¿Quiénes somos?

Periodismo independiente

¿GatoEncerrado?

GatoEncerrado es una revista digital de periodismo independiente en El Salvador, especializada en medio ambiente, género, política y justicia. Recientemente también en verificación del discurso público. Todo esto gracias al apoyo financiero de organizaciones internacionales que apoyan a medios alternativos e independientes de América Latina. 

El nombre legal de GatoEncerrado es Asociación Juvenil GatoEncerrado Media (AGEMEDIA). Esta asociación está conformada por diez periodistas: siete mujeres y tres hombres. Las mujeres no solo están para cumplir una cuota de género, sino que tienen voz y voto en todo lo que hacemos en GatoEncerrado. También es parte del equipo un diseñador gráfico y tenemos el apoyo de una contadora para llevar en orden nuestra parte administrativa.

No somos una empresa, sino una organización de periodistas sin fines de lucro. El dinero que logramos juntar, a través de la cooperación internacional, es exclusivamente para la investigación periodística y el pago de nuestros periodistas. 

Ningún empresario está detrás de nosotros financiando lo que hacemos, solamente la cooperación internacional que ha creído en nuestros proyectos. Tampoco respondemos a políticos o partidos políticos. De hecho, huimos de tener algún tipo de relación con empresarios o con políticos, para no comprometer nuestra independencia a la hora de hacer periodismo.

GatoEncerrado tiene agenda propia. No sigue los temas de moda y tampoco hace eco de los discursos y narrativa del poder. Hacemos lo contrario: cuestionamos el poder a través del método periodístico. 

No hacemos periodismo de "comida rápida", de ese que todos los días tiene que publicar algo. Nos tomamos el tiempo para investigar, profundizar, hacer un amplio reporteo de campo, contrastar y repreguntar. 

Preguntas frecuentes

Actualmente, tenemos el apoyo financiero de estas organizaciones o fundaciones:

-Fundación Heinrich Boll.

-OXFAM El Salvador.

-Open Society Foundation.

-The National Endowment for Democracy (NED).

-Seattle Foundation.

-Ford Foundation

-Google News Initiative.

GatoEncerrado nació en abril 2014, después de utópicas pláticas de los fundadores Ezequiel Barrera y Mario Beltrán. Fue hasta mayo 2017  cuando logramos finalizar el proceso de legalización.

Aún estamos trabajando en una campaña de apoyo en la que podrán participar nuestros lectores más comprometidos con la realidad y quienes están conscientes de la necesidad de medios independientes. Cuando esté lista, lo anunciaremos. Si tienes sugerencias, puedes escribirnos a info@gatoencerrado.news

Es muy fácil. Puedes escribirnos a info@gatoencerrado.news y buscarnos en nuestras redes sociales, como Twitter y Facebook.

El equipo

Monica Campos autor
Mónica Campos

Periodista de género

Beatriz benítez
Beatriz Benítez

Coordinadora de política y transparencia

Karen Moreno 1
Karen Moreno

Periodista judicial

Oscar González
Oscar González

Periodista ambiental

Xenia-Oliva
Xenia Oliva

Periodista de datos y transparencia

Emerson Flores
Emerson Flores

Fotoperiodista y reportero de memoria histórica

Carmen-Valeria-Escobar-Castillo (1)
Carmen Valeria Escobar

Periodista y verificadora del discurso público

Leonel Pacas
Leonel Pacas

Diseñador gráfico

Mario-Beltrán
Mario Beltrán

Director administrativo y cofundador de GatoEncerrado

Ezequiel
Ezequiel Barrera

Jefe de redacción y cofundador de GatoEncerrado

Newsletter

¡Suscríbete!

Recibe el boletín del #PeriodismoIndependiente que hacemos en GatoEncerrado

Somos una revista digital salvadoreña de nuevo periodismo especializada en política, feminismo, cultura y medio ambiente; porque creemos que siempre hay más de lo que se dice, ve y escucha en los medios tradicionales de comunicación. Gatoencerrado le apuesta por un periodismo de profundidad e investigación y la buena narrativa.

