“La dirigencia del partido tienen que ser jóvenes que no estén vinculados a corrupción”: René Portillo Cuadra

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Por Beatriz Benítez

Por Beatriz Benítez

René Portillo Cuadra tiene tres periodos de ser diputado, fue candidato a vicepresidente de la República y actualmente es el jefe del grupo parlamentario de Arena en la Asamblea Legislativa, un partido de derecha que enfrenta su peor debacle al ganar solo 14 diputados en las elecciones pasadas y en menos de cuatro meses de legislatura enfrenta dos fugas de diputados propietarios: Jorge Rosales y Carlos Reyes.

Además de perder apoyo electoral, su actual dirigencia, el Consejo Ejecutivo Nacional (Coena), se ha desgranado y se alista para hacer reformas a los estatutos y elegir a un nuevo presidente para completar el periodo 2019-2022, ya que Gustavo López Davidson, con solo cinco meses en el cargo, renunció en febrero de 2020; y en su lugar quedó el vicepresidente de Ideología, Erick Salguero. Meses después, López enfrentó un procesó judicial por hurto de armamento de la Fuerza Armada y estafa agravada.

En la Asamblea General número 40 del partido, que se celebrará a finales de septiembre, también se reemplazarán algunas direcciones del Coena abandonadas y completarán cargos en el Tribunal de Ética y Tribunal de Primera Instancia. 

A diferencia de otras elecciones, en las que se ha hecho pompa y publicidad, esta vez se desconoce quiénes aspiran a dirigir el Coena. Lo que sí dicen tener claro es que deben de ser personas jóvenes y sin un pasado reprochable para salvar al partido y hacerle frente al “populismo”.

“Esta dirigencia y la estructura de mando del partido tiene que ser jóvenes o personas, que aunque no sean tan jóvenes, no estén vinculados a actos de corrupción o algo que puedan vincularlos con un pasado del partido que pueda ser reprochable”, dijo el diputado Portillo Cuadra en esta entrevista con GatoEncerrado, el pasado 6 de septiembre.

Arena ha renegado y tratado de desvincularse del expresidente Elías Antonio Saca, condenado por delitos de corrupción; pero en el último año, diputados y alcaldes areneros no han estado exentos de señalamientos por parte del gobierno de turno, muchos de esos casos ya habían salido a la luz por investigaciones periodísticas. 

Entre ellos, ya se conocía que el diputado y exdirector de la Policía Nacional Civil (PNC), Rodrigo Ávila, y la diputada y ex vicecanciller, Margarita Escobar, son señalados de haber recibido sobresueldos.  El exdiputado y alcalde de San Salvador, Norman Quijano, enfrenta un proceso acusado de agrupaciones ilícitas y fraude electoral cuando era candidato presidencial en 2014. Y, según una publicación del periódico El Faro, la fortuna del diputado Carlos Reyes aumentó su patrimonio de $850,000 a $1.6 millones en tres años (2012-2015).

Respecto a por qué el partido no se había desvinculado de personas señaladas, Portillo Cuadra dice que “los partidos también tienen un ciclo político y Arena en este momento prácticamente ha tocado fondo, ya no podemos caer más, ahora solo nos toca ir para arriba”.

En esta entrevista, Portillo Cuadra, excandidato a vicepresidente de la fórmula de Quijano, además habló de cómo piensan recuperar la confianza del electorado y del trabajo de la nueva Asamblea Legislativa.

René portillo Cuadra ha sido diputado en tres periodos, fue candidato a vicepresidente de la República y actualmente es el jefe de fracción de Arena. Foto/Emerson Flores.

Entiendo que a finales de septiembre, Arena realizará la Asamblea General número 40 del partido. ¿Cuál es la agenda?

En realidad, en este momento se está preparando la Asamblea General del partido que tradicionalmente se celebra el 30 de septiembre, como un aniversario más de la fundación de Arena. En esta ocasión, habrá una dirigencia que se va a elegir, no porque toque elegir en este momento sino porque algunos miembros de la dirigencia han renunciado y se van a llenar las vacantes. Solamente del Consejo Ejecutivo Nacional, Coena. Hasta el otro año sí, de acuerdo a la ley, corresponderá elegir a través de planillas y con todo lo normal de la elección de la dirigencia, que se cumplan los tres años de mandato de esta dirigencia. 

