En primera línea para la foto de las vacunas contra la COVID-19

- Foto del día -

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Por Emerson Flores

Por Emerson Flores

El primer lote de 20,000 vacunas contra la COVID-19, comprado por el gobierno a la farmacéutica AstraZeneca, llegó a El Salvador este miércoles 17 de febrero. Los encargados de recibirlo en el Aeropuerto Internacional Monseñor Romero no fueron miembros del Ministerio de Salud involucrados en la logística de traslado, resguardo del lote y vacunación del personal médico que está trabajando en la primera línea contra la pandemia, sino el ministro de la Defensa, René Merino Monroy; el director de la Policía Nacional Civil (PNC), Mauricio Arriaza Chicas; quienes acompañaron al ministro de Salud, Francisco Alabí. 

Cuando el avión aterrizó con el lote de vacunas a las 10:50 de la mañana, proveniente de la India, los funcionarios ya estaban ubicados para las fotografías de los comunicadores institucionales del gobierno y de los periodistas que llegaron a cubrir el evento. Los ministros posaron frente a las cámaras, se abrazaron y chocaron sus puños. 

La presencia del ministro de la Defensa y del director de la Policía en un asunto sanitario no es una novedad. La estrategia del gobierno de Bukele, desde antes de la pandemia, ha sido involucrar a los cuerpos armados en casi todas las acciones. El 9 de febrero de 2020, ambos funcionarios estuvieron involucrados en la invasión militar a la Asamblea Legislativa que hizo el presidente Nayib Bukele. Por esa invasión y el intento de autogolpe, la Asamblea recomendó al mandatario que destituya a ambos funcionarios; pero Bukele ha dicho que eso no lo hará e incluso ha dicho que los va a proteger porque la población salvadoreña los apoya. 

El lote fue trasladado al Centro Nacional de Biológicos (Cenabi), donde será resguardado. Por la tarde, el presidente Bukele llegó a la Unidad de Salud de la colonia Atlacatl, en San Salvador, para supervisar las primeras vacunaciones al personal médico. 

Más de GatoEncerrado