Foto/Emerson Flores

Asamblea de Bukele aprueba Ley Bitcoin sin evaluar el impacto en la economía

Sin pasar por una verdadera discusión, sin escuchar a expertos ni a los ministros del mismo gobierno, el partido oficialista Nuevas Ideas aprobó de forma exprés una ley para que el bitcoin sea una moneda de curso legal en El Salvador. Economistas señalan que lo volátil del bitcoin representa un alto riesgo para la economía salvadoreña, sobre todo porque será obligatorio que hasta los pequeños comerciantes acepten pagos con bitcoin. Mientras en la Asamblea se aprobaba la ley, el presidente Bukele y su hermano Karim dieron explicaciones, en inglés, exclusivamente a personas que invierten en bitcoin.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Por Beatriz Benítez

Por Beatriz Benítez

Xenia Oliva

Xenia Oliva

La nueva Asamblea Legislativa, controlada por el partido oficialista Nuevas Ideas, aprobó la medianoche de este 9 de junio una legislación que reconoce como moneda de curso legal el bitcoin. "Esto es solo el inicio. No sabemos a dónde nos llevará esto. Somos nuevos en esto", dijo Karim Bukele, el hermano del presidente, a un grupo de inversionistas entusiasmados porque, en tres meses, en El Salvador empezará a circular una de las criptomonedas.

A partir de la entrada en vigencia de la ley, en septiembre próximo, en el país funcionará tanto el dólar como el bitcoin. "El tipo de cambio entre el bitcoin y el dólar de los Estados Unidos de América será establecido libremente por el mercado", dice el artículo 2 de la ley. 

Distinto a lo que dijo un día antes el secretario de Comercio e Inversiones, Jorge Miguel Kattán, y lo que dijeron los diputados de Nuevas Ideas esa misma noche sobre que el uso del bitcoin sería opcional, la ley sí obliga a todos los negocios y bancos a aceptar el bitcoin como forma de pago cuando la persona lo solicite. Solo quedan excluidos quienes no tengan acceso a las tecnologías que permitan ejecutar transacciones en bitcoin.

“Será absolutamente discrecional, cada quien podrá decidir si lo usa o no”, dijo Kattán el 7 de junio, en una conferencia de prensa en el Banco Central de Reserva (BCR). "Nadie está obligando a nadie a invertir o comprar bitcoins", escribió la diputada Alexia Rivas esa noche. 

Sin embargo, el artículo 7 de la ley dice lo contrario: "Todo agente económico deberá aceptar bitcoin como forma de pago cuando así le sea ofrecido por quien adquiere un bien o servicio”.

Esto también lo confirmó en un espacio virtual en Twitter, el presidente de la República, Nayib Bukele, al asegurar que los negocios estarán obligados a aceptar los pagos en bitcoin. El mandatario puso como ejemplo los restaurantes de comida rápida como McDonald’s. Aclaró, sin embargo, que el bitcoin no aplicará en la contabilidad. “La contabilidad de las empresas será exclusivamente en dólares”, dijo Bukele.

El artículo 13 agrega que se podrá pagar con bitcoin todas las obligaciones en dinero expresadas en dólares, existentes antes de la aprobación de la ley. El artículo 4 también indica que la gente podrá pagar con bitcoin todo tipo de impuestos.

Polémica

La ley fue aprobada en medio de algunos señalamientos de los partidos de la oposición y de expertos sobre la inseguridad y riesgos que podría implicar esta ley por los cambios de precios del bitcoin en el mercado de criptomonedas en cuestión de minutos, y por la utilización de la moneda para el lavado de dinero. 

“El Salvador estaría jugando con fuego, en el sentido que estaría lanzándose a adoptar como moneda de uso legal estas criptomonedas que tienen una alta volatilidad. Realmente no se conoce cuáles serían los impactos para toda una economía, sobre todo una economía dolarizada”, opinó Ricardo Barrientos, economista de ICEFI, en una entrevista de canal 33.

Óscar Cabrera, coordinador del doctorado en ciencias económicas de la UES y expresidente del BCR, dijo que no se puede equiparar el bitcoin con el dólar, ya que la última moneda está garantizada por la Reserva Federal de Estados Unidos. Agregó que todos los bancos centrales en el mundo reconocen el elevado riesgo del uso del bitcoin para la estabilidad del sistema financiero.