¿Cuántos son los que van a completar?

Los que hay que llenar básicamente serán entre 10 y 11 cargos.

Casi toda la dirigencia se renovará.

Casi que toda se va a renovar, con el propósito de que esta nueva dirigencia logre llegar a cumplir el periodo para el cual fue electo el actual Coena, que sería el 30 de septiembre de 2022. 

¿Dentro de esos cargos a elegir está la presidencia del Coena?

Sí, efectivamente dentro de esos está la presidencia del partido que, digamos, será el presidente (Erick Salguero) el que le corresponde hacer ese tipo de anuncio. Nosotros, a este momento, no tenemos los nombres de quiénes van a renunciar. Algunos sí sabemos que ya han renunciado. En el caso de la presidencia del Coena, preferiría que fuera el presidente quien lo anuncie, porque él es la persona más autorizada para saber si él se va a retirar o va a continuar en el Coena.

¿Hay un proceso de inscripción o cuál es el mecanismo para completar estos cargos del Coena?

De acuerdo a la Ley de Partidos Políticos toda renovación de una dirigencia o elección de la misma se tiene que hacer a través de la Asamblea General con voto secreto de los miembros que conforman la Asamblea General y de esa misma manera se va a hacer. 

¿Ya hay candidatos que se han postulado para esos cargos?

Todavía no. 

Pero, ya están a menos de un mes...

Sí, pero en eso están trabajando los miembros del Coena que han quedado, la Comisión Política, la Comisión Nacional Electoral (CEN), en el diseño de la calendarización y de la logística que se va a utilizar para la elección.

Durante esta Asamblea General, ¿habrá reformas a los estatutos del partido?

Es probable que hayan reformas a los estatutos. Lo que queremos es abrir la participación de todos los sectores, pienso que eso ha sido una retranca en el partido y hay que tratar de hacer el partido lo más horizontal que se pueda, en el sentido que nadie tenga desde los estatutos ninguna amarra para poder participar como candidato, como dirigencia, como estructura, como militancia. 

¿A qué se refiere cuando dice que no exista “amarra”?

Por ejemplo, hay un artículo en los estatutos que plantea que alguien que es funcionario público no puede ser miembro de la dirigencia, el que es miembro de la dirigencia no puede ser miembro de un cargo público (...) Es decir, ese tipo de divisiones y amarras se tienen que quitar para que haya una participación lo más libre que se pueda y que sea el voto popular o el voto interno quien decida si un militante es funcionario o es miembro de la dirigencia o de la estructura partidaria.

¿Qué otros cambios a las reformas podrían haber? 

Pienso que ese es el cambio fundamental en este momento. Ya una vez electa la nueva dirigencia será que inicie un proceso de renovación más profundo.

¿Podría haber cambio de la marcha (himno) del partido?

No. Quien mencionó ese tema fui yo, y yo decía que la marcha debería de actualizarse porque todavía le seguimos cantando a un enemigo que ya no existe: el comunismo como tal en el país fue derrotado. Ahora la amenaza que se cierne es el populismo y el populismo puede ser de izquierda o de derecha. Entonces, hay que actualizar la marcha con el propósito de que ahora hay que identificar correctamente quien es el adversario político y la amenaza social. En cuanto a los colores, los colores los debemos de mantener como partido, al menos eso es lo que yo pienso a título particular, no como jefe de fracción, porque los colores evocan, es la verdadera identidad de Arena y su lucha en más de 30 años.

Respecto a la nueva dirigencia. ¿Quiénes serían los perfiles idóneos para liderar y revivir el partido? Arena está en un declive, vienen de tener 37 diputados y pasaron a 14.

