La alcaldía de San Julián, Sonsonate, culpó al gobierno de otorgar permisos para talar árboles. La latente sequía es protagonista en momentos en que la derecha legislativa es señalada de maniobrar a favor de la privatización del agua


Por Marvin Díaz

Era de mañana cuando don José se dirigió a su pozo artesanal. Sus ojos querían ver a través de la oscuridad del pozo pero fue imposible. Preparó una vieja cubeta de aluminio, atada a un largo laso. Lanzó la cubeta a las penumbras de su pequeño oasis, con la esperanza de sacar agua. De repente, el golpe del aluminio contra el suelo estremeció el eco del profundo agujero. Las esperanzas de José murieron al escuchar el sonido; él sabía que no tendría agua por mucho tiempo.

El eco del vacío pozo obligó a José a salir de su casa en la colonia Guadalupe. Mientras él caminaba al río los Apantes, dos cantaros atados a su espalda se movían al ritmo de sus pasos. El ardiente sol acompañó a José por más de dos kilómetros de donde venía; él buscaba agua para su familia.

***

Habitantes de las comunidades del municipio de San Julián, departamento de Sonsonate, están preocupados por la tala de árboles en la zona. La situación afecta las recargas hídricas, donde se abastecen los pozos artesanales de las familias.

Delmy Muñoz, miembro del comité ambiental de San Julián, dijo que 76 familias de la comunidad los Ángeles no tienen agua en sus pozos artesanales. “Las familias no tiene el vital líquido en su casa, entonces tiene que salir a los ríos, quebradas y pilas a diferentes áreas a buscar agua”, expresó.

La problemática se agudiza porque la mayoría de los afluentes están secándose. “Río los apantes y los lagartos se secan por la crisis de agua, debido a la deforestación en las zonas alta del municipio”, mencionó.

Ivan Ernesto Rivas, jefe de la Unidad Ambiental de la alcaldía de San Julián, culpó a la unidad forestal de recursos naturales renovables del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), región Santa Ana, por otorgar permisos para deforestar. Además, dijo que la administración de ARENA implementó una ordenanza municipal con vacíos.

“Hay vacíos en la ordenanza municipal, trataremos de hacer reformas a esta ordenanza para detener la tala indiscriminada de árboles”, dijo Rivas.

El Salvador es el país más deforestado en América Latina después de Haití, según informes oficiales.

Río los Apantes, colonia Guadalupe, San Julián, Sonsonate. Foto/Marvin Díaz

Por otra parte, la Unidad Ecológica Salvadoreña (UNES) denunció la sobreexplotación del agua y la deforestación por la industria cañera.

“La industria en el territorio busca el enriquecimiento a costa del daño ambiental, sin importar los impactos que puedan generar en el medio ambiente y la salud de la persona”, mencionó Salvador Recinos, técnico de UNES.

La Asamblea Legislativa discute desde 12 años una Ley General de Aguas. Hoy en día, varias organizaciones ambientalista temen que el agua se privatice, debido a una propuesta de ley de agua presentada por partidos de derecha, que podría el control del agua en manos de empresarios.

La Comisión de Medio Ambiente de la Asamblea Legislativa acordó, con los votos de los partidos de derecha Gana, PDC, PCN y Arena, aprobar cinco artículos de la “Ley Integral del Agua” propuesta por la empresa privada representada en la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) el máximo consorcio empresarial del país que aglutina empresas que utilizan el agua como materia prima.

La aprobación generó polémica entre la opinión pública. El partido FMLN denunció que se trata de una maniobra de la derecha legislativa que es mayoría en el Congreso salvadoreño.

La referida comisión acordó también no brindar audiencias a organismos ambientalistas, a la Universidad Centroamericana UCA  y a la misma iglesia católica quienes se consideran parte de la propuesta presentada por ambientalistas y respaldada por el gobierno, y que la comisión ambiental desestimó.

En tanto, diputados del partido Arena negaron que haya intenciones de privatizar el agua. A esta postura se sumó la opinión del diputado independiente, Leonardo Bonilla, quien afirmó “no ver intenciones” de privatizar el vital líquido.

El mismo día que la comisión ambiental hizo tal decisión, el gobierno y ONG ambientalistas impulsaron la “Plantatón 2018” en diferente municipios y departamento del país. En ese marco, estudiantes y pobladores de San Julián sembraron árboles en la principal zona de recarga hídrica, que abastece a las comunidades de ese municipios

En el rostro cansado de José se deslizaban gotas de sudor, gotas con las que refrescaba sus labios maltratados del largo viaje. A lo lejos, contempló el oasis natural, y sus pasos se apresuraron para llenar de agua sus dos cantaros. Se detuvo y observó que el río estaba seco.

Publicidad