Gobierno de México desmiente a Bukele sobre los supuestos 12 pasajeros con COVID-19

El presidente Nayib Bukele cerró el aeropuerto internacional para todos los vuelos procedentes de México, como una de las medidas para enfrentar el COVID-19. La medida fue tomada por la "irresponsabilidad" de las autoridades de México, según Bukele, al permitir que pasajeros con COVID-19 viajaran a El Salvador. Las autoridades mexicanas dijeron que todo era una mentira. GatoEncerrado buscó a las autoridades de salud en El Salvador y no quisieron responder sobre las fuentes del presidente para asegurar que en el vuelo había 12 casos confirmados. Bukele sigue sin mostrar evidencias que respalden sus afirmaciones.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

El presidente Nayib Bukele aseguró en su cuenta de Twitter que 12 pasajeros del vuelo 431 de Avianca, programado para salir de México a El Salvador la tarde del lunes 16 de marzo, eran casos confirmados de COVID-19. Lo dijo sin mostrar pruebas e incluso acusó a las autoridades mexicanas de “irresponsables”. Luego, el presidente prohibió la entrada a El Salvador de los vuelos internacionales y finalmente solo prohibió los vuelos provenientes de México. El tweet de Bukele provocó una polémica con el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcel Ebrard, quien acusó a Bukele de mentir. La prohibición de Bukele dejó varados a más de 150 ecuatorianos que venían para hacer una conexión de vuelos en el aeropuerto internacional Monseñor Óscar Arnulfo Romero.

A las 4:55 p.m. del 16 de marzo, Ebrard solicitó a Bukele pruebas que confirmaran las acusaciones por las que tachó al gobierno mexicano de irresponsable.

La respuesta de Bukele, ante los cuestionamientos del secretario Ebrard, no fue para proveer pruebas, sino que tuiteó una evasiva para reclamar por qué el gobierno mexicano le concedió asilo político al expresidente de la Asamblea Legislativa, Sigfrido Reyes, quien es buscado por la Interpol por un caso de corrupción.

Más tarde, esa noche, Ebrard confirmó vía Twitter que todos los pasajeros que iban abordar el vuelo 431 de Avianca, incluidos los 12 salvadoreños que venían de Chicago para hacer conexión, fueron sometidos a los exámenes correspondientes. Esa misma noche, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de México, Hugo López-Gatell, en una conferencia de prensa hecha para aclarar la situación, explicó que el rumor se inició porque los 12 salvadoreños esperaban su vuelo con mascarillas y cubrebocas generando pánico entre los demás pasajeros.

Alrededor de las 10:00 p.m., el Gobierno mexicano publicó un comunicado de prensa confirmando que el Servicio de Sanidad Internacional de la Ciudad de México concluyó, tras una revisión médica, que no existen los supuestos 12 casos de pacientes con COVID-19 y que ninguno de los pasajeros mostraba síntomas asociados con el padecimiento. 

Bukele le restó veracidad a las pruebas alegando que es “imposible haber hecho el examen para COVID19 a 12 personas en una hora, cuando de haberlos hecho todos al mismo tiempo, hubiera tenido que esperar 7 horas por los resultado”.

El presidente de México, Manuel López Obrador, ha sido criticado por las nulas medidas de seguridad que ha tomado para evitar la propagación de COVID-19. Incluso insto a que la gente se siguiera saludando de abrazo y de beso: “Hay que abrazarse no pasa nada”, dijo hace cinco días. Sobre la acusación de Bukele, López Obrador se limitó a decir "no polemizaré con el presidente de El Salvador".

Durante una conferencia de prensa, hecha el martes 17 de marzo por la mañana, el Viceministro de Salud salvadoreño, Francisco Alabí, respaldó la versión de Bukele y argumentó que las prueba hechas a los 12 salvadoreños fueron “pruebas rápidas” y no pruebas PCR, que son las establecidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para confirmar casos positivos de COVID-19. GatoEncerrado le preguntó al viceministro de Salud sobre estas pruebas para entender por qué razón el Gobierno salvadoreño afirma que 12 pasajeros eran casos confirmados, pero se negó a responder. 

"Las pruebas rápidas" no existen

El infectólogo Iván Solano Leiva dijo a GatoEncerrado que no existen "pruebas rápidas" para confirmar casos de COVID-19, pero que sí es posible que los resultados de las pruebas PCR se den de manera rápida. 

“El estándar de oro para el diagnóstico por infección por el COVID19 es PCR. No existen pruebas rápidas así como las de VIH, por ejemplo. Decir que el resultado de la prueba es rápido es otra cosa. Generalmente una prueba de carga viral, que es el método confirmatorio para este tipo de enfermedades, puede  tardar 1 o 2 horas el resultado por biología molecular, que es el estándar para estas enfermedades. El diagnóstico puede ser rápido. Las pruebas de PCR pueden salir en una o dos horas, lo que pasa es que en El Salvador tienen una máquina que necesita 44 muestras para correr la prueba, es por eso que se tardan más en dar resultados. En México desconozco qué equipo tienen para correr las pruebas”, explicó Leiva.

La Comisionada Presidencial, Carolina Recinos, dijo en un programa de televisión que se obtuvo la información de que los 12 pasajeros habían dado positivo al virus debido a que autoridades de Salud mexicanas informaron al Gobierno de El Salvador sobre el contagio. GatoEncerrado busco a la secretaría de Salud Federal de México y a la Secretaría de Salud de Ciudad de México para corroborar las afirmaciones de Recinos y sobre las máquinas utilizadas para la detección de COVID-19, pero al cierre de esta nota no hubo respuesta.

Comenta