Feminicidio tentado en Sonsonate se suma a la violencia de género en cuarentena

La Colectiva Feminista dice que en Sonsonate, desde que inició la cuarentena domiciliaria, hay un aumento del 60 % de hechos de violencia contra la mujer. Según la organización, Isdemu no está asumiendo su papel protagónico en la restitución de derechos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Una joven de 22 años fue atacada con arma blanca en su vivienda, frente a sus tres hijos, el martes 21 de abril a las 7:30 a. m. El principal sospechoso del intento de feminicidio, según las investigaciones preliminares, es su pareja, quien fue identificado como José Mauricio López, de 32 años. Aunque huyó de la escena, fue localizado y capturado por la Policía Nacional Civil (PNC) cerca de la vivienda ubicada en el cantón Los Lagartos del municipio de San Julián, en Sonsonate.

Los vecinos contaron a las autoridades que encontraron a la joven, sobre el piso, en shock, con heridas profundas en su cabeza, brazos, piernas, manos y pecho. Los que la conocen agregaron que no era la primera vez que la mujer sufría violencia física, verbal y psicológica.

El reporte policial indica que la mujer aún se encuentra grave en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de un hospital.

La coordinadora de la Colectiva Feminista en Sonsonate, Ada Sánchez, detalló a GatoEncerrado que hubo coordinación con la Unidad de la Mujer de la Alcaldía de San Julián, la PNC de la localidad, la Policía Rural, la Fiscalía General de la República (FGR), organizaciones de mujeres y otras instituciones públicas para lograr la captura del supuesto agresor, garantizar el transporte para trasladar a la víctima, las diligencias para que recibiera atención médica urgente por el personal hospitalario y la protección de sus hijos.

Sánchez agregó que la joven, además, es una víctima de la ausencia del Estado salvadoreño para prevenir el abuso sexual al que fue sometida cuando tuvo que concebir una bebé durante su adolescencia, dejarla en condición económica paupérrima y sin acceso a educación y salud mental.

A pesar de que algunas instituciones públicas han reaccionado hasta el intento de feminicidio, otras no han hecho su trabajo. El Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (Isdemu), por ejemplo, no ha respondido ni en este caso, ni en otros que necesitan urgente atención en medio de la emergencia por COVID-19 y cuarentena domiciliaria.

“Algunas instituciones pareciera que no es de ellos el problema (…) Isdemu no ha respondido. No se ha comunicado, mucho menos se ha pronunciado", dijo Sánchez.

La representante departamental de la Colectiva Feminista no es la única que ha señalado el silencio del Isdemu ante la violencia de género que ocurre e incrementa en medio de la emergencia y cuarentena. La diputada de Arena y parte del grupo parlamentario de mujeres, Margarita Escobar, dijo recientemente en una entrevista de televisión que el Isdemu dejó de acompañar, en el último momento, un pronunciamiento para exigir a las autoridades que procuren la protección de niñas y mujeres en la cuarentena.

GatoEncerrado intentó entender el silencio del Isdemu, según los señalamientos, pero hasta el momento ha sido imposible. La oficina de comunicaciones de esa institución dijo lo que suelen decir las dependencias del Gobierno central: cualquier entrevista se coordina con Casa Presidencial, donde el secretario de prensa, Ernesto Sanabria, tiene la última palabra.

Mientras esta nota se escribía, la Policía confirmó un nuevo feminicidio ocurrido en Santiago de María, Usulután, este 24 de abril. Con este caso, las organizaciones de derechos humanos dicen que durante la cuarentena domiciliaria han ocurrido al menos cuatro feminicidios.

Acompañamiento a víctimas

Para resolver la situación, aún sin el acompañamiento del Isdemu, la Colectiva Feminista está trabajando en un acompañamiento de atención psicológica para la víctima, sus hijas e hijo. También hace un seguimiento jurídico, a través de un protocolo interinstitucional de atención y restitución de derechos, así como la coordinación con la Fiscalía para que el crimen no quede impune.

El feminicidio tentado está tipificado y sancionado en el artículo 45 de la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia Contra las Mujeres (Leiv), en relación al artículo 24 del Código Penal.

Víctimas invisibles

La hermana de la víctima manifestó que desconocía la situación de violencia, pero que al enterarse de lo ocurrido, este 21 de abril, se hizo cargo de sus sobrinos: una niña de seis años, un niño de cinco y una niña de dos. Su condición económica, sin embargo, no da para cuidar a los menores y la cuarentena domiciliaria le ha impedido salir a trabajar para obtener un ingreso fijo.

Sánchez explicó que hay preocupación en las organizaciones de derechos humanos por el estado de vulneración en el que se encuentran las hijas y el hijo de la víctima. También dijo que, para resolver esa situación, existe una coordinación con las instituciones municipales y el Consejo Nacional de la Niñez y de la Adolescencia (CONNA) para saber qué se hará, de cara a la supervivencia de los menores.

Sin embargo, el CONNA hasta el momento no ha respondido cómo apoyará a los menores. "De hecho, la oficina está cerrada. Solo hay un número de turno y el oficio pidieron que se enviara a un correo", aclaró la defensora.

La representante de la Colectiva Feminista explicó que en promedio, por cada caso de feminicidio, hay uno o dos menores de edad que quedan en condición de vulnerabilidad. “Hay casos en los que la madre ha sido asesinada frente a sus hijos y no ha habido restitución de derechos”, dijo.

Sánchez agregó que en Sonsonate, específicamente en Acajutla, hay un caso en el que cinco niñas quedaron en orfandad, al cuidado de su abuela de 80 años, quien no han recibido ayuda estatal para garantizar la seguridad alimentaria, económica, educativa, entre otros derechos fundamentales.

“Estamos impulsando una reforma a la Ley de Víctimas. Esperamos lograr crear, junto a diputados del departamento, una reforma de ley en la que sean tomados en cuenta los niños y niñas huérfanos por feminicidio, para que puedan tener programas que generen condiciones humanas para la niñez”, dijo .

Violencia en aumento durante cuarentena

La representante departamental de la Colectiva Feminista reporta que ha atendido 32 casos de violencia en contra de mujeres, en Sonsonate, desde que se implementó la cuarentena domiciliaria. En sus datos, eso representa un aumento del 60 % con respecto a meses anteriores.

“Ha habido un aumento sustancial, tomando en cuenta que los casos que están llegando cada día son cada vez más graves. Tenemos casos desde violencia a través de redes sociales y violencia política, hasta feminicidio tentado. Hasta el momento no tenemos casos de feminicidios, esperamos no tenerlos”, expresó.

Publicidad