Bitácora política

Hacienda pagará el 50 % de Fodes a alcaldías después de 11 meses de retraso

Por Beatriz Benítez

Por Beatriz Benítez

El 24 de septiembre de 2020, diferentes alcaldes y empleados municipales protestaron frente al Ministerio de Hacienda por el retraso en el pago del Fodes. Foto/Beatriz Benítez
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Con 78 votos, la Asamblea Legislativa avaló este 5 de mayo una ley de Régimen Excepcional y Transitorio que faculta al Ministerio de Hacienda a transferir a las alcaldías el 50 % del Fondo para Desarrollo Económico y Social (Fodes). Desde mayo de 2020 hasta el 30 de abril de 2021, Hacienda no ha trasladado $309 millones a las municipalidades.

El ministro de hacienda, Alejandro Zelaya, argumentó que durante la pandemia disminuyó la recaudación de impuestos y tuvo que priorizar gastos; sin embargo, en enero de 2020 circuló un video en el que el funcionario decía que tal vez pagaría después de las elecciones. En varias oportunidades, Zelaya también especuló que los alcaldes usarían el dinero para campaña electoral. Los diputados de la oposición insistieron en que el gobierno retuvo los fondos para asfixiar a las alcaldías previo a las elecciones.

Debido al impago, en los últimos meses, varias alcaldías ya no pudieron pagar la energía eléctrica, recolección de desechos sólidos y salarios a empleados.

Zelaya aseguró que a partir de este 6 de mayo empezarán a transferir los $153 millones para que las alcaldías ejecuten proyectos, paguen deudas o salarios, mientras el gobierno termina de diseñar la nueva ley Fodes. Explicó que el dinero para pagar el 50 % del Fodes proviene de la colocación de $122 millones de Cetes que se hizo el pasado 29 de abril y del excedente de recaudación de renta al 30 de abril de 2021.

Según el régimen aprobado con dispensa de trámite en la sesión plenaria, los desembolsos podrán realizarse de forma total o parcial en un plazo de seis meses. 

El decreto autoriza al Ministerio de Hacienda a realizar las transferencias de forma directa hacia las alcaldías, sin pasar por el Instituto Salvadoreño de Desarrollo Municipal (Isdem). Además, permite a las comunas utilizar el dinero a su discreción, es decir, sin cumplir con los criterios de distribución que establece la ley Fodes.