“Si alguien quiere hacer una estatua mía porque fui el primer hombre en cambiar la economía de un país, le diría: fui yo”: Jorge Valenzuela

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Por Carmen Valeria Escobar

Por Carmen Valeria Escobar

Si en la playa El Zonte se pregunta por el fundador de Bitcoin Beach y quién es el responsable detrás de la circulación de la criptomoneda entre los negocios del lugar, todos dicen un solo nombre: Jorge Valenzuela. 

Aunque mediáticamente ha sido opacado por Michael Peterson, el director de Bitcoin Beach, ha sido Jorge quien dice haber sembrado las primeras semillas para traer un cajero bitcoin por primera vez a El Salvador y crear una "economía circular" en El Zonte mucho antes de conocer a Peterson.

Jorge nació y creció en El Zonte y cuando se le pregunta cómo se ve a sí mismo contesta que es un soñador. Una de sus metas en 2019 era cambiar la economía del país y tres años después le gusta decir que lo ha logrado, luego de poner a circular el bitcoin en la playa El Zonte, ubicada en el departamento de La Libertad y conocida mundialmente por sus olas que atraen a turistas todo el año. Aunque los políticos, funcionarios y hermanos del presidente Nayib Bukele no lo tomaron en cuenta en el proceso para imponer el bitcoin como una criptomoneda de curso legal en El Salvador, le gusta creer que su idea y su sueño inspiró al gobierno.

Para entrar en detalles, Jorge se describe como un hacelotodo que vende su fórmula sobre “el valor del tiempo”. En el fondo, su fórmula ha sido invertir en bitcoin y donar, a través de Bitcoin Beach, a los pobladores de El Zonte para que la criptomoneda circule en la zona con turistas extranjeros que suelen usar bitcoin para pagar comida o servicios en la playa. 

Algunos comerciantes de la zona lo ven como “el gran benefactor” que les donó $100 en bitcoins por cinco meses en medio de la estricta cuarentena por la pandemia de COVID-19. También lo ven como el que ha apoyado a los niños de la comunidad con dinero en bitcoins. Lo ha hecho, según contó en esta entrevista para GatoEncerrado, porque su meta es darle libertad financiera a la población a través del bitcoin. Es por eso que el artículo 7 de la Ley Bitcoin, que obliga a los agentes económicos a aceptar bitcoins, no le termina de gustar porque atenta contra esa libertad. De todas formas, cree que en la realidad después de entrar en vigor la ley nada cambiará, porque el cambió ocurrió hace tres años cuando fue él quien “cambió la economía del país”.

Su tiempo lo divide en entrevistas con periodistas y la Hope House (Casa Esperanza), el proyecto que fundó hace 15 años en el que ofrece clases de surf, computación, inglés, religión y cursos de bitcoin. Esa casa se ha convertido en el lugar de compra de bitcoins en la zona. En la fachada resalta, en grande, el logo de Bitcoin Beach y Strike, una aplicación que sirve como puente entre el bitcoin y la cuenta bancaria.

La Casa Esperanza, según Jorge, se mantiene gracias a varios donantes que creen en el proyecto. Aunque a los cinco principales los quiere mantener en secreto, pero sí se jacta de haber recibido donaciones de Binance, el exchange más grande de Bitcoins e inclusive del propio “dueño” de twitter, Jack Dorsey, quien es uno de los principales promotores del bitcoin a nivel mundial. Pero no sólo recibe donaciones, también las da. Cada mes, Jorge asegura que dona $100 mil y se hace responsable de pagar el sueldo a los salvavidas de Surf City.

Jorge también asegura que su sueño actual es hacer de El Salvador el próximo Silicon Valley, una zona en Estados Unidos reconocida por ser la meca tecnológica en la que se encuentran empresas como Apple, Yahoo, Ebay, Adobe, entre otras. 

Esta entrevista, en realidad, inició como una plática en El Zonte que se convirtió en entrevista.

***

¿Qué tal? Vi que ahora sos famoso

Nosotros somos simples humanos tratando de dar nuestro aporte, pero en realidad es una cosa sorprendente lo que ha pasado y cuando realmente entendemos lo que hay al frente de esto.

¿Qué hay al frente?

Oportunidades e inclusión financiera, el hábito de ahorrar. Te pongo un ejemplo: ningún joven en la vida, en la historia del mundo, pudo ahorrar. Ningún niño de 18 años pudo ahorrar nunca en su vida, porque el sistema financiero no le sirve.

Vine hace unas semanas y me comentaron que esto, de mover la criptomoneda, comenzó hace dos años. Antes de eso no había bitcoin de por medio. ¿Qué hacían antes?