“El bitcoin es un activo y, por lo tanto, esto se va a transformar en un paraíso fiscal. Aquí vamos a crear una burbuja que tarde o temprano puede romperse con impactos negativos en la condición de vida de la población”, sostuvo el expresidente del BCR en una entrevista de televisión.

Lo único cierto es que la ley entrará en vigencia 90 días, después de su publicación en el Diario Oficial. Este tiempo que queda, según el mismo presidente Bukele, es para que el gobierno diseñe la estructura  institucional necesaria para la aplicación de la ley. En ese periodo, el Banco Central de Reserva y la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF) emitirán la normativa correspondiente.

Además, según el artículo 14, antes de la entrada en vigencia de esta ley, el Estado garantizará la convertibilidad automática e instantánea de bitcoin a dólar, a través de la creación de un fideicomiso en Bandesal. Bukele detalló que desde Bandesal usarán este fondo para comprar el bitcoin de las transacciones que harán las personas que no quieren correr el riesgo de tener la criptomoneda.

“Por ejemplo, si usted tiene una señora que vende frutas en el mercado y ella no entiende mucho y ella no quiere arriesgar sus ahorros y ella no quiere tomar el riesgo implícito en el uso de bitcoins, pero ella está obligada a aceptar bitcoin para vender su fruta, si ella está usando la cartera digital, puede decir, quiero este dinero depositado en dólares, vamos a comprar su bitcoin en el precio que valoró su fruta no en el precio del mercado”, dijo Bukele.

De esta forma también cimentó lo expuesto en el artículo 7 de la ley, que todos, hasta las vendedoras del mercado, estarán obligados a aceptar los pagos en bitcoin si el comprador quiere pagarles con la criptomoneda.

Bukele agregó que usarán Bandesal para absorber el riesgo de la señora vendedora de fruta. Ella podrá venderle su bitcoin al banco y ellos pagarán esos bitcoin con el precio fijo de la fruta, no del precio del mercado. 

“Tienen que tomar el bitcoin no el riesgo. Traducirán ese riesgo al gobierno (...) al fondo del banco del gobierno. Este riesgo puede convertirse en un beneficio para el gobierno o en una pérdida. Al final podríamos perder algo de dinero del fondo o ganar dinero”, comentó Bukele, sin reparar en que ese dinero que podría perderse o aumentar es parte de los recursos públicos de la sociedad salvadoreña.

Esta pérdida o ganancia se refiere al hecho de que el precio del bitcoin suele ser muy volátil y puede incrementar aceleradamente o devaluarse estrepitosamente. 

El presidente adelantó que este fondo tendrá $150 millones para comprar los bitcoin de los ciudadanos. Añadió que probablemente venderán luego esos bitcoin para mantener el fondo. El mandatario no descartó que hubiera bitcoin en las reservas del país.

Una ley aprobada en cinco horas

El partido oficialista Nuevas Ideas aprobó la ley tal como la mandó el Ejecutivo, en apenas cinco horas desde que ingresó a la Asamblea Legislativa, sin hacer consultas técnicas a expertos y ni siquiera a los mismos ministros del gobierno.

La ley nunca formó parte de las promesas de campaña presidencial establecidas en el Plan Cuscatlán. Fue hasta el sábado 05 de junio que el presidente de la República, Nayib Bukele, anunció durante una conferencia mundial sobre bitcoin desarrollada en Miami, Estados Unidos, que la próxima semana presentaría un proyecto de ley para que sea de curso legal en El Salvador.

Durante la sesión plenaria, en horas de la mañana, los diputados aliados del gobierno ni siquiera sabían que ese martes 7 de junio llegaría el proyecto de ley. 

La sección de correspondencia de la Asamblea Legislativa recibió la propuesta de ley de parte de la ministra de Economía, María Luisa Hayem, a las 6:51 de la noche. Siete minutos después, junto a una fotografía, la Asamblea publicó  en redes sociales que la ley había sido recibida por el presidente de la Asamblea, Ernesto Castro. 

 

A las 7:02 de la noche, tras un receso de casi dos horas, se reanudó la sesión plenaria. El jefe de fracción de Nuevas Ideas, Christian Guevara, pidió modificar la agenda para incorporar la pieza de correspondencia de la Ley Bitcoin y pidió al presidente de la Asamblea que inmediatamente convocara a la comisión financiera para discutirla, así como a la comisión de hacienda para derogar el artículo 18 de la Ley del Presupuesto General de la Nación 2021.

