Foto/FMLN

La disputa por lo poco que queda del FMLN

Las circunstancias han cambiado para el FMLN, pero la vieja costumbre de luchas internas por el poder persiste. Tras las elecciones internas, que no estuvieron libres de menciones de falta de transparencia y favoritismo a ciertos grupos, voces dentro del partido urgen a unificar las fuerzas para poder transcender como oposición de cara a unas elecciones legislativas donde está en juego su futuro político. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Por Xenia Oliva

Por Xenia Oliva

En el FMLN lo saben. Van a competir en las elecciones 2021 en el peor momento de su historia, después de perder la confianza de la población y también de muchos militantes. Los casos de corrupción, nepotismo e irregularidades ocurridos durante los dos gobiernos que dirigieron, las luchas internas por el poder del partido y los pocos espacios para un relevo generacional son las razones principales por las que el FMLN menguará sus diputados en la Asamblea Legislativa y tendrá que salir de algunas alcaldías que aún le quedan, después de perder la presidencia de la República. A menos que un milagro ocurra. Eso es lo que candidatos y fuentes de ese instituto político dijeron a GatoEncerrado tras las elecciones internas.

Las internas del FMLN fueron realizadas el 26 de julio y los resultados aún tienen un sinsabor en muchos de los que participaron. Desde las redes sociales, los afiliados y precandidatos del FMLN cuestionaron la falta de apertura a rostros nuevos para participar en las elecciones internas, también señalaron que las autoridades del partido mantuvieron la tradición de dar el respaldo a algunos precandidatos por encima de otros. El criterio para dar ese espaldarazo, según las denuncias públicas, fue su cercanía o línea con algunos dirigentes. 

“Estamos en una situación compleja dentro del partido, disputándose lo poco que tenemos. No le dan prioridad a querer unificarse y sacar adelante todo el proyecto, sino que se están peleando los pedacitos que hay. Y el proyecto en sí no lo visualizan”, expresó una fuente, quien pidió anonimato.

El regreso del FMLN al lado de la cancha de la oposición ha sido en medio de un contexto muy distinto al que estaban acostumbrados. El desgaste tras 10 años en el poder y desencanto desde los electores se hizo notar en las pasadas elecciones presidenciales, al mismo tiempo hubo un resurgimiento de los llamados de la militancia por dar paso a un relevo generacional y de un desapego a la dirigencia tradicional.

Para unos miembros del partido, incluido el secretario general, Óscar Ortiz, los resultados de las elecciones internas fueron una muestra de ese paso a la renovación y transformación del FMLN, mientras que para otros se comprobó nuevamente que para unos grupos persiste el interés por los fragmentos de poder que han quedado, en lugar de trabajar como una unidad.

No obstante, para ambos sectores es claro que el FMLN está frente a un panorama muy complejo de cara a las próximas elecciones donde enfrenta el riesgo de perder aún más escaños en la Asamblea Legislativa y alcaldías a escala nacional.

A estos comentarios también se sumaron las críticas debido al hermetismo de cómo se manejaron los resultados de las elecciones internas en un primer momento. Aunque no hubo señalamientos directos de fraude, como en el caso de otros partidos políticos, sí hubo quejas internas y en redes sociales por la falta de transparencia de los datos de los resultados.

Las elecciones internas se realizaron el domingo 26 de julio. Ese mismo día, la Comisión Especial Electoral (CEE) del partido dijo que habría resultados preliminares para esa noche y el escrutinio final estaría listo el 28 de julio. Sin embargo, llegado ese día aún no había resultados oficiales ni respuestas concretas a las dudas, tanto de quienes habían participado como candidatos o de quienes llegaron a votar.

El diputado Manuel Flores, quien participó como precandidato al Parlamento Centroamericano (Parlacen), hizo un comentario respecto a la situación en sus redes sociales: “Sé que soy de los primeros lugares en las recientes elecciones internas para ocupar un lugar en las candidaturas al Parlacen, pero el hermetismo, la falta de datos a esta hora, está haciendo dudar a muchos afiliados y afiliadas. Yo no soy ni pertenezco a ningún grupo, ni aparecí en planilla alguna, siempre he hecho el llamado a la UNIDAD; soy efemelenista, disciplinado y solidario. Siempre he venido de atrás hacia adelante, y esta vez no será la excepción”, escribió.