Hace tres años. Te cuento un poco la historia para que entres en contexto y luego escribes lo que sirva, porque hemos dicho tantas cosas y los periodistas terminan no escribiendo lo que realmente digo. Yo nací y crecí en esta comunidad, cultivaba maíz y frijoles, vendía aguacates, cargaba bultos. Luego fui instructor de surf. A mis 20 años hacía revistas, fundé hoteles: Olas Permanentes es el más conocido, el menú creo todavía es el mío. También era el cortador de cocos de esta propiedad que ahora es mía. Desde pequeño he traído las ansias de crecer. Siempre he sido un soñador, un hombre que se rebusca para ganarse la vida. Pero el salvadoreño tiene la mala costumbre que solo mira una oportunidad. Esa es la historia que todos los salvadoreños deberían conocer y entender. Por eso entendí el valor del dinero a muy temprana edad y entendí que no significa nada. Lo primero que el sistema financiero nos enseña es a vender la empresa más valiosa que tenemos. Con mi esposa trabajamos en construcción, ganábamos $40 por semana y de eso sacaba un porcentaje para darlo a los niños. Así empecé en un proyecto que se llamaba “Llenando el tanque de amor”. Cada niño tiene un tanque de amor que ser llenado por su papá y su mamá, pero muchas veces uno de los dos se fue. En este país suele ser el papá. Este proyecto empezó hace 15 años y caminamos con los jóvenes, Ismael es el ejemplo. 

Ismael, how is your day? How is the surf lesson? (Ismael, ¿cómo está tu día?, ¿Cómo fueron las clases de surf?)— pregunta Jorge a un joven de 16 años que camina por el lugar donde esta entrevista se realizó.

—It was good (Estuvo bien)—, responde Ismael.

—Perfect (perfecto).

Ismael es uno de mis bichitos y mira el resultado. ¿Quiere hablar de Bitcoin? Ismael sabe. ¿Quiere aprender surf? Ahí está. ¿Quiere hablar de emprendimientos? Ahí está Ismael. 

Y todo en inglés.

Yeah, why not  (Sí. ¿Por qué no?). Él ya tiene un montón de herramientas. Ahora ya no está pensando solo en ir a sembrar maíz, tiene mil oportunidades en sus manos y solo tiene que poner fuerzas en ellas y cambiar el diseño de su vida, no tiene que esperar hasta 60 años para retirarse. Podrá hacerlo en los próximos 15 años. 

¿Qué pasó con eso del tanque de amor?

Estábamos llenando el tanque de amor con amigos. Luego dos organizaciones se convirtieron en mis patrocinadores, una es mision save y la otra es community build. Con esa compramos los camiones para llevar a todos los estudiantes a bachillerato y con la otra a llevar a todos los niños a la universidad.

¿La idea era ayudar en la infancia?

No. También tenemos adultos que trabajan con nosotros. Si no tienen empleo yo les consigo empleo, becas universitarias. Entonces, el proyecto cambió el nombre a “Casa de esperanza”  y trabajamos las áreas que ya les he hablado, pero no les he hablado de la parte económica, ese era como mi negocio personal, cómo poder entrar a este mundo. Una vez en Ola Permanentes alguien quería pagar con bitcoin y yo le dije que no podía, porque no podía hacerlo efectivo. Más tarde encontré un donante que quería ayudar con bitcoin en los proyectos sociales y le hablé de levantar una economía. Noté que los jóvenes necesitan tener 18 años para abrir una cuenta, pero en blockchain los cipotes pueden tener una, porque bitcoin es inclusivo para la humanidad. Eso les da libertad financiera para poder empezar a entender el valor del dinero antes de tener 18 años. El comercio de mi mamá fue el primero en aceptarlo, luego empecé a donar a los jóvenes por limpieza de ríos y playa y en la pandemia a 500 familias le donamos bitcoins. Ahora el programa que tenemos es enseñar sobre el bitcoin, lightning, custodium.

Lighting es una red que permite transacciones instantáneas y con bajas comisiones a través de bitcoin. Bitcoin Beach utiliza la red lightning porque permite que las transacciones se hagan instantáneamente. Los servicios de Custodium ofrecen a las billeteras una capa extra de seguridad a través de custodiar la billetera. 

¿Quién era ese donante?

Diferentes personas, son muchos. 

Me refiero a ese primer donante.

Hay una empresa que se dedica al tema de cosmetología y dijo ‘quiero donar a su proyecto’. Luego vimos que el camino de bitcoin es más fácil.

¿Qué empresa era?

Tema de cosméticos. Luego tenemos Coinbase, Binance, el dueño de Twitter me ha mandado tres bitcoins.

*Coinbase y  Binance son dos de los exchange más grandes a nivel mundial. Un exchange es una plataforma que permite intercambiar dólares a bitcoins. 

