Artículo académico

Perdiendo la partida para influenciar las audiencias: los medios evangélicos en YouTube

El investigador Luis Huezo Mixco se adentró por las cuentas de YouTube de las esferas evangélicas y de comentaristas políticos salvadoreños. Descubrió que mientras las iglesias de gran tradición han comenzado a quedarse atrás de las cuentas de corte político, hubo una iglesia de reciente fundación que se ha convertido en la única excepción.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Por Luis Huezo Mixco*

Por Luis Huezo Mixco*

Por Luis Huezo Mixco

Por Luis Huezo Mixco

Luis R Huezo Mixco, es consultor en el área de Gestión del Conocimiento e Investigador en Ciencias Sociales. Desde 2014 ha publicado investigaciones sobre el protestantismo evangélico en libros y revistas académicas en El Salvador, México y Argentina; también publicó en 2017 su libro "Desafiando los Poderes", un estudio histórico de los movimientos sociales en El Salvador de 1948 a 1980.

El influencer es una versión actualizada del líder de opinión tradicional, que influye sin estar condicionado por el apoyo o reconocimiento de los medios de comunicación convencionales. Según la Fundeu BBVA (2017), influencer alude a personas con conocimiento, prestigio y presencia en determinados ámbitos cuyas opiniones pueden influir en el comportamiento de muchas personas. Muy difundidos en las redes sociales, se han convertido en figuras influyentes en la comunidad y según el contenido que produzcan pueden ser líderes de opinión en redes sociales. Estos nuevos actores, que poseen una comunicación muy fluida, miden su popularidad por la cantidad de suscriptores que alcanzan y gozan actualmente de cierto estatus social en una actividad que está llegando a ser vista como una profesión, por medio de la cual se pueden ganar la vida.

La iglesia evangélica salvadoreña ha entendido desde siempre la importancia de utilizar los medios de comunicación como estrategia de alcance (conversión) para influenciar a la audiencia con mensajes relativos a un correcto estilo de vida.  Entre las inversiones televisivas más grandes en El Salvador se cuentan las realizadas por el Tabernáculo Bíblico Bautista, Misión Elim e Iglesia del Camino, estas iglesias poseen infraestructura y tecnología de punta para transmitir programación televisiva y radial con contenido cristiano evangélico a escala nacional. Más allá de sus cultos presenciales en templos, el uso de medios de comunicación ha sido su manera privilegiada de generar alcance e influencia en el país.

La llegada de la pandemia de la COVID-19 obligó al cierre de las Iglesias durante varios meses. Los evangélicos utilizaron entonces los medios que ya tenían activos y las redes sociales para mantener el contacto con sus audiencias y mantener su presencia. 

¿Tuvieron éxito las Iglesias en la difusión de sus mensajes pastorales por medios alternativos? ¿En qué medida fueron acogidas sus transmisiones? Si influenciar la vida y conducta de la gente es la meta evangélica, ¿cómo compara el tamaño de sus audiencias con la de otros influencers que asimismo mantienen contacto con grandes audiencias por medios digitales? Los evangélicos miden normalmente el éxito de su trabajo con base en el tamaño de la audiencia que alcanzan, de ser así sería muy exitoso para ellos tener grandes audiencias en medios alternativos tales como Twitter, Facebook o YouTube. ¿Tienen los pastores evangélicos entonces las mayores audiencias en medios alternativos? ¿Quién está ganando más terreno en la conquista de la mente y pensamiento de los salvadoreños a través de las nuevas tecnologías? 

Podemos generar una respuesta a esas preguntas por medio de las estadísticas de uso de YouTube, uno de los medios digitales más populares en el medio. En este terreno visual y digital los pastores no están solos en el esfuerzo por ganar mentes y corazones de los salvadoreños. Aunque con contenidos diferentes, actualmente una de las mayores presencias mediáticas y de influencia en la conducta del salvadoreño promedio con acceso a la red de YouTube corresponde a los llamados YouTubers que generan a diario contenidos de orientación política. 

Para efectos de comparación, en términos de audiencia comprobada o seguidores digitales, presentamos a continuación un análisis comparativo de los respectivos canales de YouTube que poseen el Pastor Edgar López (Toby Jr.) del Tabernáculo Bíblico Bautista, el Pastor Mario Vega de Misión Elim y el Pastor Carlos Navas de Iglesia del Camino, siendo las dos primeras iglesias reconocidas como unas de las más grandes en El Salvador y Centroamérica, con miles de asistentes a sus servicios religiosos cada semana, las tres con fuerte infraestructura de medios visuales de comunicación, si bien la tercera tiene niveles de membresía más modestos. 

La comparación de audiencias digitales la realizaremos en relación con YouTubers que presentan contenidos de orientación política, seleccionando para ello aquellos que tienen el mejor posicionamiento dentro del ranking del Top 100 de YouTubers en El Salvador: el Noticiero La Nueva Revolución, Soy José YouTuber y La Fiscal SV.