Al día siguiente, el 29 de julio, los resultados fueron dados a través de una conferencia transmitida por las redes sociales del partido. Antes de leerlos, Silvia Cartagena, representante de la CEE, dijo que se encontraban en el segundo día de escrutinio final con más del 90 % de las actas del país procesadas.

Posteriormente, el 31 de julio, el FMLN volvió a hacer una transmisión en línea para anunciar que en esa ocasión el CEE brindaría los resultados finales “en firme”. En esa ocasión, Cartagena expresó que ya estaban resueltos los “recursos admitidos”, sin ahondar de qué se trataban antes de declarar en firme los resultados.

Aunque prácticamente no hubo variación entre las posiciones de los candidatos anunciadas entre el 29 de julio y el 31 de julio, hubo unos casos que llamaron la atención. Por ejemplo en el caso de La Paz, en la transmisión del 29 de julio solo se leyeron los nombres de tres candidatos para diputados propietarios y las posiciones que tendrían en la papeleta. Pero dos días después se mencionó a un cuarto candidato.

En el caso de Sonsonate para las diputaciones suplentes, Cartagena leyó que el candidato Koky Brito se encontraba en el primer lugar de los seis cupos. Pero en los resultados finales, Brito apareció en el sexto lugar. 

El diputado suplente Gustavo Acosta, conocido como “El Pichi”, quien competirá por una diputación propietaria por San Salvador también pasó de la séptima posición a la octava entre los distintos anuncios.

En su caso, Acosta consideró que esto se debió a que no se habían tomado aún en cuenta los votos de los militantes del FMLN que optaron por hacerlo de forma adelantada ni de quienes habían votado desde el exterior. Sin embargo, debido a que el FMLN no divulgó la cantidad de votos obtenidos tanto en el día de las elecciones, como en las otras modalidades de votos, no es posible corroborar qué pudo haber ocurrido para generar estos cambios. Otras fuentes del FMLN comentaron que el poco acceso a este tipo de datos e información es algo que ha persistido por años.

Eduardo Escobar, director de Acción Ciudadana (una organización que por años ha estudiado los procesos democráticos al interior de los partidos), dijo que no es la primera vez que se habla sobre esta situación en el FMLN. “Cuando hemos requerido información de sus internas, entregan solo cierta parte de la información. Incluso, hace un par de años un militante me pedía información de las internas. No hay información que se conozca por las militancias”, expuso.

GatoEncerrado buscó a Silvia Cartagena, de la CEE, para indagar más sobre el desarrollo del proceso de las elecciones internas, pero se limitó a decir que toda la información necesaria se encontraba en la página web del partido.

Una de las fuentes al interior del FMLN comentó que el problema del retraso en la entrega de los resultados no es nuevo, lo mismo ocurrió en las anteriores elecciones internas.

“Cuando no se dan rápido los resultados, todo mundo comienza a especular porque no hay un mecanismo de transparencia”, señaló.

¿Cambios reales o superficiales?

De los 262 municipios, el FMLN tendrá candidatos que competirán por 239 alcaldías. Es decir, no participará en 23 municipios del país por una alcaldía. Ortiz informó que en esta ocasión no habrá coaliciones.

En distintas entrevistas televisivas, Ortiz celebró la realización y los resultados de las elecciones. Aseguró, a pesar de los señalamientos, que se trató de una de las elecciones más transparentes en comparación a otros partidos, señaló que hubo muchas candidaturas de mujeres a escala nacional y que más del 80 % se trataba de candidatos jóvenes.

Ortiz agregó que el partido se enfrenta al reto de conectar de una nueva forma con el segmento de la población joven. Aseguró que una de sus misiones era dar lugar a una transformación y renovación del FMLN.

“Un FMLN que esté más abierto a escuchar, que se dirija a partir del sentimiento, de la necesidad, de la demanda que nos planteen los ciudadanos. Que los candidatos estén dispuestos a escuchar y estar cerca de la gente”, dijo.

