Justicia salvadoreña corrige y absuelve a Evelyn

EL juzgado de sentencia de Cojutepeque rectificó lo ocurrido en el juicio que Evelyn Hernández enfrentó en 2017 y la absolvió. Esto, luego de que la Cámara segunda de lo penal anuló el fallo y condena del juicio anterior. Evelyn fue acusada de homicidio agravado tras desmayarse mientras experimentaba un parto extrahospitalario. Había quedado embarazada cuando fue víctima de una violación. Las mujeres organizadas que la apoyaron en todo el proceso judicial, celebran su libertad.


Por Ezequiel Barrera

Evelyn Hernández, la joven que fue acusada y condenada (en un juicio anterior realizado en 2017) por homicidio agravado tras desmayarse en un parto extrahospitalario, fue absuelta por el juez José Virgilio del Juzgado de Sentencia de Cojutepeque.

Evelyn tuvo que enfrentar un nuevo juicio, después de que la Cámara Segunda de lo Penal anuló el fallo y la condena de 30 años que le había sido impuesta. 

La defensa de Evelyn sostuvo que no sabía que quedó embarazada después de sufrir una violación y que el parto que experimentó fue extrahospitalario. La situación que enfrentó Evelyn fue tan grave que se desmayó y por eso fue imposible auxiliar al bebé. Además, la autopsia reveló que el bebé falleció por aspirar heces; es decir, algo que estaba fuera de la voluntad e intención de Evelyn.

La abogada Bertha Deleón dijo, al salir de la lectura del fallo, que el juez desestimó la acusación que hizo la Fiscalía General de la República (FGR) porque en ningún momento se pudo establecer que hubo dolo de parte de Evelyn.

La fiscalía, en el último día del juicio, cambió su petición de condena de 30 años por una de 40. Pero el juez declaró que Evelyn es inocente.

Evelyn dijo, en reiteradas ocasiones, que quería justicia en el caso para recuperar su libertad de retomar los estudios y su proyecto de vida. 

Las organizaciones de mujeres que acompañaron a Evelyn en todo el caso y proceso celebran su libertad y la declaración judicial de que es inocente.

El caso

Evelyn Hernández, quien ahora tiene 21 años, realizaba labores domésticas el 6 de abril de 2016, cuando sintió ganas de ir al baño. Así que fue a la letrina de su vivienda, ubicada en una zona rural del departamento de Cuscatlán. Fue tan grave el malestar que experimentó, que se desmayó. Cuando su madre la encontró, estaba inconsciente y rodeada de sangre. Inmediatamente la trasladó al Hospital Nacional de Cojutepeque. Cuando los doctores la examinaron, se enteraron de que tuvo un parto extrahospitalario y luego la denunciaron. Cuando le dieron el alta, fue arrestada y comenzó a enfrentar un proceso judicial en su contra. Eso a pesar de que ella, según ha declarado, no sabía que quedó embarazada tras ser violada. 

Las pruebas científicas determinaron que el bebé falleció tras aspirar meconio y no por intención o negligencia de Evelyn, según los abogados. 

Cuando el proceso judicial finalizó, en un juicio, Evelyn fue condenada a 30 años de prisión. Pero sus abogados apelaron y la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) dio instrucciones para que una cámara anulara la pena y ordenara un nuevo juicio para revisar de nuevo las pruebas. Ese nuevo juicio es el que comenzó este 15 de julio.

La legislación salvadoreña dice que una persona no puede pasar más de dos años detenida sin una condena en firme, por esa razón Evelyn es procesada en libertad. Cumplió dos años en prisión mientras era procesada.

Comenta