Pero, ¿y esa primera empresa no tiene nombre?

Sí tiene nombre. La pregunta de todo el mundo ha sido quién es éste donante y los donantes eran muchos. Hay una conferencia cada año donde llegan todos los que quieren ayudar, vienen inversionistas

¿Y usted no puede decir quienes son?

No. Son cinco empresas donantes, eso sí te puedo decir y no quieren decir quiénes son, quieren donar anónimamente.

¿Por qué no querer decir quiénes donan a un proyecto bueno?

Yo dono 100 mil dólares cada mes y no tengo que decirle a nadie. Por ejemplo, a Surf City (el proyecto del gobierno) yo le pago todos los guardavidas en toda costa y no tengo que andar diciendo a nadie. En San Salvador tengo amigos del Grupo Q (la distribuidora de vehículos) que me han dicho que no tengo  por qué andar diciendo. 

Entonces, estas empresas secretas empezaron a...

Es que no son secretas y eso es el cómico de los medios. No son secretos.

Es que si no sabemos los nombres es secreto.

Nos han educado que el malo es el que está detrás y el país que continúa haciendo lo mismo, está amarrado a volver a continuar su historia. 

¿Cómo es que llega Michael Peterson a su vida?

Empezamos a trabajar diferentes proyectos comunitarios sociales y fue bien lindo como nos estrechamos el brazo. Somos surfistas los dos, él tiene una hija de la edad de la mía, son mejores amigas. Él compró una casa hace muchos años acá y ahí fue creciendo el vínculo de amigos. Ahora el vínculo que nos ha seguido amarrando es ayudar. Él es parte de ese proyecto de una economía circular. 

*Michael Peterson, inversor de bitcoin y surfista californiano. Actualmente director de Bitcoin Beach, quien ha sido la cara más visible del proyecto

¿Cuándo él vino ya usaba bitcoins?

En Estados Unidos todo el mundo ha usado bitcoins, para El Salvador es algo nuevo.

¿Desde hace cuánto tiempo está con él en este proyecto de Bitcoin Beach? 

Tres años atrás.

¿Con él empezó la Casa Esperanza?

No. Esa viene de hace 15 años, de repente nos topamos con gente que quiere donar. Solamente ayer fueron a donar a Mizata como 20 mil dólares en bitcoins. De esos, damos 50 dólares por familia.

¿Cómo sentís ahora que el bitcoin ha crecido y ya el gobierno lo ha implementado? 

Excelente. Creemos que ahora el país entero va a dar un avance. Yo se lo digo, aunque no me crean, El Salvador será el próximo Silicon Valley, el epicentro será El Zonte porque está lleno de jóvenes soñadores. Este próximo Silicon Valley va creciendo a pasos agigantados porque hay cantidad de compañías pagando $2 mil dólares al mes en mano de obra y trabajan de 8 a 4 , después están surfiando. ¿Quién no quiere ese tipo de vida? Es4e es el desarrollo, porque bitcoin es prontitud, facilidad, los envíos son instantáneos, no hay comisiones, soy el dueño del dinero.

Pareciera que me vendes un negocio piramidal.

No es así. Yo no motivo a nadie a comprar bitcoin, ni que no lo hagan, que se den cuenta por sí solos. Un negocio piramidal es la estafa más grande. Pero es que si pudiera bailar y enseñarte los beneficios con bailes y con canto te lo daría, porque bitcoin es libertad financiera, solo este año bitcoin ha subido 30 %. 

¿Qué ganás vos de este proyecto?

Nada.

¿Y de qué vivís?

Mira qué buena pregunta, soy un soñador 

¿Vivís de sueños?

Así es. Estoy haciendo el Silicon Valley y estoy buscando inversionistas ahorita

Pero la luz, por ejemplo, no la podés pagar de sueños...

Esa la pago yo de mis ingresos. También vendo propiedades, tengo, no sé cuántas manzanas de propiedades que he comprado. Ahorita estoy construyendo las próximas oficinas y todo va a estar acá y el dueño soy yo.

¿Y ese capital de dónde sale?

Es bien difícil y estoy emocionado con tus puntos, estoy sorprendido. Te pongo un ejemplo: Alguien como nosotros puede acceder a $25 mil con crédito. Un señor que conocí en la infancia quiere vender su propiedad por $50 mil y accede a vendermela por $25 mil y ahora yo conozco la validez que tiene y para mi vale $150 mil y quiero socios que quieran compartir conmigo la propiedad. Ahora que tengo más dinero alguien me vende una manzana de terreno, la compro. Esa es mi red piramidal y así voy comprando más tierra. 

¿Vos hiciste un préstamo en el banco para iniciar esto?

