#SVerificación

Presidencia sacó de contexto las declaraciones del embajador de Unión Europea sobre el 1M

Embajador de la UE en El Salvador, Andreu Bassols. Foto/TCS

Por GatoEncerrado

Por GatoEncerrado

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

La Presidencia de la República desinformó a la población desde su sitio web, el viernes 7 de mayo, cuando publicó que “la Unión Europea respalda el proceso político e institucional que vive El Salvador”. En su publicación, la Presidencia seleccionó, sin presentar todo el contexto, una declaración del embajador de la Unión Europea (UE), Andreu Bassols, para insinuar que la comunidad internacional avala las destituciones de los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y del fiscal general, ocurridas el 1 de mayo, cuando tomó posesión la nueva Asamblea Legislativa, dominada por el partido oficialista Nuevas Ideas y los partidos aliados del presidente Nayib Bukele.

“Es indiscutible el afán de incluir transformaciones para el país, lo que está viviendo El Salvador es una oportunidad histórica para que el órgano Ejecutivo y Legislativo trabajen en una sola dirección, ese gran poder es el que debe trabajar en pro de la democracia”, fueron las palabras de Bassols que la Presidencia citó sin tomar en cuenta el contexto en que fueron pronunciadas durante una entrevista televisiva de la Telecorporación Salvadoreña (TCS).

El presidente Bukele, incluso, retomó un fragmento de esa entrevista y lo publicó en su cuenta de Twitter, sin agregar nada más que el vídeo.

Aunque el embajador sí pronunció esas palabras, la Presidencia las aisló de todo lo que dijo. Cualquier persona que se tome el tiempo para ver la entrevista completa puede observar que esa declaración de Bassols no fue para avalar las destituciones de la nueva Asamblea. Esas palabras del diplomático, en realidad, corresponden a la respuesta que ofreció cuando el entrevistador preguntó si hay una posición oficial de la UE tras las actuaciones del Órgano Legislativo. Bassols fue claro en decir que las destituciones han provocado preocupación en la comunidad internacional, pero que a pesar de todo el interés de la UE es mantener una buena relación con El Salvador. 

"Eso (lo ocurrido el 1 de mayo) ha creado una enorme preocupación en todas las cancillerías de los países más amigos. Y ha creado preocupación porque no es bueno para el país, no es bueno para la estabilidad del país y no es bueno en la construcción de una democracia moderna salvadoreña, que es la que puede llevar a más progreso social y económico para el país. Y esta es nuestra posición y yo creo que es una posición unánime de las democracias con más tradición del mundo", subrayó el diplomático. Pero estas son palabras que no fueron tomadas en cuenta por la Presidencia en el comunicado de su sitio web.

La Presidencia también ignoró las declaraciones de Bassols cuando en la misma entrevista dijo: "Yo creo que esto es grave, porque no puede ser que un país se acueste con una cúpula judicial y amanezca con una cúpula judicial completamente distinta sin debate y probablemente, no me corresponde a mi decirlo, contra la que dispone la Constitución".

De la misma manera, la Presidencia dejó de mencionar que el diplomático también que "en el uso de su soberanía, (los diputados) podían hacer muchas cosas, pero lo que no podían hacer, de acuerdo con todos los constitucionalistas que hemos tenido la ocasión de consultar y han sido varios, es hacer cosas que no estaban en la facultad de la Asamblea Legislativa. Es decir, de suprimir unos magistrados y hacerlo, no solamente con dispensa de trámite, sino que además sacando toda posibilidad de defensa por parte de los magistrados, que no tuvieron ni siquiera la posibilidad de expresar sus puntos de vista".

Engañosa

La Presidencia también afirmó en su publicación que “el tono del diplomático va en la línea de diferentes embajadores y organismos internacionales que han sido respetuosos con el proceso interno que vive el país, donde el poder político que le dieron los ciudadanos a sus representantes en la Asamblea Legislativa está permitiendo que se den las transformaciones necesarias en favor de la ciudadanía”.

Esa afirmación de la Presidencia encaja en la definición de engañosa, dado que ningún organismo internacional (como la ONU, OEA y UE) o embajador ha respaldado las destituciones y nombramientos hechos el 1 de mayo. Aunque sí han sido respetuosos en los señalamientos que han hecho de preocupación por la situación política de El Salvador.

La embajada de China en El Salvador no sentó posición y en su cuenta de Twitter publicó: “China siempre aplica el principio de la no interferencia en los asuntos internos de otros países y está convencido de que el pueblo salvadoreño tiene la capacidad y sabiduría para manejar bien sus propios asuntos internos”. 

Entrevista completa en TCS: