El Comité Gestor de la Reserva de Biosfera El Trifinio de El Salvador, denunciaron al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) por pretender anteponer proyectos de desarrollo económico y competitividad ante la preservación de los recursos naturales. Además denuncian que el vicepresidente salvadoreño, desestimó un plan anterior que buscaba la protección socio-ambiental, por priorizar otro con enfoque económico.


Por Marvin Díaz

El Comité Gestor de la Reserva de Biosfera Transfronteriza Trifinio Fraternidad de El Salvador (CGRBTFES) con el apoyo de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) hicieron publica una denuncia en contra de los titulares de Medio Ambiente, Lina Polh y Ángel Ibarra del MARN, y en contra del vicepresidente salvadoreño, Oscar Ortiz.

Según el comité, el MARN pretende desestructurar, deslegitimar,  invisibilizar y descalificar a la actual CGRBTFES a través de una convocatoria ilegal que ha propuesto Medio Ambiente para el 11 de marzo, esto con el fin de conformar el nuevo comité gestor.

Los denunciantes consideran que estas acciones buscan desestructurar la plataforma del actual CGRBTFES y buscar así estructurar una nueva plataforma pero con la participación de actores que no hacen denuncia y contraloría ambiental. Berta Medrano, perteneciente al comité gestor actual, considera que estas acciones tomadas por la ministra, violenta los derechos humanos.

“Estas acciones violenta la plataforma misma del comité gestor, derechos de las organizaciones que lo conformamos y los derechos de las personas que representamos estas organizaciones”, aseguró la ambientalista.

El CGRBTFES, aglutina a 60 organizaciones sociales comunales que trabajan por la preservación y cuido del medio ambiente a nivel nacional. El comité actual no ha sido tomado en cuenta por el MARN, esto a pesar que el 90% del trabajo realizado por estas organizaciones son de carácter territorial. Adelmo Chacón, miembro del actual comité, recalcó que ellos como representantes de las comunidades son los que transmiten las problemáticas ambientales ante las instancias correspondientes.

“Nosotros no somos tomados en cuenta, somos excluidos, porque la misma Ley de Medio ambiente hace mención que tiene que existir una convivencia y participación de las comunidades en la parte ambiental, algo que no se está dando  por parte del MARN”, mencionó el habitante de Chalatenango.

Según estas organizaciones que conforman el comité gestor actual, existen diversos incumplimientos por parte de Lina Pohl, como: las violaciones a los acuerdos alcanzados entre el MARN  y CGRBTFES, en donde de 15 acuerdos alcanzados solamente se han concretizado cinco; desconocimientos de los proyectos encaminados a la protección de los recursos naturales  por parte de los titulares; falta de voluntad de trabajar con el actual comité gestor, entre otros.

Las organizaciones que conforman el comité gestor indicaron que existe una “agenda oculta” por parte de la ministra del medio ambiente, esto a raíz de Plan Trifinio  el cual El Salvador es parte junto Honduras y Guatemala.

“El actual vicepresidente, Oscar Ortiz, desestimó el planteamiento que era armonioso con las tres funciones de la reserva de biosfera (conservación, desarrollo sustentable y apoyo logístico). Ahora el actual planteamiento político del Plan Trifinio se centra en el crecimiento  económico y la competitividad en detrimento en lo social y ambiental”, dijo Brenda Medrano.

Existen 148,168 hectáreas que conforman la reserva de biosferas en los países del Triángulo Norte (El Salvador, Honduras y Guatemala), en donde hay 350 mil habitantes que residen en dichas reservas. El Salvador cuenta con los mayores números de habitantes al adjudicarse 320 mil pobladores que viven en lugares de reserva de biosfera.

Otro de los recursos naturales del cual se quiere preservar su existencia es el rio Lempa, ya que este cuenta con 2,163 millones de metros cúbicos de agua anual y este afluente hidrográfico es de vital importancia dentro del país, y está en riesgo a desaparecer.

El Procurador de PDDH, David Morales, hizo sus valoraciones de la controversia entre el ente gubernamental y el MARN. “Los interese empresariales, la explotación de la naturaleza en este tipo de zonas (reservas de biosfera protegidas de El Salvador)  no son aceptables los intereses de grupos económicos, y estos deben estar fuera de estos lugares”, dijo el funcionario de PDDH.

El titular de la procuraduría recalcó que las comunidades deben tener participación en los asuntos de preservación del medio ambiente. Las organizaciones que conforman el comité gestor resientes diversas problemáticas en contra de los recursos naturales.

Morales añadió, “el comité gestor que son conformadas por estas comunidades han defendido la biosfera desde hace ya varios años y denuncian de talas indiscriminada, contaminación de ríos y mantos acuíferos y explotaciones peligrosas en zonas de sensibilidad ambiental”.

El representante de la PDDH dijo que va a solicitar un informe detallado por parte del MARN de la problemática y añadió que no se puede excluir a estas comunidades las cuales han sido las que han estado acompañando todo el proceso de denuncias cuando se quiere violentar los derechos ambientales de las personas.

Comenta