Durante la discusión de la comisión financiera, el diputado de Arena, Rodrigo Ávila, cuestionó la aprobación apresurada de una ley que todos estaban conociendo hasta ese día, incluido los diputados de Nuevas Ideas. 

Ávila mostró preocupación por los posibles efectos al sistema financiero y económico del país y que el gobierno incluya el pago de salarios y los ahorros de pensiones “porque se estaría jugando lotería con el dinero de la gente”.

“El problema no es que se permita esta situación, sino que el problema es que se haga de una manera intempestiva, sin mayor discusión”, sostuvo Ávila.

Obviando que estaban repitiendo la historia, el diputado de Gana, Romeo Auerbach recordó cómo en enero de 2001 la Asamblea aliada de Arena le aprobó al gobierno del expresidente Francisco Flores la Ley de Integración Monetaria que impuso el uso del dólar y sacó de circulación el colón, que era la moneda nacional.

“Intempestivo fue la dolarización de El Salvador, Rodrigo. Ni nos preguntaron y vino de un solo y racatán, y con trampa. Porque la ley esa de que circula el colón y el dólar, pero escondemos los colones, significó dolarización. Yo aquí trabajaba, era asesor, fue de la noche a la mañana. Así de sencillo, sin preguntar”, respondió  Auerbach, quien fue asesor del expresidente de la Asamblea y diputado del PCN, Ciro Cruz Zepeda.

Los diputados de Nuevas Ideas y sus aliados coincidieron en discursos y palabras respecto a que esta fue otra “gran jugada maestra” del presidente Bukele y que El Salvador está haciendo “historia” al convertirse en el primer país en el mundo en hacer de curso legal al bitcoin. Los diputados hablaron de los múltiples beneficios económicos que tendrá el hecho de adoptar esta moneda virtual; entre estos, dijeron que los salvadoreños en el exterior ya no pagarán comisión por el envío de remesas. 

En El Salvador ya se usa el bitcoin. Desde hace tres años, comerciantes de la playa El Zonte empezaron a implementar el pago con la criptomoneda, y posteriormente también lo hicieron en la playa El Tunco. 

“Lo que se le va a dar el carácter este día es para que esta moneda, el bitcoin, sea de curso legal en nuestro país. Realmente, me siento muy contento por este momento histórico que estamos viviendo como la nueva Asamblea Legislativa”, dijo el diputado Caleb Navarro, de Nuevas Ideas.

Diputados de Arena y Nuestro Tiempo pidieron que se diera más tiempo para estudiar la ley y que se pidiera la opinión de expertos; sin embargo, el diputado Navarro dijo que "eso de análisis, de que llamemos a A, B, C, D hasta la Z, eso es parte de lo que el pueblo salvadoreño ha repudiado de los legisladores anteriores". 

Tras una discusión de una hora con 28 minutos en la comisión financiera, el diputado subjefe de fracción de Nuevas Ideas, Caleb Navarro, consideró que todos habían opinado sobre el tema y solicitó a la presidente de la comisión, Dania González, que sometiera a votación el dictamen, mientras el diputado de Arena, Rodrigo Ávila pedía que se le diera nuevamente la palabra. González lo ignoró y pidió levantar la mano para votar. “Con siete votos a favor damos paso al dictamen favorable de la Ley de Bitcoin para que se pueda discutir en el pleno legislativo”, dijo González. 

Los diputados volvieron al pleno legislativo. Castro reanudó la sesión plenaria a las 9:32 de la noche y seis minutos después -a las 9:38 PM-, con 60 votos a favor y 18 en contra, modificaron la agenda para incorporar un dictamen de la comisión de hacienda que derogó el artículo 18 del presupuesto general, y el otro de la comisión financiera para aprobar la Ley Bitcoin. 

Primero, votaron por eliminar el artículo 18 de la Ley del Presupuesto General del Estado para el Ejercicio Fiscal 2021 que daba la facultad a la Asamblea de autorizar cambios en la reserva de liquidez bancaria.

A las 10:15 de la noche, el diputado Navarro empezó con la lectura del dictamen de la Ley Bitcoin, pero la ley es tan corta -contiene 16 artículos- que le tomó menos de 10 minutos. 