El principal perfil que deben de tener es que la dirigencia esté integrada mayoritariamente por jóvenes. Es decir, este es el momento en que la juventud republicana tiene que tomar las grandes decisiones, tiene que adaptarse a comprender los desafíos que presenta el populismo como un riesgo social, político, económico, cultural y de identidades. Y pensamos que debería de ser una dirigencia con un buen número, por lo menos, con la mitad más uno de jóvenes no mayores a 45 años. 

¿Cómo ve el futuro de Arena en las próximas elecciones? ¿Tienen claro qué deben de hacer?

Nosotros siempre hemos sido más que una posición, hemos sido una opción política. En las últimas elecciones presidenciales hemos disputado la Presidencia de la República y el pueblo nos dio esa categoría de segunda fuerza política. Lo que se quiere es volver a Arena un partido ágil, un partido que represente a la mayoría de la población, que todos se sientan representados, sobre todo un partido integrado por los diferentes estamentos sociales en donde el campesino, la ama de casa, el desempleado, el obrero, el hermano en el exterior, las mujeres, los jóvenes, los diferentes grupos etarios puedan sentirse representados en Arena. Esa es la misión más importante: recuperar la confianza del electorado. Ahora, la confianza no se recupera con discursos, la confianza se recupera haciendo un trabajo eficaz, un trabajo honrado y representando los intereses de las mayorías y hacia eso nos encaminamos, a un replanteamiento que permita regresar a los orígenes de Arena. 

Están luchando contra un presidente de la República y un partido político con altos índices de aprobación y que tiene un aparataje mediático.  ¿Cómo le harán frente?

Hay varios flancos por donde empezar el trabajo político. Uno de ellos es que esta dirigencia y la estructura de mando del partido tiene que ser jóvenes o personas, que aunque no sean tan jóvenes, no estén vinculados a actos de corrupción o algo que puedan vincularlos con un pasado del partido que pueda ser reprochable. Segundo, el gobierno ganó votos pero está perdiendo legitimidad cada día. La entrada en vigencia del Bitcoin, el reclutamiento de 20 mil soldados, la inversión de 150 millones en el Bitcoin, los asaltos al órgano judicial. Todas estas medidas impopulares están sumando negativamente al presidente y están dejando a más de un 50 por ciento del electorado que se confiesa ser independiente en este momento. Ahí es donde precisamente hay que volver a tener la capacidad para representar los intereses de esta gente que confío en el presidente pero que en este momento está defraudada por las malas decisiones que ha tomado. En ese sentido, Arena tiene toda una estrategia para salir al encuentro de estas personas. 

Habla de poner a gente que no puedan vincularlas con un pasado de corrupción. Pero, eso implica hacer una limpieza en el partido,  muchos tendrían que irse.  

Arena se depura solo. Esa frase la escuché hace mucho tiempo y sigue siendo válida en este momento. Arena se depura solo. Los malos miembros, unos renunciaron, otros fueron expulsados, unos están en Gana, otros en Nuevas Ideas y otros en Mariona (en la cárcel). Pero, la gente que actualmente está, tiene que ser gente que ocupe cargos de la dirigencia que no esté vinculada con ese pasado que puedan reprocharles, en el claro entendido que los partidos políticos no son corruptos, son corruptas las personas que valiéndose del poder político cometen actos de corrupción en contra de las finanzas del Estado. Entonces, de esa gente nos vamos a ir apartando, ni un corrupto más en Arena, esa tiene que ser una consigna importante para recuperar la confianza en el electorado.

¿Cómo lo van a lograr?

Primero, nosotros vamos a separar personas, no vamos a incluir en la dirigencia a personas vinculadas. En las estructuras partidaria tiene que haber gente que no tenga ningún pasado reprochable y a partir de ahí se tiene que ir gestando toda una cultura alrededor del partido en donde el que esté vinculado con actos de corrupción comprobable tiene que separarse. Lo empezamos hacer con la Lista Engel. En la decisión que tomamos con la Lista Engel que el que se viera vinculado y fuera del partido tenía que separarse y lo hemos cumplido.

Antes de que se publicará la primera lista por el Departamento de Estado de Estados Unidos, Arena anunció que las personas de ese instituto que aparecieran mencionadas quedarían suspendidas de sus derechos partidarios. Carlos Reyes fue mencionado y señalado de obstruir investigaciones de corrupción por influencias inapropiadas en el proceso de la Corte Suprema de Justicia.

