Opinión

Las reformas de participación social: presentación de propuestas e intercambio con sectores

Manuel Escalante

Manuel Escalante

Doctor en Derecho Constitucional y realiza labores de docencia e investigación en materia constitucional y de derechos humanos fundamentales. Actualmente es subdirector del Instituto de Derechos Humanos de la UCA (IDHUCA) y coordinador general del Observatorio Universitario de Derechos Humanos (OUDH).

Es oportuno traer a cuenta que las personas pueden presentar propuestas de reforma constitucional o de oposición a la misma; es decir, pueden proponer que algo se reforme y también que no se reforme, según lo estime conveniente.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Por Manuel Escalante*

Tal como lo difundió la Vicepresidencia de la República en redes sociales, el Equipo Ad Hoc para el Estudio y Propuesta de Reformas a la Constitución se reunió el sábado 24 de octubre para conocer la propuesta de plataforma digital a través de la cual la ciudadanía podrá enviar sus propuestas de reformas constitucionales y, además, recibir a los representantes del Consejo de Asociaciones Profesionales de El Salvador (CAPES) quienes, según entiendo, habrían llegado a expresar su postura acerca de la colegiación profesional.

Vale aclarar que no asistí a esta reunión por coherencia con mis declaraciones públicas. Si bien durante la semana pasada los medios de comunicación pudieron acreditar a sus periodistas que les darán cobertura a las reuniones del Equipo Ad Hoc, la cobertura para esta reunión se suspendió porque el número de personas acreditadas habría superado la capacidad del lugar de reuniones. Soy consciente de que las medidas de distanciamiento físico se deben garantizar, ya que aún corremos un alto riesgo de contagiarnos de COVID-19, sin embargo, también considero que ya era tiempo de asegurar la cobertura periodística de las reuniones, tomando las medidas logísticas necesarias. Por tanto, al Equipo le expresé lo siguiente: “por coherencia y compromiso, en esta ocasión no podré acompañarles porque los medios de comunicación no podrán acompañarnos. Con gusto asistiré a las siguientes sesiones, cuando ellos puedan acompañarnos o cubrir nuestras reuniones”. Según tengo entendido, esta cobertura será posible en las siguientes reuniones y, si lo es porque se utilizarán medios virtuales, propondré que también se facilite el seguimiento ciudadano de las mismas; ojalá que sea posible encontrar la manera de facilitar este seguimiento. Por cierto, me parece una buena noticia que haya muchas personas periodistas acreditadas para las coberturas.

Ahora bien, creo que lo abordado en la reunión del 24 delinea, de cierta manera, las formas de participación social que el Equipo pretendería desarrollar, en relación al estudio de la Constitución y la formulación de las potenciales propuestas de reformas constitucionales.

Por un lado, el Equipo habría conversado sobre los mecanismos para la presentación de propuestas concretas, a través de una plataforma virtual o mediante entrega física de la documentación. Es oportuno traer a cuenta que las personas pueden presentar propuestas de reforma o de oposición a la misma, es decir, pueden proponer que algo se reforme y también que no se reforme, según lo estime conveniente, para que se realice el respectivo análisis; lo anterior con base en el artículo 13 del Reglamento del Equipo. Por cierto, cuando participe en la reunión que le dé continuidad al tema de la plataforma virtual, aprovecharé para resaltar, entre otros temas, la importancia de contar con una clara política de protección de datos personales, si es que lo amerita la información que se le requiera a la ciudadanía. En todo caso, por transparencia, resultará necesario garantizar que la ciudadanía conozca perfectamente el Acuerdo No. 2 del Equipo, en el que se expresa el compromiso de respetar el contenido del artículo 248 de la Constitución y los avances logrados en materia de derechos constitucionales.

Por otro lado, el Equipo también habría recibido a representantes de CAPRES, con la intención de escuchar sus opiniones acerca de un tema particular. Este tipo de intercambio con los distintos sectores nacionales también sería una de las formas de participación social; y, de igual manera, creo que estos intercambios deben estar abiertos tanto para sectores que propongan reformar algo como para aquellos que propongan no reformarlo. Después de todo, creo que este Equipo debe asumir una actitud de escucha, estudio y deliberación, antes de tomar una postura sobre cualquier potencial reforma constitucional. El método de abordaje de su labor, respetando la secuencia de cada una de las etapas, creo que es parte intrínseca a la naturaleza y finalidad del Equipo.

Finalmente, aprovecho a recordar lo que he dicho anteriormente: “el trabajo del Equipo se deberá ir legitimando con el mismo trabajo que se realice, así como con la actitud gubernamental y la participación de los distintos sectores y fuerzas sociales, si así lo desean”. Lo que deberá acompañarse, además, de las posibilidades reales de la cobertura periodística y, ojalá, del seguimiento ciudadano en tiempo real.

Manuel Escalante

Manuel Escalante

Doctor en Derecho Constitucional y realiza labores de docencia e investigación en materia constitucional y de derechos humanos fundamentales. Actualmente es subdirector del Instituto de Derechos Humanos de la UCA (IDHUCA) y coordinador general del Observatorio Universitario de Derechos Humanos (OUDH).

Más de GatoEncerrado

Publicidad