Saca ayuda a Nuevas Ideas a crear su lista de corruptos

Foto/Emerson Flores

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

—Fotogalería—

Por Emerson Flores

Por Emerson Flores

Beatriz Benítez

Beatriz Benítez

Dos expresidentes de la República, en periodos del partido Arena, y sus ex secretarios privados comparecieron este 21 de julio en la comisión especial de la Asamblea Legislativa que fue creada por el partido oficialista Nuevas Ideas y sus aliados para investigar la entrega de sobresueldos provenientes de fondos públicos de Casa Presidencial a funcionarios, personas naturales o jurídicas, en administraciones anteriores a 2019.

El primero en desfilar fue el empresario agrícola de 73 años, exdiputado de la Asamblea Legislativa y expresidente de la República (1989-1994), Alfredo Félix Cristiani. Seguido, fue interrogado el exsecretario privado en la presidencia de Cristiani y empresario industrial de 80 años, Arturo Claudio Enea Tona. 

También fueron recibidos el expresidente Elías Antonio Saca y su exsecretario privado Élmer Charlaix, quienes guardan prisión tras haber sido condenados por delitos de corrupción. 

Aunque mucha de la información que ofrecieron ya se conocía por investigadores periodísticas del periódico El Faro y de la Fiscalía General de la República (FGR), los condenados entraron preparados y con documentos para decir que usaron la partida de gastos reservados para entregar sobresueldos a exfuncionarios, así como para dar “apoyo institucional” de $20 mil a exmagistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y a exfiscales generales de la República. 

Inmediatamente,  el oficialismo tomó los nombres de los mencionados para continuar con la narrativa del gobierno de Nayib Bukele de que esas personas son parte de su lista alterna de corruptos o  “La verdadera lista”, como le han llamado desde que Estados Unidos publicó la lista Engel que incluyó a funcionarios y aliados de Bukele por diferentes actos de corrupción.

El presidente Bukele también usó la lista de nombres que fueron mencionados en la comisión que investiga los sobresueldos para legitimar la destitución de magistrados de la Sala de lo Constitucional y del fiscal general de la República por falta de independencia. 

“El Órgano Legislativo, el Órgano Judicial, la Fiscalía General de la República, los partidos políticos, todos controlados con dinero robado del pueblo salvadoreño. ¿Y así tienen el descaro de exigir que volvamos a sus tiempos de “independencia entre los poderes del Estado”?”, escribió Bukele en su cuenta de Twitter.

La diputada de Nuevas Ideas y primera vicepresidenta de la Asamblea Legislativa, Suecy Callejas,  elogió al expresidente: “Se debe reconocer que Elías Antonio Saca, se quedó en el país y está afrontando las consecuencias de sus actos. No es posible afirmar lo mismo de otros ex funcionarios que andan huyendo…”, publicó en sus redes sociales.

Oficialistas. Los diputados de Nuevas Ideas, rodeados de comunicadores institucionales y asesores, caminan hacia el salón donde realizan las reuniones de la comisión especial que investiga los sobresueldos. Quien preside la comisión es el diputado Jorge Castro, quien tiene un discurso radical contra la corrupción. Castro es el mismo que bloqueó a fiscales cuando allanaron las oficinas del Ministerio de Salud mientras buscaban información para sustentar una investigación por corrupción. Foto/Emerson Flores. 

Inamovible. El primero en comparecer ante la comisión fue el expresidente Alfredo Cristiani. Los diputados preguntaron en reiteradas ocasiones si pagó sobresueldos con la partida secreta, pero Cristiani se limitó a decir: “Yo vuelvo a reiterar, todo lo que hicimos en nuestro gobierno, tanto en manera de autorizar o de recibir, fue lícito y fue dentro del marco de la ley”. Foto/Emerson Flores.

Acuerdos de Paz. Para no dar detalles del uso de la partida secreta, Cristiani se amparó en el artículo 31, literal c, de la Ley del Servicio Civil que exige a los funcionarios y empleados “guardar la reserva y discreción necesarias en los asuntos de que tengan conocimiento por razón de su cargo o empleo, aún después de haber cesado en el desempeño de ellos”. Lo único que mencionó es que los gastos relativos al proceso de los Acuerdos de Paz salieron de los gastos reservados de la Presidencia.

