricela Ramos.

“En ese momento lo que nos hizo pensar que (las amenazas) fue por el tema minero, fue porque todos los mensajes que nos dirigían a la radio Victoria, todos decían que les va pasar lo mismo que le paso a Marcelo Rivera (activista asesinado en el año 2009) si están de bocones, si están hablando en contra de la minera, si están hablando que la minería no ayuda al progreso del departamento”, expresó Ramos.

Además, el asesinato del joven locutor Nicolás Silvestre García, de 23 años, ocurrido en mayo de 2016, quien laboraba para una radio comunitaria del municipio de Tacuba, Sonsonate, también es parte de estas denuncias

De acuerdo con las primeras pesquisas, García no permitió que presuntos pandilleros utilizaran la radio para sus fines delictivos; además, posiblemente miembros de pandillas estaban en contra que el comunicador abordara temas de prevención de violencia, sin embargo, vecinos descartan ambos móviles.

No obstante, por este caso la Fiscalia logró la condena de cuatro pandilleros a 20 años de prsión.

En la mayoría de los países de Centroamérica, México y el Caribe existe una criminalización a toda la crítica ciudadana, denuncia periodística, la protesta social y la defensa de los territorios de los pueblos, en ese fuego cruzado los periodistas y comunicadores reciben censuras, amenazas, hostigamientos y asesinatos por el hecho de cubrir y publicar las noticias acerca de la corrupción de los gobiernos, el narcotráfico, crimen organizado y sobre los proyectos extractivistas que se pretenden imponer en la región a costa de la voluntad popular.

Comenta

Publicidad