Delitos ambientales en Coatepeque continúan pese a cuarentena

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

El Salvador está en emergencia y en cuarentena domiciliar para evitar la propagación de COVID-19. Pero eso no ha sido obstáculo para que agricultores salgan de sus viviendas y sigan con prácticas que depredan ambientalmente la zona boscosa del lago de Coatepeque. 

En el norte del lago, el biólogo Rubén Sorto registró la tala de especies en peligro de extinción. El área afectada fue de una manzana. Ese tipo de actividad está contemplada en el artículo 259 del Código Penal como delito de depredación de flora protegida y tiene un castigo de tres años de prisión.

En un video, el biólogo destacado en el lago, explica que la expansión agrícola dañó árboles de Chapulaltapa, Lonchocarpus purpureus, clasificado bajo la categoría de peligro de extinción; y de Guachipilín, Diphysa americana, que son especies en amenaza de extinción. Ambas especies forman parte del Listado Oficial de Especies de Vida Silvestre Amenazadas o en Peligro de Extinción, publicado en 2015 por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

La zona estaba lista para incendiar, lo que pone en peligro la reserva forestal con la que colinda, por lo que el biólogo exhortó a los agricultores a evitar este tipo de malas prácticas.

Más de GatoEncerrado

Más de GatoEncerrado

Una cadena de ataques disfrazada de mensaje a la nación

En una cadena nacional, con la particularidad de presencia de la prensa, el mandatario salvadoreño juramentó a nuevos funcionarios, mostró los archivos que él dice son los únicos relacionados al caso El Mozote —y a los que no tuvo acceso el juez— y aprovechó para arremeter contra “el periodismo incómodo”, como él mismo le llama.

Carta abierta para quienes creemos en un mundo mejor

Estas líneas pueden parecer un poco románticas, ilusas. Y puede ser que sí lo sean. Pero nacen de la convicción de que otro mundo no sólo es posible, sino que ya existe aquí, respirando a nuestro lado. Lo he visto, lo hemos visto. En la organización comunitaria en el Papaturro, en el Bajo Lempa, en La Palma. En la lucha por la defensa del agua en Cabañas, Jiquilisco; Valle El Ángel, Nahuizalco. En la lucha de las mujeres trabajadoras de la maquila Florenzi, en las 17. En nuestras madres, nuestras abuelas, las cuidadoras.

Comenta

Publicidad