Micrófono de Capres. La diputada del partido Arena, Rosa Romero, cuestionó que junto al micrófono de la Asamblea Legislativa, asignado a los invitados, también se había colocado un micrófono de Casa Presidencial (Capres). El presidente de la comisión especial, Jorge Castro, le dijo que estaba haciendo una “presunción”.

Conforme a la ley. El exsecretario privado de Cristiani también dijo que no podía responder cosas específicas después de 30 años, pero podía ratificar que: “todo lo que actué, lo hice en apego al marco legal existente en aquella época”. 

Bendición de Dios. El expresidente Elías Antonio Saca dijo le pareció una “bendición de Dios” que abrieran una comisión en la pudiera contar a quiénes se les entregó sobresueldos durante su administración, debido a que el exfiscal general Douglas Meléndez le impidió agregarlo como pruebas en el juicio abreviado. 

Destinatarios. El expresidente Saca llegó a la comisión especial, custodiado por el exdiputado de Gana y director de Centros de Penales, Osiris Luna Meza. Llevaba consigo unos documentos y toda la disposición para decirle a los diputados de Nuevas Ideas los nombres de los destinatarios de los sobresueldos y lista de proveedores. Saca dijo que usó dinero de la partida secreta para dar sobresueldos a exfuncionarios de su gabinete y  "apoyo institucional" en efectivo a los  secretarios generales de partidos, como Ciro Cruz Zepeda, del PCN;  y Rodolfo Parker, del PDC, así como a exmagistrados de la Corte Suprema de Justicia y ex iscales generales, Belisario Artiga y Félix Garrid Safie. 

Excluyó a funcionarios de Bukele. El expresidente Saca dijo que nunca entregó sobresueldos a su exdirector de Aduanas y ahora ministro de Seguridad de Bukele, Gustavo Villatorio. También, dijo que el actual secretario de prensa de la Presidencia de Bukele, Ernesto Sanabria, trabajó en Radio Nacional y nunca fue empleado en Casa Presidencial ni le pagó un centavo. Sin embargo, el currículum de Sanabria, colgado en el portal web de transparencia, dice que fue asesor comunicacional de la Presidencia de 2004 a 2009; es decir, en la administración Saca. Además,  dijo que familiares de la exprimera dama,  Ana Ligia Mixco Sol de Saca, entre ellas María Victoria Mixco, Liseloc de Mixco y la actual ministra de Vivienda, Michelle Sol, eran “colaboradoras” y nunca recibieron un salario en la Secretaría de la Familia.

Limpiaron su imagen. En 2018, el expresidente Saca confesó haber cometido delitos de corrupción y fue condenado a 10 años de cárcel y al pago de 260 millones de dólares en concepto de responsabilidad civil por delitos de lavado de dinero y peculado. La diputada del FMLN, Anabel Belloso, opinó que la Comisión Especial le dio la oportunidad de “limpiarle la cara”, ya que Saca fue fundador de Gana, partido con el que llegó al poder el presidente Nayib Bukele.

Dispuesto a dar nombres y montos. Charlaix llevó documentos que contenían un cuadro con la institución, cargo, nombre del funcionario, número del acuerdo y fecha. Con lapicero tinta azul aparece el monto que supuestamente entregaban mensualmente en concepto de sobresueldo. También, entregó copia de recibos que firmaban los funcionarios. Esos recibos, según dijo, fueron entregados durante el procesos judicial en el tribunal cuarto de instrucción.  El presidente de la comisión especial, Jorge Castro, dio un receso para que le sacaran copia y se los entregaran a los miembros de la comisión. 

Bonificación especial. Charlaix dijo que la partida 543-15 de gastos reservados, que son parte del Presupuesto General, no solo se ocupaba para sobresueldos sino también para otros gastos operativos de la Presidencia de la República. Dijo que los sobresueldos se entregaban para nivelar los salarios de muchos exfuncionarios que aceptaban dejar su trabajo en el sector privado para irse al público, donde los salarios son más bajos. Aseguró que fue una práctica que replicaron sus antecesores y que heredaron a los siguientes gobiernos.  

Seguridad. Agentes de la Policía Nacional Civil custodiaron al expresidente Saca, quien se encontraba en una oficina frente al parqueo de la Asamblea Legislativa, al terminar su intervención en la comisión. 

Más de GatoEncerrado