La comparación de las estadísticas de vistas de video y suscriptores de ambos grupos, los tres pastores nombrados y YouTubers, reflejan una diferencia abismal a favor de los segundos. Haciendo un corte de audiencia el día 6 de septiembre de 2021, el sitio de estadísticas Social Blade (https://socialblade.com) reporta que los tres canales cristianos aquí analizados sumaron juntos más de 408,829 vistas de video, mientras que la suma de los YouTubers de orientación política alcanzó la nada despreciable cantidad de 5,305,838 vistas en el mismo período.

El número de suscriptores de los tres canales evangélicos sumados, al mes de agosto de 2021, es de 76,490, una décima parte de los 702,000 que los tres YouTubers suman juntos. En términos de ingresos de dinero, Social Blade reporta que los tres canales evangélicos analizados podrían haber ganado juntos en el mismo período de mil seiscientos dólares ($1,600); por su parte los YouTubers podrían haber ganado casi veinticuatro mil dólares ($23,900). Los aportes individuales a esas cifras por cada canal de YouTube analizado pueden verse en las gráficas que acompañan al final este mismo texto. 

Tanto en subscripciones (seguidores) como en visualizaciones de los contenidos de sus respectivos mensajes las diferencias entre YouTubers y pastores es totalmente desproporcionada; en un país en donde el 40 % de la población manifiesta desde hace años profesar la religión evangélica y el 90 % del total dice ser cristiana de algún tipo, es sorprendente descubrir que, al menos en este medio digital, el mensaje de los YouTubers es más atractivo para las audiencias que el mensaje religioso.

Por otra parte, Social Blade crea proyecciones estadísticas permanentes para cada canal de YouTube que existe. En los que nos ocupan, el crecimiento proyectado de suscriptores para el Noticiero La Nueva Revolución podría llegar a 529,978 personas en los próximos tres años; José YouTuber alcanzaría 789,725 en el mismo período de tiempo, mientras que los pastores de las dos Iglesias más grandes del país, Toby Jr. y Mario Vega, alcanzarían apenas 145,100 y 34,370 personas respectivamente. El número de vistas de video alcanzadas en los próximos tres años podría ser de 400 millones para la Nueva Revolución y 288 millones para José YouTuber. En los mismos tres años, la proyección para los pastores es apenas de 53 millones de vistas para Toby Jr. y alrededor de 20 millones para Mario Vega. Si bien el número de vistas de video de estos dos pastores no son para nada despreciables, la diferencia en cobertura mediática de los influencers políticos los supera de una manera descomunal.

El desigual crecimiento de seguidores y de vistas de video entre YouTubers políticos y pastores evangélicos podría indicar que estos últimos, en términos de alcance por la red de YouTube, tienen perdida por mucho la partida que intenta ganar esas audiencias, sin embargo, Social Blade evidencia al mismo tiempo un fenómeno salvadoreño bastante desconocido hasta ahora en estos círculos mediáticos.

En el tiempo transcurrido entre lo más crudo de la cuarentena estricta por la pandemia en 2020 al día de ahora, una iglesia evangélica prácticamente desconocida y con menos de dos años de fundación superó en términos de visitas y suscriptores por YouTube a las dos Iglesias de membresías presenciales más grandes en el país: el Tabernáculo Bíblico y Misión Elim. Al mismo tiempo es la única Iglesia evangélica que logra posicionarse al nivel de las cifras que alcanzan los YouTubers de orientación política, su nombre es Ministerio Internacional Fuego de Gloria.

Fuego de Gloria está ubicada en El Congo, entre San Salvador y la Ciudad de Santa Ana, en el occidente del país, físicamente ocupa un espacio de templo pequeño y posee una asistencia presencial modesta. No posee infraestructura millonaria para canales de TV ni de radio, sino que filma sus videos con recursos sencillos, incluso con teléfonos celulares.  Sorprendentemente su canal de YouTube pasó de tener únicamente 2,020 suscriptores en julio de 2020, a tener 85,600 apenas un año después, o sea que tiene más de 20,000 seguidores que Toby Jr. y más de 80,000 que Mario Vega. 

Fuego de Gloria ocupaba al 7 de septiembre la posición número 30 en el ranking de YouTube en nuestro país, mientras que el pastor Toby Jr. ocupaba el lugar 196 y el pastor Mario Vega el lugar 1,029, ambos ministerios con varias décadas en el país. El número de vistas de video de Fuego de Gloria en el período analizado fue de más 5,251,000; en el mismo mes el canal de Toby Jr. fue solo un 6 % de esa cantidad y el pastor Vega tuvo un 1.3 % de la misma cantidad.

En el período analizado las vistas de video para Fuego de Gloria superaron en más de un millón al Noticiero La Nueva Revolución (lugar 8 en el ranking nacional al día 7 de septiembre) y en alrededor de cuatro millones tanto a José YouTuber (62 en el ranking para la misma fecha) como a la FiscalSV (posición 67). La diferencia a favor en vistas actuales y futuras entre la Iglesia Fuego de Gloria y las otras iglesias aquí investigadas no tiene ninguna comparación, es totalmente desproporcionada. En general las estadísticas de YouTube de algunos medios católicos locales son tan bajas que no son útiles para efectos de comparación.

¿Qué explicación se puede ofrecer al hecho de que las audiencias de YouTube prefieran predominantemente mensajes de corte político que espirituales o religiosos? ¿Qué explicación se puede dar al hecho de que una iglesia de reciente fundación sea la única excepción y supere ampliamente en audiencia de canales alternativos a iglesias de gran tradición en medios de comunicación y con décadas de trabajar en el país? 

Consultado al respecto el Pastor Mario Vega de Elim opinó que el alcance mediático de su iglesia no puede compararse de una manera simple, ni medirse únicamente por medio de las audiencias de YouTube, dado que la presencia de ellos está diversificada entre la radio AM, FM, televisión abierta y cable además de los canales alternativos, en todo caso sería necesario realizar una medición de audiencias de todos sus medios de comunicación para determinar si los alcances son comparables.

Con eso y todo el Pastor Vega reconoce que su Iglesia debe generar más audiencia en los nuevos espacios alternos para la difusión e influencia del pensamiento como lo es YouTube, sobre todo si se quiere influir con un mensaje cristiano a aquellas personas que gustan atender la oferta de redes sociales, cargadas demasiado a menudo con mensajes que proyectan antivalores cristianos.

Por su parte el pastor Roberto Gasparutti, líder del Ministerio Fuego de Gloria, al ser consultado sobre estas cifras opina que el crecimiento de su canal podría obedecer al cansancio que sienten las audiencias de los medios tradicionales evangélicos, que no están siendo capaces de generar mensajes que ofrezcan esperanza a una población muy necesitada material y espiritualmente, mientras ellos proyectan mensajes más acordes a las aspiraciones populares.

Según Gasparutti, esto fue evidente durante el tiempo de cuarentena, cuando su iglesia creció exponencialmente en audiencia debido al tipo de mensaje esperanzador y novedoso que ellos lanzan.

Al respecto de esto el pastor Vega opina que el mensaje de Elim no está orientado a expresar lo que la gente quiere escuchar, o sea al gusto de las personas, sino hacia un mensaje positivo dirigido a su real necesidad, confrontado con las realidades de nuestro tiempo, algo que no todas las audiencias evangélicas están listas para asimilar. Quisimos consultar la reacción del pastor Toby Jr. sobre lo reflejado en los cuadros estadísticos, pero a pesar de que se dio la información a su asistente personal el espacio de diálogo no nos fue concedido, asimismo dejamos mensaje al pastor Carlos Navas con su secretaria, pero luego de preguntarnos si acaso éramos miembros de su Iglesia no tuvimos respuesta a la cita solicitada.

Definitivamente es un reto para los actuales líderes espirituales ser influencia desde las trincheras tecnológicas de las redes sociales: foros, chats, blogs, video blogs, páginas web y streaming. La Internet es valorada ahora como un espacio inaplazable donde deben estar las iglesias, porque es allí donde están ahora los públicos, ávidos de información y pensamiento.

Si en este tiempo quieren ser verdaderos influencers, portadores de un pensamiento cristiano transformador, deberán revisar sus viejos paradigmas de alcance pastoral, algo que nunca ha sido sencillo para la religión evangélica, deberán buscar fortalecer su presencia mediática a través de los diversos medios digitales, que son espacios privilegiados donde actualmente se crea aquello que la gente generalmente acepta como verdad.

Esto es necesario para hacer frente al creciente hedonismo de los comportamientos en redes sociales, sobre todo en los espacios de opinión política, independientemente de la orientación partidaria que ostenten, porque están demasiado a menudo marcados por mensajes de odio y división social que buscan lanzar para promover o apoyar sus posturas. Pero por ahora, apenas con una notable excepción, los influencers salvadoreños de opinión política en YouTube parecen estar ganándole a los pastores la partida mediática de cara a la población.

Por Luis Huezo Mixco

Por Luis Huezo Mixco

Luis R Huezo Mixco, es consultor en el área de Gestión del Conocimiento e Investigador en Ciencias Sociales. Desde 2014 ha publicado investigaciones sobre el protestantismo evangélico en libros y revistas académicas en El Salvador, México y Argentina; también publicó en 2017 su libro "Desafiando los Poderes", un estudio histórico de los movimientos sociales en El Salvador de 1948 a 1980.

Publicidad