Foto/César Portillo

Denuncian abuso policial contra indígenas que protestan por construcción en parque de Cuisnahuat

Residentes del municipio mantienen una protesta pacífica desde el 27 de julio, en contra de la tala de 10 árboles para la construcción de un mercado municipal. Denuncian que el alcalde ordena desalojos y hostigamiento, en los que han estado involucrados agentes de la Policía. Aseguran que juzgado ambiental no les da una solución.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Mario Beltrán

Mario Beltrán

Agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) de la delegación de Cuisnahuat, Sonsonate, forcejearon con Melina Moisés, una activista indígena del municipio, cuando se dirigía hacia el parque municipal con un toldo que iba a instalar para proteger del sol y lluvia a otros activistas indígenas que se mantienen en protesta pacífica contra la tala de 10 árboles de un parque para la construcción de un mercado municipal. Los policías no solo forcejearon, sino que le arrebataron el toldo a Melina. Todo quedó registrado en una transmisión en vivo, que luego se viralizó en Facebook.

El hecho ocurrió la mañana de este jueves 10 de septiembre, cerca del lugar de la obra, y fue captado por un testigo que usó su celular para transmitir por redes sociales lo que estaba ocurriendo contra Melina y un grupo de activistas que la acompañaba. 

“Para no mojarnos ni asolearnos con los compañeros, les dije que iba a ir (a la casa) a traer un tendido de nylon para ponerlo y que nos hiciera sombra. Cuando regresaba al parque, los agentes policiales me salieron al encuentro. Entre ellos, un inspector de la PNC. Me lo arrebató y luego llamó a otros (agentes) para que le fueran a ayudar”, describió Melina Moisés a GatoEncerrado.

Este periódico digital reveló que la solicitud del permiso de construcción de la obra ingresó el mismo día en el que inició, es decir, el 19 de agosto. Por tanto, la alcaldía empezó a construir sin una resolución de permiso ambiental extendida por el Ministerio de Medio Ambiente.

Melina afirmó que el oficial a cargo dijo que los activistas no podían instalarse en la calle, porque la iban a cerrar. Melina, además, aseguró que los agentes usaron gas pimienta en su contra.

“Se acercaron todos y nos quitaron a la fuerza eso. En el conflicto que hubo, se acercaron dos policías a mi espalda y me echaron gas pimienta. Eso fue personal. Yo sentí el spray pegadito a mi espalda”, denunció.

César Portillo, habitante y activista indígena de Cuisnahuat, mencionó que los agentes policiales recibieron órdenes de la alcaldía municipal para desalojar y evitar que los activistas continuaran las protestas contra la construcción del mercado, que inició el 27 de julio pasado.

“Al ver los policías que las señoras traen el canopy, salen rápidamente del puesto policial cercano, y a la fuerza deciden quitárselo. Nosotros, al ver que la autoridad entra con demasiado poder, decidimos ir a ayudarles, porque ellas solo iban pasando con el canopy para que las personas que están apoyando no se asoleen”, manifestó Portillo a GatoEncerrado.

Las protestas se reactivaron desde el pasado miércoles 9 de septiembre, cuando personas enviadas por el alcalde municipal del partido PCN, Ernesto Gustavo Sierra, allanaron sin previa notificación el puesto de venta de una señora que se oponía a ser desalojada y a la construcción del mercado municipal, según Portillo.

“La población, al enterarse, retoma la manifestación y se va a impedir que los carros salgan con las cosas de la señora”, dijo Portillo.

Adela Bonilla, de la Red de Ambientalistas Comunitarios de El Salvador, señaló que la señora propietaria del puesto de accesorios para celulares y vehículos nunca fue notificada del desalojo.

“Era el único chalet que había quedado, porque la señora se opone a la construcción, entonces no había sacado sus cosas. Pero a ella nunca le notificaron formalmente la construcción de la plaza y que desalojara. Por escrito ella no tiene nada, solo de forma verbal por comentarios de gente que trabaja en la alcaldía”, afirmó Bonilla.

GatoEncerrado llamó a la delegación de la PNC de Cuisnahuat, pero el oficial que atendió la llamada dijo que no podrían dar información y que se buscara en persona la delegación policial de Sonsonate.

Asimismo, se contactó al alcalde, Ernesto Gustavo Sierra, quien pidió que se le llamara en otro momento. Al llamarle en tres ocasiones, no respondió el teléfono.

Melina aseguró que no han llegado a ningún acuerdo con el alcalde, pese a que fue a comparecer ante la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático de la Asamblea Legislativa, y que se comprometió a entrar en diálogo al respecto.

“En eso se quedó, porque él dijo que eso era democracia. Pero lo que ha hecho es que sigue metiendo gente a trabajar y continúa. Además de la orden de Derechos Humanos que debía de parar la obra, no hizo caso, él sigue”, denunció Melina.

La activista también explicó que el juzgado ambiental de Santa Ana únicamente devolvió los papeles de la demanda, con algunas observaciones y les expresaron que a los activistas les hacía falta evidencia de afectaciones.

“Yo quisiera que las leyes se cumplan, se apliquen al pie de la letra. Ese es mi llamado a todas las instancias donde hemos acudido sin respuesta. No entiendo por qué ellos no dan respuesta, si nosotros metimos papeles antes del alcalde, y a él le dieron un permiso apresurado si metió el permiso después de nuestra demanda”, lamentó Melina.

La activista aseguró que el alcalde tiene “tanto poder para enviar a policía y a la UMO para agredir a gente que no está haciendo algo malo, sino que defiende algo que es del municipio”. 

Por su parte, Portillo aseguró que continuarán con la protesta pacífica en contra de la construcción del mercado y exigirán que reconstruyan los juegos para niños, que vuelvan a plantar árboles y que la alcaldía busque otro lugar para construir el mercado municipal.

“Nosotros, como Cuisnahuatecos, esperamos que nuestra causa sea tomada en cuenta y que no queremos un daño para nuestro parque, sino que dicho mercado o dicha plaza sea construida en otro lugar el municipio tiene muchos lugares donde puede llevarse a cabo dicha obra”, subrayó Portillo.

La comisión ambiental acordó, en su última sesión, que agendaría una fecha de visita la ´roxima semana, para conocer la situación de Cuisnahuat.

Más de GatoEncerrado

Publicidad