Sin embargo, para otra fuente al interior del FMLN persisten dudas sobre la independencia de algunos de los nuevos líderes promovidos durante las elecciones internas. “Son relevos generacionales de los que estuvieron antes”, comentó. Insistió en que persisten grupos dirigidos por algunas de las figuras que se han mantenido más prominentes al frente del partido durante décadas. “Se siguen preocupando por mantener poderes internos, en lugar de unificar la fuerza como oposición”, añadió.

En la lista de los precandidatos a las alcaldías, se pudo observar que en la mayoría de los casos solo participaba un candidato o candidata por municipio como planilla única, tanto para el puesto de edil como de síndico. En algunos municipios se presentaron dos a tres candidatos, pero no fue en todos los casos.

Para las candidaturas a diputados y suplentes, el nivel de participación de precandidatos fue similar. Se presentaron 93 precandidatos a diputados propietarios para los 84 que participarán en las elecciones legislativas.

En la mayoría de departamentos la cantidad de precandidatos era la misma de los cupos a elegir, por lo que solo se votó por el orden en el que aparecerán en la papeleta de las elecciones del próximo año.

Ahuachapán, Usulután y Cuscatlán fueron los únicos departamentos donde hubo mayor participación de precandidatos, con dos más de los cupos a elegir. En Chalatenango, Morazán y San Salvador solo un precandidato más. Por ejemplo, en San Salvador participarán 24 candidatos y compitieron 25 precandidatos.

En San Salvador, el precandidato que quedó fuera de las elecciones fue Vladimir Rodríguez, quien el año pasado participó como candidato a secretario general del FMLN. En ese entonces, Rodríguez había presentado reformas a los estatutos del partido para involucrar más a la militancia en la toma de decisiones.

“Si en San Salvador solo se inscribieron 25 para los 24 cupos, ¿qué podés hacer? ¿Rellenar solamente para que haya opciones y se diga que está bonito? Se dejó que cada quien se inscribiera en los puestos que quisieran. Si solo 25 lo hicieron, ¿qué le vamos a hacer?”, comentó al respecto el diputado Schafik Hándal.

Hándal actualmente es diputado propietario por Usulután, pero para las próximas elecciones participará por el departamento de San Salvador.

En Usulután participaron siete precandidatos para los cinco cupos. Entre las personas que no fueron elegidas por la militancia de Usulután para que sigan en las elecciones está Ana Lucía Baires de Martínez. Al igual que Hándal ella es diputada propietaria por Usulután, al no haber pasado las elecciones internas no podrá competir por un tercer período en la Asamblea Legislativa.

“Con este nuevo liderazgo que ha salido electo, con mucha representación de mujeres y jóvenes, se trabajará por recuperar la confianza de los electores, de todos aquellos que nos acompañaron antes”, dijo Ortiz después de que se dieran a conocer los resultados de las elecciones internas.

En este caso, de los 239 candidatos para alcaldes, 22 son mujeres y 217 son hombres. En las candidaturas para diputados propietarios, la participación de las mujeres fue un poco mayor en comparación. De los 84 candidatos, 31 son mujeres y 53 son hombres. De los 14 departamentos, en cinco una mujer fue elegida como la candidata en la posición número uno para la papeleta.

Entre las figuras del partido que regresan para competir por una posición política están Manuel Melgar, exministro de seguridad y exsecretario privado de la Presidencia, quien participará como candidato a diputado propietario por Cuscatlán. El exsecretario de Comunicaciones de la Presidencia de la República, Eugenio Chicas, participará como candidato al Parlacen.  Miguel Mármol, secretario de Memoria Histórica del FMLN, también va como candidato a diputado por San Salvador.

José Melara, exdiputado del FMLN en Morazán, participó como precandidato por el mismo departamento, pero no obtuvo los votos para seguir como candidato.

Por otro lado, entre los jóvenes destacan diputados suplentes que competirán esta vez como propietarios y casos como el de Daniela Genovez, quien participará por primera vez como candidata a diputada por San Salvador.

