Criminólogo y analista de seguridad dice que “tanquetas” nunca debieron salir a la calle. Aunque defiende el uso de la FAES en la seguridad pública. Además critica pocas garantías de continuidad del plan “El Salvador Seguro”


Por Redacción Gatoencerrado

Ricardo Sosa, criminólogo y experto en temas de seguridad fue el invitado en la edición siete de “Gatoencerrado en la Radio”, en la que se abordó el tema de la seguridad tanto en la capital como a nivel nacional. Según Sosa, el despliegue de la “Fuerza de Tarea Vulcano” que implicó movilización de pesado vehículos militares con fuerte artillería, no genera un disuasivo en la mente de los criminales para no cometer delitos.

El gobierno salvadoreño desplegó dicho plan el pasado 18 de septiembre y solo cuatro días después reportó el segundo repunte de homicidios en lo que va del año a nivel nacional, dejando al mes de septiembre como el segundo más violento del año hasta ahora con 435 homicidios.

Lea también:  Repunte de homicidios en tiempos de tanquetas

“En estos 60 días hemos tenido asesinatos y homicidios, casi cerca de los vehículos blindados. Esto es evidencia que el vehículo en sí no genera efectos disuasivos en los criminales. El vehículo blindado es para el mando control de comunicación en los 25 puntos implementado en San Salvador”, dijo Sosa.

Añade que la premisa de que al criminal le intimida o le da miedo el ver a vehículos militares en las calles, no tiene respaldo desde el punto de vista criminólogo.

“Los carros blindados no debieron salir a las calles; la gente los está utilizando para tomarse selfies, y eso es ridiculizar a la FAES”, manifestó.

Sostiene además que se debe apostar por un mejor modelo económico, transformación en el sistema educativo y los servicios básicos.

“Ya vamos a entrar a campaña y aparecerán diferentes propuestas de seguridad, estas no trascenderán los cinco años; serán cortoplacistas”, opina.

 

Asimismo, hizo serias críticas al plan “El Salvador Seguro”, la estrategia insignia del segundo gobierno del FMLN para combatir el crimen. Según Sosa, aparte de tener menos prevención y más represión, el mismo no da garantías sobre su continuidad.

“Cuando revisamos el “Plan El Salvador Seguro” no aparecen medidas extraordinarias, esta es la primera incongruencia. El plan se basa en un 82% en prevención y el 28% en combate en represión. En la práctica tenemos más represión que prevención”, señaló.

Además, dice que la debilidad que observa al actual gobierno es que cada tres o cuatro meses cambia el plan de seguridad, aun con las medidas extraordinaria.

“Esto repercute en la sociedad en un sentimiento de desesperanza, que todo está perdido y acostumbrémonos porque no hay de otra”, lamenta Sosa.

No obstante, Sosa ve resultados positivos ante el uso de la militarización en la seguridad pública, expresando que si bien ese rubro es tarea de la Policía Nacional Civil (PNC) ésta no sería suficiente sin el respaldo de la Fuerza Armada, quien ha comenzado a modificar su enseñanza para tiempos de paz.

Ricardo Sosa

Además, dijo que si bien hay detractores del uso de la FAES en seguridad pública debido a las denuncias de abusos de autoridad y violación a los derechos humanos, es un riesgo que se debe cumplir.

“En la lucha de combate y represión, uno de los grandes riesgos es: las violaciones a los derechos humanos, esto por el constante enfrentamiento”, dijo, aunque además subrayó la necesidad de que estos casos deben ser investigados y no dejarlos en la impunidad.

Por último, manifestó que despliegues como la “Vulcano” deben extenderse a otros municipios de San Salvador como San Marcos, San Martín y Apopa, entre otros.

Concluyó que “a la luz de la criminología, el proceso de transformación le puede demorar al país entre 15 a 25 años”.

Escuche cada miércoles a partir de las 4:30 p.m. Gatoencerrado en la Radio a través del 92.1 FM Radio La Klave. Un espacio gracias a la Fundación Heirinch Böll El Salvador y el Instituto Diaconal Esteban. 

 

Comenta

Publicidad