El diputado Portillo Cuadra reconoce que el partido Arena ha tocado fondo y está en su peor momento. Foto/Emerson Flores.

¿Por qué no lo habían hecho antes?

Pienso que todo tiene un ciclo. Los partidos también tienen un ciclo político y Arena en este momento prácticamente ha tocado fondo, ya no podemos caer más, ahora solo nos toca ir para arriba y hacia ahí vamos. Pero tenemos que dar muestras de honradez, tenemos que dar muestras de coherencia con el discurso político y, por eso, anunciamos que vamos a crear una página web en donde se va a consultar públicamente todo el accionar de la fracción legislativa, sin que no quede ni una situación oculta. Vamos a revelar cómo funciona Arena, qué piezas hemos presentado, cómo está estructurada, cuántos asesores tenemos, nosotros no tenemos que ocultar ningún tipo de información que en el pasado nunca se quiso dar. 

Respecto al trabajo en la Asamblea, ¿cuál es el papel de la oposición, específicamente de Arena, en la Asamblea Legislativa?

Nosotros estamos en este momento haciendo una contención al discurso populista de Bukele. Nosotros estamos en este momento haciendo una contención sobre todo de carácter divulgativo hacia la población, de cómo este gobierno está tomándose las instituciones en beneficio de un partido político. Estamos estableciendo posturas ante los atropellos que como el Bitcoin le quieren imponer al pueblo salvadoreño. Eso se llama capacidad de representación, nosotros somos la voz de quienes no pueden tener acceso a un medio de comunicación. Pero también estamos proponiendo piezas de correspondencia que tiene que ver con el alivio al encarcelamiento de los productos de la canasta básica. Por eso propusimos la derogatoria de dos de los impuestos a la gasolina sabiendo que ese es el detonante que encarece más la canasta básica. Sabemos que no tenemos los votos pero una oposición no vale por los votos que tiene sino por la capacidad de representar y por la capacidad de proponer. 

Pero además de las propuestas, en las comisiones si bien no tienen voto, sí tiene voz. Ahí muchos de los diputados de Arena ni siquiera opinan, al igual que en las sesiones plenaria.

Vamos por partes. Una oposición se caracteriza por tres aspectos. Primero, por la capacidad de propuestas; segundo, por la capacidad de representación; tercero, por la capacidad de diálogo. Nosotros hemos tratado de ir llevando poco a poco, hemos acompañado al gobierno en algunas propuestas, hemos votado porque creemos que son correctas las decisiones, somos un partido institucional que respeta las libertades fundamentales. En el caso de las comisiones, hay comisiones en donde no nos ceden la palabra, hay comisiones donde no nos dan derecho de réplica, y eso mismo pasa en el pleno, si nos dan una participación por dictamen ya no nos dan la segunda. Eso nos ha obligado a replantearnos, así como están las cosas en la Asamblea, nuestro podium no es el pleno, nuestro podium está afuera, porque todo lo que le queremos decir al pueblo salvadoreño, como no nos dejan decirnos, lo decimos afuera ante los medios de comunicación. No sirve hablar en el pleno cuando sabemos que la radio y la televisión legislativa deja de transmitir cuando nosotros hablamos, la cámara la ponen para otro lado para no enfocarnos y en el peor de los casos nos quitan la palabra. 

Durante esta legislatura, ¿hay violaciones al Reglamento Interior de la Asamblea?

Sí, claro. Están habiendo atropellos galopantes, como lo que ocurrió cuando votaron la imprescriptibilidad de los delitos.  El presidente de la Asamblea había convocado para el lunes 6, no para el viernes 3 (de septiembre). La presidenta de la comisión (Marcela Pineda) se salta la autoridad del presidente de la Asamblea y convoca de manera extraordinaria y el reglamento no le da facultades. 

La presidenta de la comisión, Marcela Pineda, explicó que había dejado abierta la reunión de la comisión en la sesión anterior.

