Bitácora justiciómetro

Medios independientes denuncian ante la CIDH los ataques del Gobierno de Nayib Bukele

Por Karen Moreno

Por Karen Moreno

Los periodistas independientes en El Salvador denuncian ataques sistemáticos por parte del Gobierno de Bukele y vulneraciones a la libertad de expresión. Foto/ElFaro
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Periodistas de El Faro, Revista Factum, GatoEncerrado, Focos TV y la presidente de la Asociación de Periodistas (Apes), Angélica Cárcamo, denunciaron en una audiencia con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que el gobierno del presidente Nayib Bukele realiza ataques sistemáticos, estigmatización y criminalización contra el gremio que ejerce el periodismo independiente en El Salvador, lo cual perjudica la libertad de expresión y la democracia. 

“El discurso de odio de parte del presidente (Bukele) y de muchos de sus funcionarios es peligroso (...) porque pretende hacer ver a esta prensa, la prensa independiente, como innecesaria y, por lo tanto, prescindible. La intención es, además, tener una única voz oficial”, indicó César Fagoaga, jefe de redacción de la Revista Factum durante su intervención en la audiencia. 

Fagoaga agregó que el Gobierno ha priorizado, frente a cualquier otra necesidad, la creación de medios de comunicación con fines propagandísticos, y cuyo financiamiento, pese a ser con fondos públicos, se mantiene en la oscuridad. 

En los últimos tres años, las vulneraciones contra periodistas han aumentado y la mayoría son generadas por el Estado. El Centro de Monitoreo de Agresiones a Periodistas de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) registró, del 1 de enero del 2018 hasta el 30 de noviembre del 2020, un total de 263 vulneraciones a los derechos del gremio periodístico. Entre el 2017 y 2018, las vulneraciones se centralizaron en restricciones al ejercicio periodístico cometidas por la Policía Nacional Civil (PNC) y más de 400 casos de violaciones laborales, según Angélica Cárcamo, presidenta de la Apes. 

Los representantes del Estado, por su lado, no lograron argumentar ante las denuncias planteadas por los medios independientes y se limitaron a plantear un escenario en el que la vida de los periodistas se ha respetado. Es decir, minimizaron los ataques y la utilización de instituciones y recursos públicos para perseguir a periodistas, porque aún no ha sido asesinado ningún periodista en la gestión Bukele. 

Tania Camila Rosa, directora general de Derechos Humanos del Ministerio de Relaciones Exteriores (RREE), aludió al año 1978, durante el conflicto armado, cuando se violaban los derechos a la vida y la libertad de expresión de periodistas en El Salvador. 

“Estos antecedentes, señores y señoras comisionados, son importantes, porque no puede negarse al tener este contexto, que realmente han existido avances en derechos humanos en El Salvador, un progreso significativo y real, porque no ha habido repetición de violaciones masivas a derechos humanos”, mencionó Rosa. 

Sobre este punto, los periodistas independientes criticaron que la directora no hiciera referencia a la época actual, y que, si bien no se ha atentado contra el derecho a la vida, sí han habido violaciones a la libertad de expresión. 

Lorena Sol de Pool, Embajadora Representante Adjunto de la Misión Permanente de El Salvador ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), en representación del Estado, se refirió al contexto preelectoral en el país, “por lo que si bien los periodistas están amparados bajo la protección de la libertad de expresión, deben ejercer sus labores obedeciendo a los principios de un periodismo responsable”. 

En cadenas nacionales de radio y televisión, el presidente Bukele ha minimizado y ridiculizado el trabajo periodístico de GatoEncerrado, como el 24 de septiembre, cuando dijo que no “no sabía que existía ese medio”. El 2 de julio, una de las periodistas de GatoEncerrado también sufrió el hurto de su equipo de trabajo en su hogar, cuando salió a una cobertura del Gobierno.

 En reiteradas ocasiones, el mandatario y otros funcionarios del Ejecutivo han sugerido sin tener evidencias que el financiamiento que recibe GatoEncerrado, como otros independientes en el país, son ilegales. 

Antes de la realización de la audiencia, Ernesto Sanabria, secretario de prensa de la Presidencia, dijo que la directora de la Apes tiene una “pobre e intrascendente trayectoria por cierto, ahora se dedica a las relaciones públicas con organismos internacionales”, haciendo referencia a la CIDH.

"Las declaraciones estigmatizantes contra los medios son algo muy peligroso de hacer. El poder tiene una influencia en las personas, y al dirigir la atención en contra de estos grupos genera violencia en contra de los medios", declaró la comisionada de la CIDH Margarette Macaulay. 

Pedro Vaca, relator especial para la Libertad de Expresión de la CIDH, manifestó que los medios de comunicación de calidad son necesarios para las democracias, pero que el Órgano Ejecutivo es el más inconveniente para evaluarlo. El relator lamentó que las respuestas del Estado en su primera y segunda intervención no son suficientes para desvirtuar lo que plantea sociedad civil.

“De hecho, creo que de cierta manera ha complementado estas preocupaciones”, dijo Vaca e invitó al Estado a llevar el tono a estándares internacionales de libertad de expresión.