El ministro de medio ambiente salvadoreño, en su calidad de presidente pro tempore de la comisión de ambiente del SICA, presentó una iniciativa ambiental para reducir los gases de efecto invernadero en la región centroamerica y República Dominicana. La propuesta fue hecha en la cumbre global para el clima, convocada por las Naciones Unidas.


Por GatoEncerrado

El ministro de medio ambiente y recursos naturales de El Salvador, Fernando López Larreynaga, presentó este domingo 22 de septiembre una iniciativa para la adaptación al cambio climático y reducción de gases de efecto invernadero, en la cumbre global para el clima, convocada por las Naciones Unidas. El funcionario salvadoreño fue hasta Nueva York para participar en la cumbre, en su calidad de presidente pro tempore de la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo del Sistema de Integración Centroamericana y República Dominicana (SICA).

“Centroamérica ha sido tipificada, a nivel global, como la región más sensible al cambio climático. En años recientes, tanto el istmo como República Dominicana han visto incrementarse en número e intensidad los desastres climáticos, con altas repercusiones sobre la economía y la seguridad alimentaria, incidiendo en los procesos migratorios de nuestros países”, dijo el ministro en Nueva York.

Uno de los compromisos adoptados por los países que conforman el SICA fue conservar y restaurar 10 millones de héctareas para el año 2030. En lo que falta para esa fecha, los países de Centroamérica y República Dominicana destacaron cuatro iniciativas que pretenden realizar.

Los cuatro aspectos de la propuesta, según detalló el funcionario, son: en primer lugar la conservación de bosques y ecosistemas forestales. Con esto los países del SICA buscan impulsar acciones que permitan reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero relacionadas con la deforestación y degradación de los bosques, a través de la adopción e implementación de estrategias efectivas para enfrentar las principales causas directas e indirectas de la deforestación, promoviendo la gestión forestal sostenible y la rehabilitación de ecosistemas forestales degradados y la promoción de Sistemas Agroforestales Resilientes.

En segundo lugar, según la propuesta, los países del SICA buscan transformar los Sistemas de producción agrícola, con tránsito hacia una agricultura y ganadería baja en carbono y resiliente al cambio climático. En el documento se explica que transitar a una agricultura sostenible y resiliente, baja en carbono, provoca una reducción en el uso de agroquímicos y fertilizantes nitrogenados y mejora el manejo del recurso hídrico, adoptando prácticas sostenibles de gestión del recurso suelo. Con énfasis en ganadería, caña  de azúcar, la  piña;  la palma aceitera, cacao y café, con involucramiento del sector privado.

Los países también proponen la conservación de principales masas boscosas de la región y su conectividad ecológica. Entre los lugares que los países del SICA han identificado para restaurar y conservar están: La Selva Maya,  Trifinio, La Mosquitia, incluyendo el río Plátano; Biósfera Bosawás,  Biósfera Indio Maíz, Reserva La Amistad y Darién, con un relanzamiento del Programa Corredor Biológico Mesoamericano que permita recuperar la conectividad ecológica y estabilidad de los ecosistemas forestales.

Finalmente, en la propuesta los países hacen énfasis en desarrollar/ establecer un sistema de monitoreo reporte y verificación (MRV) ampliado,  que incluya  Mitigación y Adaptación. El documento señala que además de monitorear las capacidades de captura y almacenamiento de carbono, se podrá contar con información sobre beneficios de adaptación.

Comenta