Foto/Facebook de Ever Brizuela

Candidato de Gana sigue en contienda electoral a pesar de tener una condena por violencia machista

Ever Brizuela, actual alcalde y candidato de Gana en Nueva Guadalupe, fue condenado por cometer el delito de expresiones de violencia contra las mujeres. A pesar de estar inhabilitado como parte de su condena, se inscribió como candidato y ha hecho campaña para su reelección. Brizuela minimizó la condena por violencia machista y aseguró a GatoEncerrado que todo ha sido para afectar su candidatura. Apeló su condena ante una Cámara, luego ante la Sala de lo Penal y en ambas le dijeron que no procedía y que tenía que cumplirla. Ahora está considerando demandar a la jueza que lo condenó, porque “le quitó sus derechos”. La demandante del caso dijo a esta revista que nunca tuvo motivaciones políticas, sino que buscó defenderse de la violencia machista y defender a sus compañeras. Abogados coinciden en que las instituciones deben tener mejores filtros para evitar que personas con antecedentes de violencia machista participen en elecciones o sean funcionarios públicos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Por Beatriz Benítez*

Por Beatriz Benítez*

El actual alcalde y candidato de Gana del municipio de Nueva Guadalupe, Ever Salvador Brizuela Aparicio, fue condenado a pagar una multa de siete salarios mínimos del sector comercio, una reparación civil de $1,000 y a estar inhabilitado de sus derechos de ciudadano por siete meses. Así lo decidió el Juzgado Especializado de Instrucción para una Vida Libre de Violencia y Discriminación para la Mujer, de San Miguel, tras conocer el caso de expresiones de violencia en contra de una exconcejala del FMLN. A pesar de la condena, y de no haberla cumplido, Brizuela se inscribió como candidato y busca la reelección en las elecciones de este 28 de febrero.

La sentencia fue emitida por el juzgado en noviembre de 2019, pero quedó en firme el 8 de diciembre de 2020, después de que Brizuela Aparicio agotó todas las instancias judiciales para apelar su condena. El oficio con la certificación de la sentencia condenatoria fue enviado por correo nacional a los magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) el 15 de diciembre de 2020. La remisión de ese documento se realizó para que el Tribunal lleve el control de la ejecución de la pena accesoria, especialmente, la pérdida de los derechos de ciudadano, lo cual implica extraerlo de los registros como posible votante en los comicios.

Abogados consultados por GatoEncerrado coinciden en que la sentencia también implica que el alcalde incumple con los requisitos para buscar la reelección por un tercer periodo al frente de la alcaldía de Nueva Guadalupe. Además de que la sentencia queda como un antecedente de que Brizuela no cumple con el requisito de “honradez notoria” para competir en elecciones y ser funcionario público.

A pesar de la sentencia, Brizuela pasó los primeros filtros para inscribirse como candidato a alcalde de Gana. Para entender cómo fue posible esta inscripción, GatoEncerrado buscó a la Junta Departamental Electoral de San Miguel (JED). Jaime Perla Flores, miembro de la Junta, explicó que fue el candidato a alcalde de Nuevas Ideas en Nueva Guadalupe, Carlos Espinoza, quien mencionó el caso de violencia machista ante esa instancia electoral a través de una “apelación” contra la inscripción de Brizuela, pero la Junta la declaró inadmisible “porque en estos casos no procede una apelación sino una revisión para luego entrar a una sentencia”.

Perla Flores también dijo que la “apelación” del candidato de Nuevas Ideas llegó fuera del plazo establecido en el calendario electoral, ya que cuando la sentencia condenatoria de Brizuela quedó en firme, la JED ya lo había inscrito como candidato. Agregó que tras conocer la “apelación”, razonó su voto para que el caso también fuera conocido por los magistrados del TSE. Añadió que el demandante puede acudir a la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), donde puede exponer que un condenado siguió en contienda electoral, transgrediendo el artículo 75, inciso 2, de la Constitución de la República en el que se establece que los condenados por delito pierden sus derechos de ciudadano y que el candadito carece del requisito de “notoria honradez” exigido en la Constitución.

Además de que la candidatura de Brizuela viola el artículo 164, letra c, del Código Electoral, que establece que uno de los requisitos para ser candidato o candidata a un concejo municipal es estar en el ejercicio de los derechos de ciudadano o ciudadana y no haberlos perdido en los tres años anteriores a la fecha de la elección. El artículo 167, del mismo código, también inhabilita como candidatos a quienes  tengan en suspenso o hayan perdido sus derechos de ciudadanos. 

En enero pasado, la Sala de lo Constitucional admitió una demanda de inconstitucionalidad en contra de la inscripción de Walter Araujo, como candidato a diputado propietario del partido Nuevas Ideas en San Salvador, y lo inhabilitó de participar en las elecciones por estar procesado en un caso de expresiones de violencia en contra de la mujer; el mismo delito por el que ya fue condenado Brizuela. La Sala, en su admisión de la demanda, explicó que revisará si la inscripción de Araujo que hizo el TSE violó el artículo 126 de la Constitución de la República, al no verificar si Araujo cumple con el requisito de “notoria honradez”.

Una abogada cercana al caso de Brizuela dijo a esta revista que “si no se toman cartas en el asunto por parte de las autoridades, de evitar que personas que han sido condenadas, oídas y vencidas en juicio, se postulen a cargos de esa naturaleza, vamos a seguir teniendo instituciones con contenidos misóginos y vulnerador de derechos humanos de las mujeres”.

