Familiares hacen vigilia para exigir justicia por los desaparecidos

Foto/Ernesto Amaya

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

—Fotogalería—

Por Ernesto Amaya

Por Ernesto Amaya

En la noche del sábado 3 de julio, grupos de sociedad civil, activistas feministas y familiares de desaparecidos se reunieron en el monumento a la Constitución para realizar una vigilia en conmemoración de todas las víctimas de desapariciones y feminicidios, y además exigieron justicia y acciones concretas de parte de la gestión presidencial de Nayib Bukele para resolver los casos de desaparición.

Más de cien personas se concentraron en el monumento a la Constitución para exigir al gobierno del presidente Bukele un abordaje serio y no sensacionalista del caso del asesinato múltiple de hombres y mujeres encontrados en la vivienda del expolicía Hugo Ernesto Osorio Chávez, en Chalchuapa, Santa Ana.

Los familiares y activistas que llegaron denunciaron que hay un aumento preocupante de feminicidios. Según datos de la Fiscalía general de la República, en el primer trimestre de 2021 ocurrieron 40 feminicidios, mientras que el año pasado en ese mismo periodo hubo 28 casos.

Desde diciembre de 2019 hasta abril de 2021, la Fiscalía documentó 1,091 víctimas de desaparición. Durante los primeros cuatro meses de 2021, el número de desapariciones reportadas diariamente ha sido seis.

La presencia policial fue intimidante durante toda la vigilia. Desde muy temprano, los agentes llegaron en un vehículo policial con sirenas encendidas frente al redondel Constitución. Cuando la protesta inició, los policías tomaron fotografías de los manifestantes. No se retiraron en toda la noche.

Los transfeminicidios fueron otra denuncia importante durante el evento. En 2021, las autoridades han contabilizado ya tres asesinatos cometidos contra la comunidad trans.

Parte de los homenajes también fue la entrega de flores y velas a la memoria de las mujeres víctimas de desaparición o feminicidio.

Denunciaron también la manera que se manejó mediáticamente el caso de Flor García, usando la noticia de la localización de su cuerpo como parte de la propaganda gubernamental.

Entre las pintas realizadas también se recordó el caso de Fernanda Nájera, quien fue víctima de feminicidio hace dos años, cuando presuntamente su pareja la asesinó y luego abandonó a su hijo de un año en medio de una finca de Ataco, Ahuachapán.

Los manifestantes se mantuvieron hasta entrada la noche en el redondel, mientras seguían los actos conmemorativos.

Más de GatoEncerrado