Aunque ha habido un cambio de rostros en distintas planillas, una de las fuentes del FMLN sostuvo que persiste el interés de algunos líderes históricos de seguir influyendo de alguna forma u otra, ya sea dando mayor respaldo a ciertos candidatos, aun entre los nuevos rostros. Lamentó que de alguna forma esto podría poner en desventaja a los candidatos que no cuentan con este respaldo.

Manuel Flores coincidió en que hubo señalamientos de que anduvieron circulando listados de ciertos candidatos. “No hubo paridad para que todos los candidatos y candidatas tuvieran igualdad, eso es cierto y si no lo decimos vamos a cometer un error, porque no lo rectificamos”, expuso Flores.

Flores dijo que está de acuerdo con los comentarios que señalan una lucha interna en el partido. “El partido necesita unificar, y la unificación debe ser sobre la bases de sus principios y objetivos, no sobre pensamientos individuales. El partido nació así, de la unidad de distintas bases”, expresó Flores.

Un futuro político en juego

Actualmente, el FMLN tiene 23 diputados en la Asamblea Legislativa, seis en San Salvador. En las últimas elecciones legislativas y municipales del 2018 perdieron escaños en la asamblea y alcaldías a escala nacional. Además, las encuestas no pintan un panorama favorable para las próximas elecciones.

“Frente a la realidad que tenemos ahorita, nosotros como partido, ya con el desgaste de haber estado frente a dos gobiernos, sumado a la estrategia de ataques sistemáticos que no se han detenido, estamos frente a una situación muy complicada”, reconoció Javier Valdez, diputado de Sonsonate que competirá para ser reelegido en 2021. 

El candidato Valdez agregó que pese a todas las dificultades con las que el partido tiene que lidiar de cara a las elecciones 2021, no ha cesado el trabajo territorial, como si eso fuera una esperanzadora estrategia para recuperar la confianza en la población.

“Estamos frente a un panorama bien complejo, pero dentro de todos los departamentos y municipios estamos haciendo el trabajo territorial que no lo hemos dejado de lado, siempre hemos considerado que es un trabajo importante y vamos a revisar los mecanismos que en aquel momento fallaron”, añadió.

Valdez señaló que en todas las instituciones hay personas con distintas líneas de pensamiento, pero para él es importante comenzar a dar paso a las nuevas generaciones dentro del partido. Agregó que esto no implica olvidar o deslegitimar la labor de los anteriores dirigentes del FMLN. 

“Todos tuvieron una parte muy importante en la transformación de nuestro país, en la consolidación de los Acuerdos de Paz, en el triunfo de 2009. Pero la gente se nota que ha estado pidiendo relevos y los cambios generacionales los cuales son necesarios”, dijo Valdez.

Acosta coincidió en que hay un proceso de recomposición dentro del FMLN. “Se evidencia que la población nos retiró confianza, hay que recuperar esa confianza, es la primera tarea de cara al 28 de febrero. El principal reto es de ser una oposición que trabaje por los intereses de la población”, dijo.

El diputado suplente y candidato a diputado propietario por San Salvador, Víctor Hugo Suazo, también es de los que urge una renovación y relevo generacional en el partido. Agregó que tomó la decisión de buscar una candidatura como propietario por los retos que plantea la nueva recomposición de la Asamblea Legislativa, después de las elecciones en febrero 2021. 

“No solamente en el rol que debe tener el grupo parlamentario sino toda la Asamblea Legislativa, en el sentido que se deben ejercer funciones de control en cuanto a otros órganos del Estado, principalmente al Ejecutivo que ha estado sobrepasando sus facultades. En ese sentido, es necesario que se tenga una mayor incidencia en las funciones de control”, dijo.

Ante las situaciones que hacen cojear al partido, el diputado Manuel Flores reiteró su llamado de dejar de lado las afinidades o lineamientos que puede haber dentro del partido, consideró que sus comentarios no son para criticar sino para ayudar al FMLN. “Mi llamado es que trabajemos como partido, por ganar la mayor cantidad de alcaldías, diputados y Parlacen. Si no vamos a estar trabajando para personas, el Frente no debe continuar en esta situación, debemos ser más coherentes, garantizar la unidad, no solamente de principios, sino también de acción”.  

Más de GatoEncerrado

Comenta

Publicidad