Otros abogados consultados por GatoEncerrado coincidieron en que su candidatura todavía podría ser sustituida por causa sobrevenida después de la inscripción, pues ha sido condenado y su inhabilitación termina en julio de 2021.

El Código Electoral prevé que se puede sustituir a un candidato. En el artículo 147 del Código Electoral indica que los partidos políticos podrán sustituir candidatos hasta el día anterior a la fecha de la elección “siempre que la sustitución tenga por causa la muerte o alguna incapacidad legal o física que sobrevenga al candidato o candidata ya inscrita”. El artículo 148, la letra a, agrega que será denegada la solicitud de inscripción de una planilla cuando los candidatos no cumplan con los requisitos legales.

Tras haber sido declarada inadmisible la “apelación” de la inscripción de la candidatura de Brizuela en la JED de San Miguel y después de que el Juzgado envió la sentencia condenatoria al TSE (con fecha 15 de diciembre de 2020), GatoEncerrado consultó con el asistente de comunicaciones del magistrado Guillermo Wellaman, pero dijo que no conocía el caso. 

En tanto, el candidato de Nuevas Ideas de Nueva Guadalupe mostró a esta revista un aviso del 3 de febrero que mandó al TSE, donde comunica que el candidato Gana está condenado y ha sido inhabilitado de sus derechos. 

GatoEncerrado conversó por teléfono con el alcalde y candidato de Gana, Brizuela Aparicio, para preguntarle por qué insiste en competir por la reelección de un tercer periodo a pesar de tener una condena que lo inhabilita. El funcionario alegó que fue condenado el 15 de junio de 2020 y que ya cumplió la condena, y que por esa razón no ve conflicto con su candidatura.

“Si yo empecé a cumplir la sentencia en junio de 2020, ¿cuándo se terminaba? En enero. Ya estoy libre”, justificó. Sin embargo, su candidatura fue inscrita a finales de noviembre de 2020.

El candidato también aseguró que ya pagó la multa a la que fue condenado: “Claro, hasta fueron a reclamar el dinero, porque creo que lo necesitaban”, afirmó. 

Cándida Yanira Cisneros, la víctima del caso, dijo a GatoEncerrado que el alcalde no ha cumplido con la condena. “Él, hasta la fecha, no ha cancelado ni la reparación administrativa ni la reparación civil. Entonces, mientras él no cumpla eso, la condena la ha incumplido. Y los siete meses que le quitan los derechos de ciudadano vencen en julio de 2021”.

El caso 

En marzo de 2018, la concejal suplente del FMLN Cándida Yanira Cisneros y otra campaña del concejo municipal decidieron denunciar al alcalde Ever Salvador Brizuela Aparicio por expresiones de violencia contra la mujer. 

Yanira explicó que desde la campaña electoral de 2015, cuando ella era síndica municipal del FMLN, Brizuela Aparicio la hostigaba y ofendía. Como resultado de las elecciones de ese año, Brizuela Aparicio ganó la alcaldía y Yanira quedó como cuarta regidora suplente. En las reuniones del concejo municipal, Brizuela la acusaba de “ladrona” y de haber “malversar fondos públicos” cuando fue síndico en la administración anterior. También dice que a ella le pagaba $25 de dieta por reunión, mientras que a los demás la alcaldía les pagaba $600 mensuales.

Su paciencia rebasó cuando a finales de febrero de 2018, Brizuela la humilló diciéndole que era una prostituta junto a otra compañera del concejo. Ambas presentaron una denuncia, pero la compañera de Yanira decidió retirarla por temor a represalias. Yanira continuó.

En noviembre de 2019,  el Juzgado Especializado de Instrucción para una Vida Libre de Violencia y Discriminación para la Mujer, de San Miguel, le dio la razón y condenó al alcalde por haber cometido el delito de expresiones de violencia contra la mujeres. El edil apeló la sentencia en la Cámara Especializada para una Vida Libre de Violencia y Discriminación para las Mujeres, pero esta confirmó la sentencia del Juzgado en junio de 2020. Al ver que su apelación fue rechazada, interpuso un recurso de casación en la Sala de lo Penal de la CSJ. Ese recurso fue declarado inadmisible en diciembre de 2020 y mandó a que se cumpliera la sentencia condenatoria. 

Brizuela dijo a esta revista que la denuncia, que terminó en una condena, fue puesta en su contra porque “les dolió a los del FMLN” por haberlos denunciado por malversación de fondos. Además, dijo que Nuevas Ideas, Arena y el FMLN se han unido para sacarlo de la alcaldía y que les deje el camino libre para sus “fechorías”. También aseguró que en el proceso judicial, la jueza del caso no aceptó escuchar a sus testigos y que está pensando en demandar a la jueza por violentar sus derechos. “Me quitó mis derechos”, dijo.

Yanira, sin embargo, aclaró a GatoEncerrado que la demanda en ningún momento tuvo motivaciones políticas y que únicamente buscaba luchar por defender sus derechos y el de otras mujeres. Incluso, dijo que debido a esta mala experiencia decidió alejarse de la política y aseguró que es falso que el FMLN esté intentando boicotear la candidatura de Brizuela, ya que ni siquiera está compitiendo en el municipio. 

*Con reportes de Karen Moreno.

Más de GatoEncerrado

Publicidad