Bitácora política

Mónica Ayala se convierte en la tercera directora del ISSS en la gestión Bukele

Por Xenia Oliva

Por Xenia Oliva

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

En menos de dos semanas, Mónica Ayala Guerrero pasó de haber sido nombrada como la Directora Nacional de Medicamentos (DNM) a estar a cargo de la dirección del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).

Ayala Guerrero, quien tiene una especialidad en Medicina Interna y una maestría en Administración de la Seguridad Social, fue asesora médica de la dirección general del ISSS en el período de marzo de 2011 a julio 2013 cuando Leonel Flores Sosa fungía como director. Flores fue condenado por enriquecimiento ilícito en la administración de Mauricio Funes. 

En julio de 2019, Ayala fue nombrada como directora ejecutiva de la DNM. Este nombramiento fue cuestionado ya que infringía la Ley de Medicamentos, que, en el artículo 4, indica que este cargo debe ser elegido a través de la junta de delegados de la dirección, no por designación directa de la Presidencia de la República.

Pese a esto, Ayala Guerrero se mantuvo en el cargo hasta que el pasado 29 de julio se le asignó también el cargo de directora nacional de la DNM. Ella confirmó que mantendría ambos cargos en una entrevista realizada en Canal 12, un día después de su juramentación como directora nacional.

No obstante, después en declaraciones a la prensa señaló que “ya estaban buscando” a la persona que estaría a cargo del puesto de la dirección ejecutiva. En ese momento también dijo que era una decisión que dependía de la junta de delegados de la DNM.

Días después de este nombramiento y de sus declaraciones, Ayala Guerrero ha pasado a estar al frente del ISSS, una de las entidades pilares del sistema de salud de El Salvador.

En la gestión actual, es la tercera vez que se juramenta a una nueva persona a cargo de la dirección del Seguro Social. El gobierno de Nayib Bukele inició con el médico Herbert Rivera Alemán al frente del ISSS. Rivera Alemán, quien es médico ortopeda y pediatra, presentó su renuncia durante los primeros días de enero de este año.

Fue Bukele quien confirmó la renuncia de Rivera Alemán durante una conferencia de prensa y anunció el nombramiento de Delmy Cañas de Zacarías como la nueva directora, hasta ese momento había sido la subdirectora de la institución.

“He aceptado la renuncia del doctor Rivera Alemán, un excelente médico, una excelente persona, no lo estamos quitando por nada malo, simple y sencillamente queremos enrumbar el Seguro Social en una nueva versión, por lo tanto he aceptado su renuncia”, expresó en ese momento, según detallaron distintos medios.

Cañas es licenciada en Química y Farmacia, con experiencia laboral en la Droguería Sinquima, que según publicó El Diario de Hoy en enero de este año, es una empresa farmacéutica vinculada a la familia Bukele.

Cambios en medio de una crisis sanitaria

La renuncia de Cañas se dio a conocer a finales de julio con menos explicaciones que en el caso de Rivera Alemán.

La nueva versión del ISSS anunciada por Bukele en ese entonces a través de la gestión de Cañas no se llegó a conocer. Su paso al frente del ISSS estuvo marcado por la emergencia y crisis sanitaria generada por la llegada del nuevo coronavirus. Personal de enfermería y médicos denunciaron en distintas ocasiones la falta de insumos y equipos de protección adecuados para atender la emergencia. Además, en marzo, se dio a conocer que el Consejo Directivo del ISSS había aprobado “tomar prestados” $25 millones de las arcas del Seguro Social para financiar parte del equipamiento del nuevo Hospital El Salvador, ubicado en las instalaciones del Centro Internacional de Ferias y Convenciones (Cifco).

Los insumos del ISSS han seguido usándose para reforzar el nuevo hospital. En junio se dio a conocer que equipo médico, mobiliario y fármacos del Seguro Social fueron trasladados como “préstamo” al hospital en Cifco. “Los equipos son activos de la institución. Están en calidad de préstamo por medio de convenio con el Ministerio de Salud para atender la pandemia que tantas vidas está cobrando. En el Hospital El Salvador se atenderán pacientes del sistema público y derechohabientes”, publicó la cuenta oficial de Twitter del Seguro Social.

Para el presidente del Colegio Médico, Milton Brizuela, aunque el presidente de la República tiene toda la potestad para realizar los cambios, sería también importante conocer las causas de estas sustituciones. “No es algo normal, lo que uno suele ver es que el funcionario acompaña al presidente durante su período, más durante el desarrollo de una pandemia, que es bastante crítico. Es preocupante cuando hay indicios que el gobierno está usando fondos del Seguro Social para desarrollar proyectos que no son solo para los derechohabientes”, señaló Brizuela.

Expuso que aunque Ayala Guerrero ya ha tenido experiencia como asesora de Flores Sosa, no es lo mismo que esté a cargo alguien que ya ha tenido experiencia en el ejercicio de las funciones de una entidad como el ISSS, sobre todo en el contexto actual.

Tras el movimiento de Ayala Guerrero al ISSS, Presidencia también anunció el nombramiento de Noé García Iraheta como nuevo director nacional de medicamentos, sin embargo no se precisó si él también ostentará el cargo de director ejecutivo. O si Ayala Guerrero seguiría con ese cargo, ya que ella había dicho que estaba “ad honorem en la dirección ejecutiva”.

García Iraheta es abogado y notario. Desde 2017 ha trabajado en el área de Litigios Regulatorios de la DNM pasando de técnico a secretario a partir de agosto de 2019.

Con respecto a los cargos de dirección nacional y ejecutiva de la DNM, Brizuela recordó que dicha entidad es un órgano colegiado. “Lo ideal no es tener un director nacional y un director ejecutivo que sean la misma persona. Se supone que las funciones están establecidas en la ley de Medicamentos. Uno es la decisión política que es el director nacional y el director ejecutivo es el que se encarga desde un punto técnico que todo funcione”, dijo. 

Más de Bitácora Política

Comenta

Publicidad