A las 10:28 de la noche, empezaron las intervenciones de los diputados para un "debate" que a penas tardó una hora y media y que fue interrumpido por un receso de 13 minutos por fallas en el sistema de votación. El primero en opinar fue el diputado de Gana, Romeo Auerbach. Después de él hubo ocho intervenciones más: cuatro de Nuevas Ideas; dos de Arena; Johnny Wright Sol, de Nuestro Tiempo; y Guillermo Gallegos, de Gana. En la última intervención, el diputado de Nuevas Ideas, William Soriano, pidió que pasaran a la votación. El FMLN, PCN y PDC ya no pudieron opinar. 

Faltando un minuto para las 12 de la medianoche, el presidente Ernesto Castro dijo que la votación sería a mano alzada y pidió que levantaran la mano, aparentemente por problemas técnicos con el tablero electrónico. 

Justo cuando el reloj marcaba las 0:01 horas del miércoles 9 de junio, la ley quedó aprobada con 62 votos de los diputados de Nuevas Ideas y sus partidos aliados. Recibió 19 votos en contra de los diputados de Arena, FMLN y Johnny Wright Sol. 

Tras distribuir la correspondencia y convocar a la siguiente sesión plenaria, Castro cerró la séptima sesión plenaria a las 12: 15 AM.

Bukele solo dio explicaciones a un grupo de “bitcoiners” 

Mientras en la Asamblea Legislativa se anunciaba el ingreso de la propuesta de la Ley del Bitcoin, en Twitter, Nic Carter, un inversor de emprendimientos de blockchain, inició un “espacio” en el que otros empresarios, emprendedores y miembros de la comunidad de usuarios de Bitcoin se conectaron para charlar sobre lo que estaba ocurriendo en El Salvador.  

“¡Felicidades! ¿Alguna vez imaginaste que tu hijo estaría influyendo sobre políticas monetarias de naciones soberanas? ¡Están cambiando el mundo!”, celebraron los usuarios de bitcoin cuando se unió a la plática Brooke Mallers, la mamá de Jack Mallers, fundador y director de Strike, una aplicación usada para transacciones de bitcoin. 

Strike será la compañía con la que el gobierno desarrollará su propia billetera digital que los ciudadanos salvadoreños tendrán que usar para sus transacciones con bitcoin.

Mientras los empresarios charlaban demostrando sus dudas de cómo funciona la Asamblea Legislativa en El Salvador, el hermano del presidente de la República, Karim Bukele, se unió al espacio virtual.

Cuando le preguntaron de qué estaba hablando la oposición en la Asamblea, Karim dijo en inglés: “Just bullshit, I don’t know”. (Solo basura, no lo sé). 

Poco después se unió el presidente Nayib Bukele, quien con mucha disposición comenzó a responder las preguntas de los empresarios de bitcoin.

Bukele explicó que trabajarán con Mallers, el fundador de Strike, para crear una billetera digital gubernamental, pero que eso no significaba que los extranjeros usuarios de bitcoin iban a estar atados a usarla. 

Pero, en el caso de los negocios en El Salvador, Bukele dijo que al ser una moneda de curso legal, estarán obligados a aceptar los pagos en bitcoin. Puso como ejemplo restaurantes de comida rápida como McDonald’s.

“En lo único que no aplicará será en la contabilidad, la contabilidad de las empresas será exclusivamente en dólares”, acotó Bukele.

Los empresarios y entusiastas de bitcoin le preguntaron sobre la residencia a la que podrían aplicar para vivir en el país. Comentaron que ya agentes de bienes raíces en El Salvador les habían dicho que hay muchos emprendedores queriendo mudarse a El Salvador y que debían actuar rápido.  

Bukele dijo que aún estaba pendiente la creación de legislaciones enfocadas en reformas migratorias para este caso. Dijo que buscan que en un futuro las personas estén familiarizadas con el uso de bitcoin y no esté pensando en su conversión a dólares. “Queremos promover que los bitcoiners puedan comprar una casa de vacaciones o ir a vivir a la playa”.

Le consultaron cómo se sentía ante la respuesta de Estados Unidos y del Fondo Monetario Internacional (FMI). Bukele dijo que este jueves tiene prevista una reunión con el FMI, en la que hablará de distintos temas, incluyendo la Ley del Bitcoin.