Génesis de Gatoencerrado

La Revista Gatoencerrado nació el 17 de abril del 2014, luego de largas conversaciones y aspiraciones, quizá utópicas, de querer transformar el periodismo salvadoreño. Cansados de la superficialidad con la que los “grandes medios” tratan la información, Gatoencerrado fue pensado por sus jóvenes fundadores como esa alternativa que informa e invita al lector a conocer a profundidad los temas en donde otros no se atreven a ingresar, o simplemente no les conviene hacerlo. Y eso a través de los abandonados géneros periodísticos en El Salvador como el reportaje, la crónica o la narrativa, es decir nuevo periodismo.

Los fundadores optaron por iniciar con una revista y no con un periódico digital, pues de estos últimos ya hay muchos, y muchos más que se quedan sin trascender. La revista les permitía ser una alternativa de publicaciones diferentes enfocadas y especializadas en cultura, política, medio ambiente y feminismo.

Gatoencerrado, cabe confesar, tiene fuertes influencias de revistas como GatoPardo, El Malpensante, Etiqueta Negra o periódicos como Plaza Pública.

¿Por qué se llama Gatoencerrado?

El nombre “Revista Gatoencerrado” nace en una de tantas conversaciones triviales y utópicas de dos jóvenes apasionados por el periodismo diferente que en su experiencia ya habían descubierto que en casi todos los temas que guían la agenda nacional hay algo escondido que no se quiere contar, hay "gato encerrado".

Filosofía de Gatoencerrado

En Gatoencerrado estamos en contra del “periodismo de comida rápida”, ese que se limita a presentar un sinfín de noticias diarias con periodistas presionados por la hora de cierre y que terminan maltratando la información con el afán de cumplir con las exigencias editoriales, pero sin percatarse de estar desinformando.

En Gatoencerrado estamos en contra del chisme, el unifuentismo y la frialdad de la información, pues creemos que los lectores deben ser informados y desafiados a entender con claridad y sin censura las cosas que pasan a su alrededor. Estamos convencidos que siempre hay más de lo que se dice y la población tiene derecho a saberlo para luego actuar.

Los No Publicamos de Gatoencerrado
No publicamos noticias frías. No publicamos información sin rigor periodístico. No publicamos rumorología ni chismes. No publicamos noticias sin contraste de fuentes ni derecho a réplica. No creemos en la información “oficial”. No nos conformamos con un solo punto de vista. No nos interesan los titulares aburridos. No publicamos información con errores de ortografía o gramaticales.

Quien quiera que su trabajo sea publicado por Gatoencerrado, deberá someterse a revisión editorial y solo si reúne los requisitos de la filosofía del medio, entonces será publicado. Firmar una nota, crónica o investigación es ganado.

Creemos en el periodismo desde las historias. Creemos en contar los hechos con información fidedigna y atractiva. Estamos dispuestos a publicar una Fe de errata cuando se requiera. Estamos convencidos en que tratar bien a los periodistas y colaboradores, es una inversión y una demostración de respeto y justicia.

Aunque somos muy políticos, no estamos alineados a ningún partido político, y no nos interesa. No somos financiados por ninguna empresa privada u organización que determine nuestras publicaciones. No tenemos compromisos empresariales ni de amistades que nos coarten. Somos feministas, ambientalistas, bohemios e incluyentes.

Queremos que los lectores identifiquen desde nuestros titulares, nuestras fotografías, nuestros estilos periodísticos y nuestras propuestas, el abismo que nos separa del periodismo tradicional.

MISIÓN

Contar a través de la narrativa periodística, las historias y sucesos del ámbito político, cultural y ecológico desde una mirada de género e inclusiva de una manera responsable y rigorosa, apegados a la verdad como producto de investigaciones exhaustivas que despierte en nuestros lectores y lectoras un sentido de justicia para la construcción de una mejor sociedad.

VISIÓN

Ser referentes en el periodismo latinoamericano a través de innovadoras estrategias de información y tecnología que generen confianza en nuestros lectores y lectoras, a fin de convertirnos en su medio alternativo digital de preferencia que los motive a trabajar por una sociedad más justa.