Es falso que la familia de los hermanos Guerrero denunció tarde la desaparición

El ministro de Justicia y Seguridad, Gustavo Villatoro, con el respaldo del gabinete de seguridad aseguró que los retrasos para buscar a los hermanos Karen y Eduardo Guerrero se deben a que la familia denunció tarde la desaparición, lo cual es falso. La familia confirmó a GatoEncerrado, con documentos oficiales, que la denuncia la hicieron casi de inmediato. La madre de los hermanos Guerrero también desmintió al ministro y aseguró que sus hijos no se buscaron la desaparición y que no estaban vinculados con pandillas ni consumían drogas. El fiscal general y el ministro de Seguridad también mintieron sobre la cantidad de personas desaparecidas, ya que los datos oficiales revelan que en lo que va del año ya hay más víctimas que las reportadas en todo 2020.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Por Carmen Valeria Escobar

Por Carmen Valeria Escobar

El ministro de Justicia y Seguridad, Gustavo Villatoro, aseguró durante una entrevista de televisión de canal 10 que los familiares de los hermanos Karen y Eduardo Guerrero Toledo, quienes desaparecieron el 18 de septiembre de este año, acudieron días después a interponer la denuncia de la desaparición. Con eso, el funcionario señaló que si hubo retrasos en el inicio de la investigación y búsqueda de los hermanos, fue porque la familia se tardó en denunciar.

 “La noticia criminis, efectivamente la conocimos a través de redes sociales, pero al día siguiente (19 de septiembre). Responsablemente, como Policía mandamos un tweet pidiendo a los familiares que se acercaran. Al día siguiente (20 de septiembre) de ese tweet, se acercaron a hacer la denuncia”, comentó el ministro Villatoro. 

La sección Ojo De Gato, de GatoEncerrado, verificó las declaraciones hechas por el ministro de Seguridad y encontró que encajan en la definición de Falsas. Esta revista constató, a través de documentos oficiales, que la familia se presentó a las 00:22 a. m., del 19 de septiembre a la delegación de la Policía Nacional Civil (PNC) en Santa Tecla, La Libertad, para denunciar la desaparición de Karen Iveth y Eduardo Guerrero Toledo. Es decir, seis horas después de la desaparición.

El acta de Aviso de Persona Desaparecida, firmada y sellada por la Policía el 19 de septiembre, contiene datos de los hermanos Guerrero, como  las características físicas, la complexión delgada y el tono de piel blanco de ambos. Así como la ropa que utilizaban la noche previo a la desaparición: Karen usaba una chaqueta verde musgo, con botas negras; y Eduardo llevaba tenis negros, con un pantalón celeste y una camisa cuadriculada negra, sobre una camiseta negra. En el caso de Eduardo, el acta menciona detalles como que tenía el cabello rapado por los lados. Según esa misma acta policial, ambos se iban a reunir en Santa Tecla, con destino a la casa de una amiga de Karen. 

El 19 de septiembre, amigos y familiares difundieron en  redes sociales una alerta de desaparición, quienes publicaron una captura de una conversación de WhatsApp con una amiga de Karen. En esta conversación, Karen compartía su ubicación desde Santa Tecla. 

Después de 54 días de desaparecidos, el ministro de Seguridad anunció, durante una conferencia de prensa, que los presuntos responsables de la desaparición de los hermanos Guerrero han sido identificados. Según información de la Fiscalía General de la República (FGR), ambos son miembros de la Mara Salvatrucha. 

 “José Alexander Martínez (el taxista) y Víctor Alejandro Ruiz Mejía es el autor intelectual de este homicidio que empieza con una desaparición”, explicó Villatoro. 

El ministro de Seguridad también afirmó que los hermanos Guerrero estaban vinculados con drogas y pandillas: “Hacemos un llamado como padres a que investiguemos, indaguemos y estemos más atentos al tipo de amistades que tienen nuestros hijos. Desgraciadamente, para este caso sí hay una relación entre las víctimas y los victimarios, también hay una relación entre las drogas”. 

Tras los señalamientos, la madre de los hermanos Guerrero convocó a una conferencia de prensa para desmentir al ministro de Seguridad y señalar que sus hijos no tenían ninguna vinculación con pandillas, ni consumían drogas.

“Frente a las declaraciones del gabinete de seguridad del Gobierno de El Salvador, yo como madre de familia manifiesto que lamento que las autoridades tengan un discurso que victimice y estigmatice a mis hijos. Mis hijos están desaparecidos por el simple hecho de ser jóvenes y ahora son culpables de que hayan desaparecido. Quiero aclarar contundentemente que mi hija Karen Iveth, mi hijo Henry Eduardo Guerrero Toledo no tenían vínculo con pandillas ni ninguna estructura de crimen organizado. Mis hijos no realizaban prácticas ilegales de ningún tipo”, aseguró Dina Iveth Guerrero.

Johana Ramírez, del Servicio Social Pasionista, también mencionó que en el caso no se siguió el Protocolo de Acción Urgente (PAU). Según este Protocolo, el funcionario de la FGR toma la decisión de activar o no el Protocolo de manera inmediata, a más tardar, dentro de seis horas después de haber recibido la petición. También dijo que las autoridades han fallado al hacer valoraciones personales respecto a la desaparición, ya que en el fondo buscan culpar o estereotipar a la víctima. Especialmente en casos que involucran a mujeres. 

Ministro miente sobre cantidad de desapariciones

Durante la conferencia de prensa, en la que fueron presentados los presuntos responsables de la desaparición de los hermanos Guerrero, el ministro de Seguridad también afirmó que los casos de desaparecidos han disminuido si se compara con años anteriores. 

“En el 2017 hubo 1,493 casos de desaparecidos. Entre el 2017 y el 2021 hemos tenido una reducción de más del 60 %”, aseguró Villatoro.

Esta cifra también fue retomada por el fiscal impuesto, Rodolfo Delgado, quien en un programa televisivo aseguró que la reducción puede superar más del 60 %.

“Durante este año se nos han reportado 1,091 personas con aviso de que han desaparecido, la depuración de cada uno de esos casos que hemos recibido hasta la fecha nos permite afirmar que únicamente 500 de esas personas son desapariciones que constituyen delito. El resto son del otro tipo de desapariciones denominadas “voluntarias”, agregó Delgado. Según el fiscal impuesto, estas “desapariciones voluntarias” son aquellas que ocurren cuando las personas migran sin avisar o se van en secreto con amantes. 

Ojo de Gato verificó las declaraciones del ministro de Seguridad y del fiscal y encontró que son Falsas. De acuerdo con los datos de la misma Fiscalía, obtenidos a través de la Oficina de Información y Respuesta, la cantidad de personas reconocidas como víctimas de desaparición entre enero y el 1 de octubre de este año sumaban 998. Eso quiere decir, un aumento de 309 víctimas en comparación con todo 2020, que cerró con 689.

DATO

Víctimas de desaparición

0

Todo 2020

0

Enero - 1 de octubre 2021

Fuente: FGR

Estos datos, además, contrastan con el discurso de los funcionarios del presidente Nayib Bukele, quienes se han encargado de repetir que el Plan Control Territorial ha logrado reducir los homicidios y las desapariciones. 

Foto principal: Redes sociales de amigos y familiares de los hermanos Guerrero.

Más de GatoEncerrado