“Ya intenté explicarles (…) será un gran cambio para el país y una gran oportunidad, así como es un gran mensaje para el mundo, pero no va a cambiar nuestra microeconomía, es una oportunidad para nuestros mercaderes, nuestros negocios, para la gente que recibe remesas o es del sector de turismo”.

Bukele se refirió a lo ocurrido con la dolarización en 2001. “Lo estamos haciendo con esteroides. Ahora hay redes sociales, estamos hablando de esto en este espacio, todos están escuchando”, dijo el presidente. 

Toda la plática fue en inglés y enfocada en las preguntas de los inversionistas, no en las preocupaciones de los ciudadanos salvadoreños.

Bukele aseguró que no intentará quitar el dólar del país. “Creemos que ayudará tener ambas monedas de curso legal”.  

El presidente dijo que brindarán ayuda tecnológica a las personas que no tengan acceso a celular o Internet. Sin embargo, en lo que va del año se ha visto la dualidad del gobierno en cuanto al tema del cierre de la brecha digital. La entrega de computadoras a una parte del grupo estudiantil del país no ha solventado todas las dificultades generadas por esta brecha. Además, el nivel de conectividad no es el mejor.

George Selgin, economista y director del Centro para Alternativas Monetarias y Financieras (Cato Institute), cuestionó en su cuenta de Twitter que, aunque la ley era una victoria para Bitcoin, no lo es tanto para la libertad.

Artículo 7

Ley de Bitcoin
"Todo agente económico deberá aceptar bitcoin como forma de pago cuando así le sea ofrecido por quien adquiere un bien o servicio".

Artículo 13

Ley de Bitcoin
"Todas las obligaciones en dinero expresadas en dólares, existentes con anterioridad a la vigencia de la presente ley, podrán ser pagadas en bitcoin".

Señaló que los artículos 7 y 13 de la ley son muy preocupantes y que esperaba que los bitcoiners (usuarios de Bitcoin) que estaban celebrando la ley condenen dichos artículos de la ley promovida por Bukele.

“En lugar de permitir simplemente que los comerciantes acepten bitcoin en pago, el artículo 7 los obliga a hacerlo incluso si prefieren que se les pague en dólares (o algo más). Muy pocos países tienen leyes draconianas de curso legal, que en el pasado eran el último recurso de gobiernos desesperados”, expuso Selgin.

Carter, quien fue el anfitrión del espacio en el que participó Bukele y quien tuvo la oportunidad de hablar y hacerle varias preguntas, contestó a Selgin: “Tampoco me gusta la coacción. De acuerdo con el hilo”.

Sin embargo, Carter no dijo nada al respecto cuando Bukele estaba hablando sobre cómo hasta las vendedoras del mercado estaban obligadas a recibir el pago en bitcoin.

“La minería #Bitcoin”

Cuando uno de los emprendedores le consultó a Bukele si impulsará en el país una industria de minería de criptomonedas, Bukele dijo que “nunca había pensado en ello”.

“Pero como dijo Karim, cada día aparecen nuevas ideas. No estamos pensado en la minería, pero podemos hacer algo para promoverlo, claro. En este momento lo estoy pensando, no lo había pensado”, añadió Bukele.

El presidente se acordó en ese momento que tenían un plan relacionado al uso de energía geotérmica, para impulsar plantas industriales. “Ahora que lo pienso, quizá alguien quisiera establecer una planta de minería con energía geotérmica”, dijo.

Al día siguiente, el 9 de junio, Bukele publicó en inglés en su cuenta de Twitter: “Acabo de instruir al presidente de la GEO (nuestra empresa estatal de electricidad geotérmica), poner en marcha un plan para ofrecer instalaciones para la minería #Bitcoin muy barata, 100% limpia, 100% renovable, 0 emisiones de energía de nuestros volcanes. ¡Esto va a evolucionar rápido!”

Al final de la plática con los empresarios de bitcoin, el presidente Bukele se desconectó y solo se quedó su hermano Karim.

"Esto es solo el inicio. No sabemos a dónde nos llevará esto. Somos nuevos en esto", dijo Karim antes de despedirse. Los empresarios se despidieron de él diciéndole que puede "ir a ver Netflix y relajarse".

Publicidad

Publicidad