No. Yo hice un préstamo con un amigo, en una ONG. Yo le dije: tengo todo lo que necesitas: yo soy surfista, soy tour operador, yo sé desde comprar un tiquete aéreo hasta llevarte al volcán. Compremos esta tierra que vale $500 mil, pero ahora la podemos encontrar en $200 mil. Así fue que inicié mi sociedad. Mi dinero es el tiempo y eso nadie me lo va a lograr comprender nunca. 

¿Has usado bitcoin como activo? ¿Estás pendiente de las alzas?

No. El bitcoin no está perdiendo nada. El año pasado compré bitcoin a $3 mil y en diciembre, lo estaba vendiendo a $64 mil. Ahora la pregunta es, si lo compra $3 mil y ahora está en $64 mil ¿De dónde viene el pisto?

*Al momento de ser publicada esta entrevista el bitcoin había bajado en 17 %*

En pura divisa.

Totalmente, pero ahorita compré al inicio de este año otra vuelta y solo este año ha subido el 30 % ya mis mil dólares ahorita son 1,300, me acaban de regalar un salario de un mes sin hacer nada. Entonces, ¿quién paga la luz? bitcoin. 

Entonces sí has usado bitcoin como activo.

Sí, más no es mi activo fundamental, solo es una herramienta

¿Tu activo principal es inmobiliario?

Sí. Ahorita hay muchos negocios. Ahorita justo estamos creando otro negocio más y es el que nadie ve. 

¿El de Silicon Valley?

Ese es otro. 

¡Estás lleno de negocios!

Mi esposa está haciendo sus propias ceras de surf. Pero también tenemos ventas de jabones artesanales, naturales. Hay muchas cosas, muchas, pero el principal es no vendamos nuestro tiempo. 

¿Qué sentís ahora que hay un gran rechazo generalizado al bitcoin?

Tristeza porque la gente no entiende, ni conoce lo que está haciendo. Han sido manipulados por la política. Pero tampoco voy a cambiarles el punto de vista. Inclusive yo comparto las publicaciones de “no al bitcoin” porque todos tenemos derecho a opinar.

Hay mucha gente que no quiere el bitcoin acá en El Zonte

Hay un montón. Y eso es lo lindo del bitcoin, pero decime si alguien no quisiera dólares, están obligados a usarlo. Bitcoin no te obliga, es del que lo quiera.

Pero eso va en contra del artículo 7 de la Ley Bitcoin que dicta que toda agente económico está obligado a recibir. 

Pero y si usted no tiene la forma o no quiere. Ponele, te voy a comprar tu carro por cuatro mil dólares, pero te lo voy a pagar en bitcoin, ¿Quieres hacer el negocio o no porque no tengo dólares?

Hay mucha gente que preferiría no hacer el negocio. 

Y eso es la libertad a decidir sobre tu vida

¿No sentís que el famoso artículo 7 de la ley bitcoin atenta contra esa libertad? 

Yo lo leí. No estoy de acuerdo con el artículo. Pero ahora bien, un anciano si le es más fácil andar dólares va a andar pagando con dólares.  

¿Sentís que ese artículo pudo haber sido un error?

Lo que yo podría decir sobre ese artículo es que hubiera sido mejor una frase como: si ambas partes están en el acuerdo pueden usarlo. Te voy a decir en realidad lo que va a pasar en septiembre 7: Nada. Nada va a cambiar, porque todo cambió hace tres años. Yo  dije: yo quiero cambiar la economía, quiero incluir a todos los jóvenes que han sido partícipe de maras, pandillas y todo porque no tienen acceso a un fondo y cambié la economía de un país. El gobierno ha entendido que el bitcoin solo es libertad. Si alguien quiere hacer una estatua mía porque fui el primer hombre en cambiar la economía de un país, le diría: fui yo.

¿Quisieras una estatua tuya?

Nunca… (pausa unos segundos) Oíte esta, cuando entré el cajero al país nadie sabía para qué era y yo decía para que puedan hacerlo sin mí. Usted puede ir con una máquina porque la gente quiere comprar, comprar, comprar (bitcoins). Después de un año decidí hablar con la compañía Athena e introduje el primer cajero de Bitcoin. 

Vos fuiste las manos detrás de Athena…

No, yo fui quien les dio el sueño de El Salvador. Ellos creyeron en mi proyecto, en una economía circular y me han donado un cajero. 

Solo una pregunta más. ¿Qué lugar es este donde estamos sentados? Veo que hay mucha construcción.

Está en mi casa y acá es una casa de huéspedes que se está construyendo para voluntarios que quieren venir a enseñar computación, inglés. Yo les pongo a dónde estar y ahí está la Hope House que es la herencia para la comunidad. 

Más de GatoEncerrado