Bukele mantiene a hija de José Luis Merino en consulado de Milán

En junio pasado, el presidente Bukele ordenó vía Twitter la remoción de algunos representantes del servicio exterior por ser parientes de altos funcionarios del FMLN. Entre los nombres nunca figuró el de la hija del dirigente efemelenista  y referente del grupo ALBA, José Luis Merino.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Por Julia Gavarrete

Gloria Aimee Merino Marone, hija de José Luis Merino, máximo dirigente del FMLN, sigue formando parte de la representación consular de El Salvador en Milán, Italia. Hasta septiembre de este año, de acuerdo con información fidedigna a la que esta revista tuvo acceso, tiene el cargo de asistente administrativa, plaza que le fue asignada el 22 de enero de 2018, como se estableció en su acuerdo de nombramiento. 

En febrero pasado, GatoEncerrado publicó una lista de 14 familiares de funcionarios de peso en el gobierno y que fueron nombrados en diferentes embajadas y consulados de El Salvador entre 2008 y 2018. Merino Marone estaba incluida.

A pocas horas de haber llegado a la presidencia, Nayib Bukele publicó una ráfaga de tuits en los que ordenó la remoción inmediata de la parentela relacionada a altos mandos efemelenistas. Excepto a la hija de José Luis Merino.

El presidente Bukele fue claro en que debía de removerse a familiares vinculados a la diputada efemelenista Nidia Díaz y a la entonces exviceministra para salvadoreños en el exterior, Liduvina Magarín. Solo Magarín contaba con tres parientes en Texas (EEUU): su hijo, Mario Moreno Magarín, en Dallas; el medio hermano de su hijo, David Ernesto Moreno, en Laredo; y su sobrino Élmer Javier Rodas, quien todavía continúa en la sede consular de El Paso, pese a que el presidente Bukele también le ordenó a la canciller Alexandra Hill Tinoco que le quitara del cargo como asistente administrativo.

Esta es una captura del tuit en el que el presidente Bukele la destitución de Élmer Rodas. Pero Rodas aún trabaja en el servicio exterior.
Captura de tuit en el que Bukele ordena la destitución de sobrina de una funcionaria del FMLN.

La remoción de familiares que pidió Bukele, no solo contratada en el servicio exterior, incluye un buen número de personas ligadas al expresidente Salvador Sánchez Cerén y después al exvicepresidente Óscar Ortiz. A pesar de la campaña de destituciones de familiares de funcionarios, Bukele nunca solicitó se quitara de su cargo como asistente administrativa en Milán a la hija del excomandante guerrillero “Ramiro Vásquez” y quien fungió como viceministro de Inversión Extranjera del gobierno de Sánchez Cerén.

José Luis Merino, considerado hombre de poder en el FMLN y la mente detrás de Alba Petróleos, estableció vínculos con el presidente Bukele a través de empresas como el Canal de televisión TVX, una relación que data desde que el mandatario era alcalde de Nuevo Cuscatlán.

La revista Factum publicó, recientemente, una investigación en la que revelaba que el presidente Bukele recibió $1.9 millones de Alba Petróleos cuando era alcalde de Nuevo Cuscatlán, a través de la empresa Inverval SA de CV. Esa empresa es investigada por sospecha de lavado de dinero. 

El 12 de septiembre, en conferencia de prensa, Bukele respondió a la investigación de Factum desligándose de haber recibido el dinero proveniente de Venezuela: “Yo, yo no hice negocios con Alba Petróleos, yo hice negocios con una empresa que hizo negocios con Alba Petróleos”.

Alba Petróleos es un consorcio que recibía dinero venezolano. Este fin de semana, el presidente Bukele expulsó a los representantes diplomáticos de Nicolás Maduro tras reconocer a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela. En redes sociales, Bukele sostuvo que con la expulsión “de los representantes de Maduro, el FMLN pierde la sucursal de su último financista”.

Aún sin configurarse el nuevo servicio exterior

Tras la expulsión de los representantes diplomáticos de Venezuela, Nicolás Maduro también dio 48 horas para que la representación de El Salvador saliera del territorio venezolano.

Bukele tuiteó que su gobierno todavía no había nombrado ni un solo funcionario en tal embajada y que los representantes expulsados de Venezuela fueron funcionarios nombrados “100% por el gobierno de Sánchez Cerén”.   

Los procesos que seguirá el Ministerio de Relaciones Exteriores para la nueva configuración del servicio exterior salvadoreño aún no están claros.

Especialistas en el tema han hecho énfasis en que la falta de procesos transparentes es lo que ha permitido que por años el servicio exterior sea considerado un espacio en donde el gobierno de turno envía a militantes y parientes y, como consecuencia, impide que se seleccione a personal con la capacidad para desempeñarse en el cargo.

En la investigación El FMLN hizo del servicio exterior un nicho familiar, GatoEncerrado reveló que, además, el alto número de funcionarios en el servicio exterior no contaba con formación de carrera: un 74 % del servicio diplomático y un 85 % del servicio consular. De este total, un 22 % de los diplomáticos eran bachilleres en 2018.

Comenta