Sí, una sesión se puede dejar abierta cuando hay convocatoria del presidente, pero el mismo Reglamento dice que cuando hay una fecha fijada por el presidente, en esa fecha se hace la comisión. A nosotros no nos dan derecho de razonar el voto, en muchas ocasiones nos dicen: no pidió a tiempo la palabra. Entonces, verdaderos atropellos contra el parlamentarismo. Por cierto, en la encuesta de la UCA aparece que la población le recrimina a la Asamblea por qué no está discutiendo debidamente los proyectos de ley, porque hay abuso de la dispensa de trámite y aun entre ellos mismos se dice que está suficientemente discutido, pero solamente han discutido ellos. 

El diputado Portillo Cuadra dice que el partido ya no debe luchar, ni cantar en el himno, contra el comunismo, porque ese enemigo ya no existe. Lo de hoy es luchar contra el populismo. Foto/Emerson Flores.

Cuando se instaló esta legislatura, Nuevas Ideas dijo que iban a limpiar la corrupción y las plazas fantasmas. ¿Qué cambios ha observado en ese sentido?

Si hay actos de corrupción, lo primero que tienen que hacer es buscar las instancias correspondientes para que auditen los fondos y deduzcan responsabilidades, para eso está la Corte de Cuentas. Pero lo que nosotros hemos visto es una falta de transparencia en el ejercicio administrativo en la Asamblea. Lo primero que hacen en los primeros 100 días es reservar la información por siete años para no decir cuánto tiene cada diputado, para no decir quiénes son las licitaciones, cuánto están gastando, cuántos empleados tienen, etcétera. Hemos visto todo lo contrario de lo que iban a hacer, han cerrado la información y hay un oscurantismo para no revelar datos presupuestarios de la Asamblea. Pero, aparte de eso, hemos tenido problemas a la hora de enviar contrataciones a la Asamblea, nos han tenido la gente sin firma de contrato, no han querido darles el enrolamiento para que marquen digitalmente. A tal punto que el jefe de recursos humanos, que sigue órdenes directas del presidente de la Asamblea, se ha encargado de bloquear algunas contrataciones que el partido ha hecho. 

En las Asambleas anteriores se les cuestionó a todos los partidos, incluyendo Arena, las contrataciones de parientes...

Precisamente, por eso queremos revelar que todo es transparente con el objeto de no cometer esos errores del pasado. 

El 2 de julio, la Fiscalía inició un proceso de extinción de dominio de la sede del inmueble del Coena y otro en Ahuachapán. ¿Cómo sigue este proceso?

Se ha seguido en violación a las garantías del debido proceso legal. Bastaría citar dos elementos para decirte cómo el poder político del gobierno ha penetrado hasta en las decisiones del órgano judicial. Hace cinco días, la Fiscalía presenta ante un juez el sobreseimiento definitivo contra las tres personas vinculadas a los 10 millones de dólares donados por Taiwán y el juez decide que va haber responsabilidad civil contra estas personas, incluyendo al expresidente Saca. Es decir, ellos son los responsables. Pero, por la misma causa también le extinguen dominio a Arena. Entonces, ¿en qué quedamos? ¿Quién es responsable? ¿El partido, institución jurídica, o estas personas? Porque nadie puede ser condenado dos veces por la misma causa. Segundo ejemplo, cuando intervienen el partido lo hace con un operativo de más de 100 personas armadas con fusiles de asalto, entre la Policía y el Ejército. Si para embargar un inmueble lo que se necesita es llevar el mandamiento de embargo al Centro Nacional de Registro y ahí se embarga. Pero todo lo hacen con un sentido mediático.  

Luego que les quita la sede principal de Arena, ¿dónde se reúne la comisión política y el Coena? Entiendo que usted es parte por ser jefe de fracción.

Nos estamos reuniendo a nivel departamental o municipal en las casas de nuestros afiliados, en el caso del Coena nos estamos reuniendo en las casas de los miembros, no hemos detenido el trabajo político-partidario; es decir, Arena no es cuatro paredes, Arena es mucho más. 

Más de GatoEncerrado

Publicidad